Hoy es | {{weather.temp_c}}° La Paz, México

{{pub['hom01-1300x120'].empresa}}

Sección: {{setCategory(seccion)}}

{{pub['1260x120'].empresa}}

La homicida culposa

Por: Agencia Freelance, {{ dateString(fecha_noticia) }}

Investigaciones

Ciudad Constitución, México.- Cuando la tarde del pasado dos de enero, María de los Ángeles Pérpuli Verdugo, perdió el control del volante de su camioneta y fue y se estrelló contra un automóvil Ford Mustang, según el peritaje de la Policía Federal Preventiva, la conductora de la camioneta pick up Nissan Titan, venía distraída en su teléfono celular.

El vehículo de las víctimas se encontraba estacionado a un costado del carril derecho de la cinta asfáltica en el kilómetro 144 de la carretera federal, viniendo de La Paz a Ciudad Constitución, después de que el conductor Roberto Carlos Heredia Flores, y su esposa, Karla Geraldo Magdon, decidieron pararse a rezar en el punto conocido como la virgencita, acompañados de su sobrina, María Isabel, de 11 años, y su hijo, Roberto Carlos, de 6.

Los cuatro integrantes de la familia, de acuerdo a datos recabados por Metrópoli, estaban todavía dentro de su automóvil sedán, cuando sintieron un golpe brutal en la parte trasera del vehículo, sacudiéndose fuertemente y alcanzando a observar como una camioneta gris Nissan Titan, pasaba del lado izquierdo de manera veloz y giraba violentamente hasta quedar casi de frente al carro de las víctimas que estaban acomodadas en el interior de la siguiente manera:

1.- Carlos Roberto Heredia Flores, padre, en lado del piloto.

2.- Karla Geraldo Magdon, madre, en lado del copiloto.

3.- Roberto Carlos, hijo, de 6 años, asiento trasero en lado del piloto.

4.- María Isabel, sobrina, de 11 años, asiento trasero en lado del copiloto.

Después del trágico impacto, el padre y la madre bajaron como pudieron del automóvil, sacando a su hijo de seis años completamente fracturado de ambas piernas y con golpes contusos internos en todo el cuerpo y el rostro, falleciendo cuando estaba acostado boca abajo en el piso, esperando la llegda de la ambulancia.

La sobrina de la pareja, yacía del lado izquierdo con fuertes golpes en la cabeza y ensangrentada, por lo que quedó muerta de manera instantánea dentro del automóvil que venía procedente de Los Cabos.

 

El hipótesis del accidente

La presunta responsable del trágico accidente, es indudablemente, la conductora de la camioneta Nissan Titan, María de los Ángeles Pérpuli Verdugo.

Lo anterior, según el resultado del dictamen de la Policía Federal Preventiva, y el cual –de acuerdo a la hipótesis de las huellas, evidencias y testimonios recolectados en el lugar del accidente—habría ocurrido de la siguiente manera:

Vehículo 1 (Camioneta Nissan Titan) viajaba a exceso de velocidad, cuando la conductora se distrajo al tomar el teléfono celular, por lo que la unidad comienza a salirse de la línea recta, inclinándose al lado izquierdo hasta golpear bruscamente en la parte trasera al vehículo que estaba estacionado. Al golpear, la camioneta pick up gira brutalmente, hasta casi 360 grados y termina por pararse de frente a la unidad impactada.

Vehículo 2 (Automóvil Ford Mustang) se encuentra estacionado a un costado del carril del lado derecho en sentido contrario, es decir, el frente de la unidad apuntando hacia Ciudad Constitución, y de espalda, hacia La Paz, por lo que al estar mal parqueada a la orilla de la carretera fue alcanzada por la conductora que perdió el control del volante.

Los infantes, Roberto Carlos, de 6 años, y María Isabel, de 11 años, perdiendo la vida casi de manera instantánea en el lugar del accidente, mientras el padre del niño fue trasladado al hospital general “Juan María de Salvatierra”, y la presunta responsable, María de los Ángeles Pérpuli Verdugo fue enviada a la clínica del ISSSTE de la ciudad de La Paz, y donde recibía atención médica.

La Policía Federal Preventiva –y tras el accidente—levantó el peritaje correspondiente y dejo el caso en manos del Agente del Ministerio Público del Fuero Común de la Procuraduría General del Estado de Baja California Sur por el delito de homicidio culposo.

 

La polémica

Un día después del trágico accidente, la tía de los niños fallecidos, Lupita Magdon, publicó una fotografía de la presunta responsable, y textualmente expuso en su cuenta de Facebook:

“…Por favor amigos ayúdenme a compartir a esta maldita mujer MARIA DE LOS ANGELES PERPULI (…) VERDUGO que nos desgracia la vida a todos(,) ella fue la responsable de la muerte de dos niños en un accidente automovilístico en el tramo de ciudad constitución (-) la paz al chocar  mis primos por la parte de atrás y dejando sin vida a su bebe de tan solo seis años y a su tía de 11, por ir de estúpida con el celular se distrajo y nos arrebato la vida  toda la familia al llevarse a los angelitos(,) ella esta en libertad el mismo federal que estaba en el accidente se la llevo y no la detuvieron por influencia política. Ayúdenme por favor a que pague por todo el daño que nos hizo que el peso de la ley caiga sobre ella…”.  

La presunta responsable –y según datos recabados por Metrópoli—no pudo ser detenida, en virtud de la gravedad de sus lesiones por lo que tuvo que ser internada en la clínica del ISSSTE, y donde el Agente del Ministerio Público del Fuero Común, estaría a la espera de su recuperación para poder tomar su declaración sobre el trágico accidente.

La responsable del trágico accidente es una comerciante de abarrotes conocida como Geny e integrante del clan familiar Pérpuli Verdugo, originario de Comondú, y cuyos hermanos son Nicolás, Bernabé, Aleida Margarita y Consuelo.

Oficialmente, ni la Policía Federal Preventiva ni la Procuraduría General de Justicia del Estado, han salido hablar del trágico accidente y de la situación legal de la presunta responsable, lo que viene abonando a la desinformación y rumores.

Lo que sí –según un abogado consultado por este medio de comunicación—y gracias a las bondades del Nuevo Sistema de Justicia Penal, la inculpada podría enfrentar el proceso penal en libertad, toda vez que el delito cometido no amerita la prisión preventiva de manera inmediata.

Lo anterior –de acuerdo al litigante—porque el Nuevo Sistema de Justicia Penal, establece en el caso del delito de homicidio culposo por accidente automovilístico, “nunca se comete con la intención de matar a alguien”, por lo que el responsable, no puede ser detenido y encarcelado, cuando menos durante el proceso penal, hasta en tanto, no sea decretada la sentencia por el Juez de la causa.

 


accidente, BCS, Comondu, Culposa, homicidio

Temas relacionados

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

{{n.fecha}}

Comentarios

Las más buscadas

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{pub['hom11-1300x120'].empresa}}