Hoy es | {{weather.temp_c}}° La Paz, México

{{pub['hom01-1300x120'].empresa}}

Sección: {{setCategory(seccion)}}

{{pub['1260x120'].empresa}}

División y ruptura en Mando Mixto

Por: Agencia Freelance, {{ dateString(fecha_noticia) }}

Investigaciones

La Paz, Baja California Sur.- Desde el pasado 20 de septiembre, el llamado Mando Mixto, navega a la deriva, después de que durante una protesta de agentes de la Policía Estatal Preventiva en contra del entonces comisario Arnulfo González Mireles en el Palacio de Gobierno de Baja California Sur, el comandante de la Policía Municipal de La Paz, Juan Carlos Hernández Wilar fue y se presentó personalmente, y solicitando la atención de los oficiales de la policía paceña, exclamó textualmente: “¡Se acabo el Mando Mixto!”, ordenando dejar solos a los efectivos de la Policía Estatal Preventiva, y retirarse de inmediato de la protesta, porque justificó: “Tenemos la instrucción de seguir trabajando, así es que vamos a cuidar las calles”.

El comentario generó molestia y una serie de reacciones entre los oficiales protestantes, lo que un par de horas más tarde fue aclarado por el entonces subsecretario de Seguridad Pública en el Estado, Ismael Sígala Páez.

¿Se desintegra el Mando Mixto?, preguntaron reporteros, luego de presentarse en la protesta de policías estatales.

--No, no, no, esa fue una instrucción que se malinterpreto, el Mando Mixto, continua y los compañeros se incorporan a las calles, y yo voy a platicar más tarde con ellos.

El modelo policial entró en crisis alrededor de cinco días después –tras el intenso jaloneo entre el Gobierno del Estado y el Gobierno Municipal de La Paz--, cuando agentes de la Policía Municipal de La Paz, solicitaron una reunión de carácter urgente, y donde estuvieron presentes el alcalde Armando Martínez Vega, y el director interino –en ese momento—de la Policía Municipal, Godofredo Contreras Figueroa.

Durante la reunión privada, el 25 de septiembre pasado, los agentes de la Policía Municipal de La Paz, hicieron entrega formal de un documento de dos hojas, exponiendo 10 puntos critico considerados como “graves” que se venían presentando en el llamado Mando Mixto. Son las siguientes:

1.- La completa falta de respeto a los grados jerárquicos de la Policía Municipal de La Paz.

2.- La mayoría de los comandantes están siendo relegados, cumpliendo su servicio en subdelegaciones y delegaciones municipales, y donde no generen “problemas” a la Policía Estatal Preventiva.

3.- Los pocos comandantes que están en operaciones no pueden tomar ninguna decisión respecto de los agentes municipales que fueron integrados al Mando Mixto en los sectores 1, 2 y 3.

4.- Los comandantes y agentes son pisoteados y humillados por mandos de la Policía Estatal Preventiva, porque son cambiados constantemente, como castigo, bajo el argumento de que “no funcionan” o “desacatan ordenes” de mandos corrompidos con el crimen organizado.

5.- La rotación de agentes que viven en subdelegaciones y delegaciones municipales hacia los sectores 1, 2 y 3 de la ciudad de La Paz, y los cuales deben de trasladarse desde la madrugada, porque algunos no tienen ni carro para cumplir la encomienda del Mando Mixto.

6.- El constante acecho y acoso para que los agentes municipales cometan delitos, bajo el pretexto de que la Policía Estatal Preventiva, “mandaba y nosotros únicamente debemos obedecer todas sus ordenes sin hacer ningún tipo de reclamo u observación alguna”.

7.- El bloqueo de la información de personas detenidas en hechos delictivos para que no fueran registradas en la base de la Unidad de Análisis e Inteligencia, conocida como UDAI.

8.- La anulación de la estrategia de reforzamiento de seguridad en operativos de alcohometría, carnaval, semana santa, fiestas tradicionales y filtros de revisión, bajo el argumento de que “no era su trabajo”.

9.- El excesivo abuso de enviar a los policías municipales a cubrir los servicios de vigilancia en casas de servidores públicos, instituciones gubernamentales y el Centro de Internamiento y Tratamiento para Adolecentes (CITA) y el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Los Cabos, entre otros.

10.- La negativa de permitir a los agentes municipales consultar la información de detenidos por ordenes del Mando Mixto.

 

La división

La gota que vino a derramar el vaso de agua fue el asesinato de los tres elementos de las fuerzas de seguridad el pasado dos de diciembre, cuando circulaban a bordo de la patrulla SSP-0001 sobre la calle de Antonio Rosales esquina Paseo Álvaro Obregón, en pleno corazón turístico de la ciudad de La Paz.

Los agentes muertos fueron identificados de la siguiente manera:

1.- Cristian Alberto León Aguilar, agente de la Policía Estatal Preventiva y supervisor de la Policía Turística de La Paz.

2.- Edmundo Vega Martínez, agente de la Policía Estatal Preventiva, recientemente graduado en la Academia Estatal de Policía, y comisionado en la Policía Turística de La Paz.

3.- Juan Pedro Polo Arreola, comandante de la Policía Municipal de La Paz, adscrito al Mando Mixto y comisionado en la Policía Turística de La Paz.

El homicidio del comandante Juan Pedro Polo Arreola, generó una profunda división al interior Mando Mixto, sobre todo porque –según una carta enviada a Metrópoli—“era un hombre públicamente conocido por ser honesto” y “no tenía ninguna conexión con células de la delincuencia organizada”.

El ataque armado, de acuerdo a la versión de los propios agentes policiacos, habría sido dirigido contra el supervisor de la Policía Estatal Preventiva, Cristian Alberto León Aguilar, y donde desafortunadamente murió el comandante de la policía paceña, y un agente recientemente egresado de la Academia Estatal de Policía.

“El único error de nuestro compañero fue haberse subido a esa patrulla”, comentaron, y explicaron que “todos sabemos que subirse en estos momentos a una patrulla con agentes de la Policía Estatal Preventiva, conlleva riesgos porque muchos de ellos, andan mal”.

De tal manera que –tras el asesinado de su compañero—solicitaron la desintegración del Mando Mixto, a fin de que cada quien haga su labor por separado.

“No estamos dispuestos a seguir corriendo riesgos acompañando a algunos agentes que están corrompidos por el crimen organizado”, advirtieron.

De hecho, según datos recabados por este medio de comunicación, la velación y el funeral del comandante Juan Pedro Polo Arreola fue completamente independiente al de los otros dos oficiales caídos.

Tan es así que inclusive, cuando agentes de la Policía Estatal Preventiva, llegaron al funeral del comandante de la Policía Municipal de La Paz, fueron responsabilizados directamente de la muerte de Juan Pedro Polo Arreola.

¡Por su culpa lo mataron!”, gritaban algunos oficiales municipales en el panteón “Perlas del Paraíso”, mientras otros reclamaban su “descaro” de presentarse al evento fúnebre.

 

La ruptura

Desde la noche del 5 de diciembre, y según datos recabados por Metrópoli, los agentes de la Policía Estatal Preventiva, comenzaron a recoger sus pertenencias y dejar las delegaciones donde venía operando el Mando Mixto, derivado de los reclamos de los policías municipales por la muerte del comandante Juan Pedro Polo Arreola.

A partir de la mañana de hoy, tras terminar una reunión entre mandos de la Policía Municipal de La Paz y la Policía Estatal Preventiva en la Subsecretaría de Seguridad Pública en el Estado, habría terminado por resolverse lo siguiente:

1.- La Policía Municipal de La Paz a cargo del capitán de la Secretaría de Marina, Eladio Amaya Muñiz, retomara el esquema operacional de seguridad pública municipal, tomando sectores, subdelegaciones y delegación como parte de su responsabilidad en las labores de vigilancia.

2.- La Policía Estatal Preventiva a cargo del capitán de la Secretaría de Marina, Víctor Beltrán Peña, devolverá las unidades de la policía paceña y retomara el viejo esquema de vigilancia por separado y en coordinación con la Armada de México.

Lo anterior fue hecho del conocimiento de agentes y comandantes de la Policía Municipal de La Paz, sin embargo, el primero en salir a negar la disolución del Mando Mixto fue el secretario general del XV Ayuntamiento de La Paz, Juan Carlos Bareño González, y quien textualmente expuso:

“Es una información errónea, el Mando Mixto continua, al contrario, el gobierno del estado, nos acaba de apoyar con 15 patrullas en comodato para poder tener más elementos en la calle”.

Hasta este momento, oficialmente, no se ha dicho nada al respecto.  

 


BCS, MandoMixto, PEP, PoliciaLaPaz

Temas relacionados

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

{{n.fecha}}

Comentarios

Las más buscadas

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{pub['hom11-1300x120'].empresa}}