Hoy es | {{weather.temp_c}}° La Paz, México

{{pub['hom01-1300x120'].empresa}}

Sección: Opiniones

{{pub['1260x120'].empresa}}

Tectónica Activa

Por: Roberto Ortega Ruíz, {{ dateString(fecha_noticia) }}

{{setCategory(seccion)}}

Roberto Ortega Ruíz

Roberto Ortega Ruíz

Egresado de la Universidad Autónoma Nacional de México (UNAM), es doctor en Geofisica, investigador en... Leer más

Acueducto El Carrizal- La Paz

Ahora que se inauguró oficialmente la obra hidráulica El Carrizal – La Paz, cabe reflexionar sobre este tipo de infraestructura en nuestra entidad.

Si bien, anuncian que se va a dotar de agua a nuestra ciudad, la verdadera pregunta es saber de dónde realmente se está sacando y no a dónde se está entregando.

El acuífero de El Carrizal (0322) limita con el acuífero de la zona de la ciudad de La Paz.

La zona de El Carrizal, es una zona agrícola que a pesar de sus múltiples problemas ha podido mantener su producción de varias formas desde sus sistemas obsoletos hasta hortalizas orgánicas muy bien pensadas.

La única recarga viene de las zonas altas, sobre todo de la Sierra La Laguna. Perforar pozos es una buena solución, siempre y cuando se haga inteligentemente, y es a la CONAGUA a quién le corresponde gestionar los permisos y administrar los recursos.

La CONAGUA debe de conocer el status del acuífero y calcular correctamente la disponibilidad de agua.

Pero el caso del acuífero de El Carrizal, es un gran misterio. Hace poco se dio a conocer la existencia de un proyecto para el estudio del acuífero de La Paz a cargo del Instituto Tecnológico de Monterrey, el cual obtuvo fondos de la Unión Europea en su programa de Gestión de Zonas Costeras y Cuencas en el contexto de Cambio Climático en Latinoamérica y el Caribe, “Water Clima Lac”.

Los resultados son desastrosos, no pudieron dar información nueva. Justamente el día que organizarían un taller, tuvimos el Huracán Newton, y se canceló. Al parecer, se realizó otro día, pero no hubo conocimiento al público. Al preguntar sobre los logros, no ha habido ningún dato concreto.

En cambio, existen varias asociaciones civiles (ACORABCS A.C.) y ONGs que con pocos recursos están investigando sobre la cantidad y disponibilidad de agua de nuestra ciudad. Se trata de ingenieros y gestores que desean hacer su parte en esta ciudad, y han hecho una labor muy buena presionando al gobierno federal. Como consecuencia, la Comisión Estatal del Agua (CEA) de Baja California Sur, ha iniciado estudios para la construcción de dos presas, pero ha sido poco divulgado, el mismo grupo de ACORABCS, no conoce este proyecto.

El problema radica en el hermetismo de las instituciones gubernamentales, ni siquiera las asociaciones civiles, conocen del trabajo del gobierno.

La cantidad de agua que están alumbrando los pozos de El Carrizal, es muy poca, salvo excepciones muy claras de dos pozos. En concreto, el agua del acuífero de El Carrizal, se está acabando.

Los sedimentos arcillosos y el nulo conocimiento de las instituciones que tratan de hacer los estudios, amplifican el problema.

Las autoridades pactan con los grupos que se ven beneficiados en conseguir los contratos de la infraestructura hidráulica. La CONAGUA y la CEA, tienen un comité técnico consultivo que aparentemente revisa el avance de los estudios, pero se pierden en asuntos que no tienen importancia, como es el conocer el tipo de roca, o la permeabilidad del subsuelo. La pregunta principal es saber sí se conocen el balance real del acuífero e investigan la razón porque la que el caudal de los pozos ha bajado en tan pocos años.

Si nuestras instituciones científicas locales (CICIMAR, CIBNOR, CICESE, UABCS etc.), que conocen muy bien la situación geohidrológica no están invitadas a participar en la solución de esta problemática, y además se continúa la práctica de hermetismo del gobierno, en un lapso de 10 años, tendremos un serio problema de abasto en toda la región. 

Los estudios geofísicos se realizaron en 1971, y siguen siendo los mismos que publican en su versión de 2009.

Es completamente inaceptable que no se actualicen los estudios.

La profundidad piezométrica sigue cayendo a un ritmo acelerado, la calidad del agua rebasa los sólidos disueltos totales de las normas mexicanas NOM-127-SSA1-1994, y las autoridades en todos sus niveles, siguen demostrando incompetencia.

El Tecnológico de Monterrey en su página de logros, solo muestra que han venido a dar cursos de geohidrología, lo cual no considero necesario, porque el Departamento de Geología de la UABCS, es muy competente, en cambio no han dado resultados concretos. Las autoridades no entregan números claros, y al hacer un cálculo menor sobre el caudal que tienen programado al abastecer 350 litros por segundo con la razón de abatimiento que antes de que existan esos pozos, simplemente el resultado esperado, es de terror.

Los únicos sectores que están tomando cartas en el asunto son las organizaciones sociales y desde luego el científico.


Otros temas de Opinión

Otras Noticias

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

{{n.fecha}}

Comentarios

Más sobre el Autor

{{n.titulo}}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor.nombre}} | {{n.fecha}}

{{pub['hom11-1300x120'].empresa}}