Hoy es | {{weather.temp_c}}° La Paz, México

{{pub['hom01-1300x120'].empresa}}

Sección: {{setCategory(seccion)}}

{{pub['1260x120'].empresa}}
los-crimenes-disfrazados

Foto: Agencia Freelance

Los crímenes disfrazados

Por: Agencia Freelance, {{ dateString(fecha_noticia) }}

Delincuencia

La Paz, México.- La guerra entre células delictivas por el control de la plaza del narcomenudeo en La Paz y Los Cabos, parece estar engendrado un nuevo y creciente fenómeno de crímenes pasionales o venganzas personales, y los cuales son disfrazados por los presuntos autores intelectuales, como si se tratara de asesinatos por ajustes de cuentas entre integrantes de grupos de la delincuencia organizada.

Lo anterior –según un integrante del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública del Estado de Baja California Sur—“parece haber quedado al descubierto”, después del atroz asesinato de la joven Gabriela, localizada muerta alrededor de las 12 de mediodía del pasado 6 de noviembre, en una brecha aledaña al libramiento Santiago Oceguera por el rumbo del nuevo panteón “Perlas del Paraíso” en La Paz, Baja California Sur.

En la escena del crimen, y según las primeras investigaciones oficiales, el cuerpo de la joven mujer, apareció semidesnudo, atado de pies y con una soga en el cuello.

El estado físico de Gabriela –según la necropsia—estableció un embarazo de alrededor de 20 semanas de gestación, y cuyo cuerpo quedó bocabajo en medio del camino de tierra y de los fuertes rayos del sol de un clima de hasta 32 agrados.

El o los criminales de la joven embarazada –según un experto en criminología consultado por Metrópoli—“aparentemente habrían alterado la escena del crimen de tal manera que diera la impresión de que la víctima fue torturada, amordazada y asesinada por integrantes de la delincuencia organizada”.

Sin embargo, las huellas y evidencias recolectadas en la escena del crimen, levantaron dos posibles sospechas:

1.- Un homicidio pasional

2.- Un crimen por venganza

Lo anterior en virtud de que –de acuerdo a las investigaciones oficiales—“la soga utilizada en el atroz crimen de la joven mujer, no corresponde a la textura, grosor y color de las cuerdas que los integrantes de la delincuencia organizada vienen utilizando en otros casos de asesinatos violentos”.

Peor aún, es que en el crimen no fue utilizado ninguna arma de fuego, lo que –según el integrante del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública del Estado-- “desde luego rompe con el patrón de un homicidio perpetrado entre grupos criminales”.

La joven mujer –y de acuerdo a las pesquisas—“aparentemente fue abusada sexualmente, pues la víctima tenía el calzón y el pantalón abajo, y tenía marcas de golpes en el rostro”, lo que indica que “hubo un forcejeo” hasta ser sometida por el o los victimarios.

El común denominador de la mayoría de las mujeres que –según las investigaciones oficiales—fueron privadas de su libertad, amordazadas, torturadas y asesinadas por integrantes de la delincuencia organizada, es que “ninguna fue abusada sexualmente, por lo que estaban completamente vestidas y amordazadas con cinta canela o cinta gris de pies y manos, y tenían un tiro de gracia en la cabeza”.

“Eso está haciendo la diferencia particularmente en este caso”, dijo el miembro del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública.

De hecho, y según datos recabados por este medio de comunicación, un día después del atroz crimen de la joven Gabriela, la mañana de hoy, una persona de sexo masculino en calidad de desconocido, apareció asesinado en la calle Paseo de los Laureles y Paseo de la Palma en la colonia Villas de La Paz.

La víctima vestía short de color negro con granjas verdes fluorescentes y playera gris con blanco, y quien estaba amordazado con cinta gris en las manos y tenía el tiro de gracia en la cabeza.

 

Las muertas

 

En lo que va de 2017, según el recuento de Metrópoli actualizado hasta el 31 de octubre pasado, alrededor de 46 mujeres han sido asesinadas en medio de la guerra entre integrantes de la delincuencia organizada.

De esta cifra, 20 fueron privadas de su libertad, amordazadas, torturadas y ejecutadas, inclusive destazadas y enterradas en fosas clandestinas, y 26 murieron durante ataques armados.

Los crímenes perpetrados en La Paz y Los Cabos, se dividen de la siguiente manera:

 

La Paz

Atacadas a tiros

Privadas de libertad y asesinadas

8

5

Fuente: Investigaciones Metrópoli

 

  Los Cabos

Atacadas a tiros

Privadas de su libertad y asesinadas

18

15

Fuente: Investigaciones Metrópoli

 

El número de asesinatos de mujeres en el estado, y según un análisis de Metrópoli, representa el 9.5% de los 440 crímenes que se consumaron en La Paz y Los Cabos, de enero a octubre de 2017, entre los cuales sobre sale el de la niña Kate Larissa Dimas Cázares de 2 años en La Paz, y el de otra infante de 7 años en Los Cabos.

 


BCS, CrimenesDisfrazados, Guerra, Narcomenudistas

Temas relacionados

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

{{n.fecha}}

Comentarios

Las más buscadas

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{pub['hom11-1300x120'].empresa}}