Hoy es | {{weather.temp_c}}° La Paz, México

{{pub['hom01-1300x120'].empresa}}

Sección: {{setCategory(seccion)}}

{{pub['1260x120'].empresa}}
el-vergonzoso-triunfo-del-pri

Foto: Agencia Freelance

El vergonzoso triunfo del PRI

Por: Agencia Freelance, {{ dateString(fecha_noticia) }}

Nacional

Toluca, Estado de México.- La noche del pasado 4 de junio, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), obtuvo a través de la poderosa maquinaría del hambre, la abstención, la ignorancia y la corrupción, lo que casi parecía imposible, ganar la elección del estado con el mayor número de electores en toda la república mexicana, pero perdiendo socialmente lo que restaba de su reputación.

Los invitados que fueron convocados personalmente y a través de las redes sociales para la celebración en la sede del PRI en la ciudad de Toluca, nunca llegaron.

¿Dónde está la militancia del PRI?, preguntaba la conductora que habían contratado para animar la gran fiesta priísta, y donde había comida y bebida gratis, decenas de meseros listos para entrar en acción y 7 grupos musicales desde el género de mariachi hasta el reguetón.

Después de las 11 de la noche, la exuberante conductora hablaba y hablaba por el micrófono y hasta bailaba y se sacudía para intentar levantar el ánimo, pero los escasos militantes presentes, no sabían ni qué celebrar.

Los más beneficiados con la comida fue una grupo de personas centroamericanas que pasaba por el lugar, y se coló en la fiesta, sentándose para cenar y beber hasta el hartazgo.

La noche de las garnachas, pambazos y tacos dorados fue también la noche de desesperados mensajes vía Whatsapp entre la clase política priísta que hartamente preocupados se repartían entre sí los resultados del Programa de Resultados Preliminares, y donde no dejaba de aparecer la candidata de MORENA, Delfina Gómez, como puntera en las preferencias ciudadanas.

“¡No puede ser!”, transcribían los mensajes entre unos y otros, mientras que el Instituto Estatal Electoral del Estado de México, trataba de regresar la calma a la clase política priísta, dando a conocer anticipadamente el resultado de un conteo rápido, completamente contradictorio a lo que se podía ver en el Programa de Resultados Preliminares.

A diferencia de lo que estaba pasando esa noche en la sede, 6 años atrás, ese mismo lugar era un hervidero de miles de personas celebrando la victoria del todavía gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.

Sin embargo, cada vez que la conductora o los músicos callaban, el silencio era espeso, sobre todo por ser una clase política, acostumbrada a arrollar en las elecciones, y ahora pareciera haber ganado de panzazo o con la ayuda del árbitro electoral.

La victoria del PRI, esta vez, es tan falsa que hasta el slogan de la campaña del candidato Alfredo del Mazo, “fuerte y con todo”, suena bastante cómico.

Una vez que el Instituto Estatal Electoral del Estado de México, salió a dar el resultado del conteo rápido, y ya preparado el escenario político, el candidato a la gubernatura del PRI, Alfredo del Mazo, llegó acompañado de su padre, Alfredo del Mazo González, quien fuera gobernador de 1981 a 1986, y quien a su vez, es hijo de otro exgobernador Alfredo del Mazo Vélez, y quien ejerció el cargo de 1945 a 1951.

Así, y en esas condiciones, Del Mazo subió al escenario alrededor de las 11:20 de la noche, y se declaró ganador, “tal y como señalan los datos oficiales”, y dedicó los primeros minutos a largos abrazos y besos a su mujer que estaba en el templete:

Mi gobierno será un gobierno de inclusión. Es momento de trabajar por el Estado de México, por la unidad, por los que nos han respaldado, y por los que no, todos debemos ser escuchados”, citó.

Oficialmente, el candidato del PRI, Alfredo del Mazo, aparecía abajo en el Programa de Resultados Preliminares, pero basado en el conteo rápido del Instituto Estatal Electoral, se declaró oficialmente ganador, pensando quizá en que la maquinaria priista operaría en la madrugada, y al amanecer, estaría a la cabeza de las preferencias electorales. Y así fue.

En la sede del PRI, y desde la avenida que lleva el nombre de su padre, la dinastía familiar Del Mazo, prácticamente estaba regresando al poder.

El cachorro del Grupo Atlacomulco, y donde el PRI, por primera vez perdió la hegemonía, dijo que su campaña siempre fue “propositiva”, agradeciendo a la clase política priísta haber salido a “defender” el voto.

Después del discurso, los pocos asistentes celebraban con comida, bebidas y música, los beneficios que dejó la fiesta de la democracia en el Estado de México.


AlfredodelMazo, DelfinaGomez, EstadodeMexico, PRI

Temas relacionados

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

{{n.fecha}}

Comentarios

Las más buscadas

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{pub['hom11-1300x120'].empresa}}