Hoy es | {{weather.temp_c}}° La Paz, México

{{pub['hom01-1300x120'].empresa}}

Sección: {{setCategory(seccion)}}

{{pub['1260x120'].empresa}}
panico-en-los-cabos

Foto: Cortesia

Pánico en Los Cabos

Por: Agencia Freelance, {{ dateString(fecha_noticia) }}

Local-loscabos

San José del Cabo, México.- Cuando alrededor de las 8 de la mañana, un grupo armado atacó a tres personas en el emblemático mirador de Costa Azul en pleno corazón del corredor del destino turístico de Los Cabos --según los testigos—“estaban dos camiones repletos de turistas extranjeros que habían descendido y estaban contemplando tranquilamente el amanecer desde la principal vista panorámica de San José del Cabo”.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur, recibió el reporte de detonaciones de armas de fuego casi diez minutos después de los sucesos, localizando a dos personas muertas afuera de un automóvil de color oro, Altima Nissan, modelo 2000, estacionado en la parte final del estacionamiento.

El ataque armado –de acuerdo a la versión de testigos—provocó momentos críticos de pánico y terror entre los visitantes, y quienes lo único que pudieron hacer en ese momento fue correr rápidamente a esconderse dentro y detrás de las unidades de transporte, luego de escuchar las primeras detonaciones de arma de fuego.

Mientras el alcalde de Los Cabos, Arturo de la Rosa Escalante, andaba de paseo familiar en Guadalajara, y delegó la responsabilidad de la seguridad al secretario general del XII Ayuntamiento, Luis Alberto González Rivera, los extranjeros fueron testigos de una de las escenas más crudas de la guerra que libran los grupos criminales en este destino turístico, después de presenciar cómo víctimas corrían para tratar de salvar su vida, y los pistoleros, perseguían y atacaban con armas a sus principales objetivos.

De manera paralela, y según datos recabados por Metrópoli, algunos extranjeros–sobre todo surfistas—que se encontraban en el complejo de “Querencia Beach”, y los hoteles “Cabo Surf” y “Las Olas Condominiums”, así como el restaurante “Zipper´s”, escucharon los disparos, y tras voltear a ver lo que ocurría, observaron horrorizados, cuando una de las víctimas, y durante su huida, caía al precipicio y golpeaba entre las rocas.

Los turistas que corrían y hacían ejercicio justamente en la playa de Costa Azul, solo atinaron acercarse a la victima vestida de negro que yacía entre la arena de ese emblemático lugar, conocido internacionalmente por ser el principal punto de encuentro de miles de turistas y amantes del surfing.

Los muertos fueron identificados como Juan Carlos García Soto, de 23 años, originario, de Guamúchil, Sinaloa, y Jorge Luis de la Vega de la Peña, de 27 años, originario de La Paz.

El Ataque

Las víctimas del mirador de Costa Azul –según las primeras investigaciones—eran células delictivas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), y las cuales habrían sido emboscadas por sus rivales del Cártel de Sinaloa (CDS).

Todo empezó cuando –de acuerdo a las investigaciones—el conductor del vehículo Nissan Altima, habría recibido una llamada para surtir de droga a un supuesto vicioso, por lo que acordaron verse en el mirador de Costa Azul.

El delincuente de 23 años, y originario de Guamúchil, Sinaloa, arribo al lugar acompañado de dos personas más, y los cuales estuvieron esperando al presunto cliente, consumiendo incluso algunas cervezas.

Sin embargo, el supuesto comprador resultó ser un grupo armado que –según las investigaciones—“tendió una trampa al vendedor de droga, con el objetivo de matarlo”.

De tal manera que cuando los sicarios arribaron, se bajaron y comenzaron a disparar contra los tres ocupantes del vehículo.

Según la escena del crimen, la primera victima identificada como Juan Carlos García, quedó tendida en el piso justamente en el lado de la puerta del chofer, y las otras dos alcanzaron a correr.

No obstante, y de acuerdo a testigos y la propia confirmación de la PGJE, la segunda victima de nombre Jorge Luis de la Peña Vega, falleció, cuando en un afán de protegerse y salvar su vida, resbaló y cayó al voladero, golpeando contra las rocas, y quedando tirado en la arena.

La tercer víctima resultó herida, y la cual fue trasladada al hospital general de San José del Cabo.

Más Tiroteos

Cuando la PGJE, estaba terminando de levantar los últimos indicios en Costa Azul, un nuevo tiroteo fue reportado alrededor de las 2:40 horas en la colonia residencial Villa Bonita en San José del Cabo, a espaldas de una estación de gasolina de Pemex.

Los testigos señalaron que la agresión había sido de "carro a carro", por lo que cuando las fuerzas de seguridad, arribaron no encontraron a nadie, pero se reportó vía radio que dos mujeres de nombre Martha y Sarahí habían ingresado heridas por disparo de arma de fuego en hospital “H”, localizado sobre el corredor turístico de San José del Cabo a Cabo San Lucas.

Las víctimas según testigos fueron transportadas a bordo de un automóvil color negro Honda Civil, y cuyo conductor únicamente bajó a las lesionadas y se marchó.

La unidad fue abandonada sobre la calle Barlovento en la colonia El Rosarito, y la cual estaba ponchada y tenía algunos impactos de bala en la carrocería.

Una hora y 20 minutos más tarde, un nuevo ataque fue reportado, cuando –según la PGJE—tuvo conocimiento de que en la calle Costa Azul entre Vinoramas y Asunción en la colonia San Bernabé, dos personas más habían sido asesinadas.

Durante el ataque –de acuerdo a testigos—se escucharon alrededor de 20 detonaciones, y cuando terminaron los disparos, observaron a una persona muerta en medio de la calle Costa Azul.

Asimismo, observaron que familiares de una de las víctimas, recogían a un familiar que iba herido de gravedad, y se lo llevaron a su casa, ubicada a escasos metros de la escena del crimen, y donde falleció a causa de las heridas.

Sin embargo, cuando la PGJE, llegó y acordonó la zona, quiso entrar a la vivienda de los familiares de la segunda victima, y los cuales no permitieron el acceso, y se negaron a entregar el cuerpo sin vida.

Entonces vino una discuación titánica entre familiares y autoridades, la que tardó alrededor de cinco horas hasta que finalmente entregaron el cuerpo de una persona de sexo masculino, de 25 años, y originario del estado de Guerrero. 

Las víctimas fueron identificados con el apodo de "El Guero" y "El Jiripas", el primero un joven de 18 años, originario de San José del Cabo, y el segundo, un joven, de 25 años y originario del estado de Guerrero, respectivamente.

Los dos --según las primeras investigaciones oficiales-- eran células criminales del CJNG.

Las cuatro personas asesinadas en la jornada violenta del pasado 19 de febrero --según un integrante del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública del Estado-- estaría vinculadas al CJNG, lo que es tomado como una respuesta del CDS sobre homicidios en San José del Cabo, y el cual está dividido entre los grupos delictivos de "Los Dámaso" y "Los Hijos del Chapo".

 


LosCabos, LosDamaso, LosGuzman, violencia

Temas relacionados

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

{{n.fecha}}

Comentarios

Las más buscadas

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{pub['hom11-1300x120'].empresa}}