Hoy es | {{weather.temp_c}}° La Paz, México

{{pub['hom01-1300x120'].empresa}}

Sección: {{setCategory(seccion)}}

{{pub['1260x120'].empresa}}
cayo-la-seido

Foto: Agencia Freelance

Cayó la Seido

Por: Agencia Freelance, {{ dateString(fecha_noticia) }}

Delincuencia

La Paz, México.- Después de alrededor de 12 horas del operativo de captura de sicarios de la delincuencia organizada en una casa de seguridad, localizada en la calle Palma en la colonia Islas, por parte de la Policía Federal Preventiva y la Secretaría de Marina, un grupo de agentes de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra la Salud de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) arribo la noche del pasado 30 de mayo a la ciudad de La Paz, Baja California Sur.

Los federales –según datos recabados por Metrópoli—habrían llegado para recibir y trasladar a los 9 pistoleros detenidos hacia el centro de arraigo de SEIDO en la colonia Doctores de la Ciudad de México, y quienes habrán de rendir su declaración preparatoria sobre su presunta participación en la ola de homicidios de La Paz y Los Cabos.

La casa de seguridad donde fueron capturados los criminales por segundo día consecutivo permanece acordonada, en espera de que el Agente del Ministerio Público de la SEIDO, realice las diligencias correspondientes y coloque el sello de aseguramiento del bien inmueble, ubicado justamente a un costado a la iglesia La Divina Misericordia.

Los delincuentes –según las primeras investigaciones oficiales—son integrantes de una célula criminal que venía operando asesinatos en La Paz y Los Cabos, en medio de una guerra por el control de la plaza del narcomenudeo, y los cuales tenían casas de seguridad en ambas ciudades.

El modus operandis –de acuerdo a sus propias declaraciones—era que perpetraban homicidios en San José del Cabo y Cabo San Lucas, y después de calentar el ambiente en Los Cabos, venían y se escondían en La Paz.

Posteriormente, y después de unos días, salían a matar personas en La Paz, y después se iban y se ocultaban en Los Cabos.

Todo –según su versión—con apoyo logístico de mandos, comandantes y agentes de la Subsecretaría de Seguridad Pública en el Estado y la Procuraduría General de Justicia del Estado, y quienes inclusive pasaban como si nada el filtro de revisión de la colonia Calafia en La Paz.

Los delincuentes enviados desde El Dorado, Sinaloa –de acuerdo a sus testimonios—eran integrantes de una de las células de sicarios que vienen peleando la plaza del narcomenudeo con el grupo antagónico, y a quienes les seguían la pista por la utilización de la camioneta pick up Dodge Ram en cuando menos tres asesinatos.

Hasta este momento, y según el estudio de balística realizado al armamento encontrado en su poder, los detenidos estarían vinculados con los siguientes homicidios en La Paz:

1.- El ex comandante de la Policía Estatal Preventiva, Juan Salvador Díaz Moreno, asesinado el 5 de abril pasado en avenida Luis Donaldo Colosio y Álvarez Rico en la colonia Emiliano Zapata.

2.- El narcomenudista Carlos Antonio Flores “El Buda” o “El Chetón”, ejecutado el 7 de abril en el estacionamiento del supermercado Chedraui de la colonia Santa Fe.

3.- El periodista Max Rodríguez, muerto el 15 de abril pasado en el estacionamiento del supermercado City Club.

Asimismo, los delincuentes también están relacionados en los últimos asesinatos en la colonia Puesta del Sol y Chametla de La Paz.

En el caso de Los Cabos, y según un integrante del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública del Estado, la SEIDO indaga la información recolectada en los teléfonos celulares y computadoras de los criminales capturados, así como las pruebas de balística y todos los datos e información que están proporcionando los 9 detenidos, previamente a su traslado a la Ciudad de México.

La Detención

Como se recordará, los pistoleros fueron detenidos la mañana del pasado 30 de mayo, después de haber atacado a presuntos narcomenudistas en un domicilio particular, localizado en la calle de Tezontle y Ónix en la colonia El Progreso al sur de la de ciudad de La Paz, Baja California Sur.

Los criminales, y en una nueva modalidad de ataque, utilizaron dos bombas molotov que lanzaron dentro de la vivienda de las víctimas.

El primer explosivo de fabricación casera –y según la huella de las explosiones-- pegó en el lado izquierdo a un costado de la puerta principal de acceso, y la segunda, entró por la ventana del lado derecho, iniciando un incendio en la cortina de la casa.

Los agresores atacaron a sus víctimas con rifles de asalto, y huyendo rápidamente del lugar.

Los vecinos –según el reporte que entró alrededor de las 11 de la mañana al C-4—informaron haber escuchado dos explosiones y disparos de arma de fuego, así como haber visto huir del lugar a los tripulantes de un camioneta dorada sin placas Toyota Highlander, y una camioneta negra Dogde Ram, por lo que de inmediato fue activado el código rojo en todas las corporaciones de seguridad de los tres niveles de gobierno.

De tal modo que fue montado un operativo de búsqueda y captura de los agresores, logrando efectivos de la Policía Federal Preventiva, toparse de frente con las camionetas de los sospechosos, cuando circulaban sobre el libramiento Daniel Roldán Zimbrón.

Los federales de inmediato, se regresaron y les marcaron el alto, por lo que el conductores aceleraron el paso de las unidades, iniciándose una peligrosa persecución desde el libramiento, doblando e ingresando por la avenida Francisco J. Mújica, después por la calle Misioneros Combonianos, luego la avenida Toronja, y finalmente por la calle Tuna hasta llegar a la calle Teneriffe, y donde el vehículo dobló a mano izquierda, y después de avanzar casi media cuadra, ingresó a una vivienda particular de dos pisos, color blanca con franjas rojas, con tres cocheras, cubiertas por un portón de lámina oxidada en la calle Palma.

Los tripulantes lograron meter la camioneta a una cochera del lado derecho de la vivienda, después se bajaron corriendo y no tuvieron siquiera tiempo de cerrar la puerta.

Fue así como –según datos entregados por un elemento que participó en el operativo—lograron llegar a la madriguera de los delincuentes, rodeando la casa por la parte frontal, y desplegando elementos por los lados de la vivienda y la parte trasera en la colonia Islas.

Después de tener todo bajo control, las fuerzas de seguridad, solicitaron a los tripulantes de la camioneta entregarse, de lo contrario, advirtieron  que “entrarían por ellos”.

Las fuerzas de seguridad hicieron dos llamados, y cuando se disponían a ingresar al domicilio, observaron que los delincuentes comenzaron a salir uno a uno con las manos en alto.

Fue así que los criminales fueron detenidos.


BCS, Detenidos, SEIDO

Temas relacionados

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

{{n.fecha}}

Comentarios

Las más buscadas

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{pub['hom11-1300x120'].empresa}}