Hoy es | {{weather.temp_c}}° La Paz, México

{{pub['hom01-1300x120'].empresa}}

Sección: Opiniones

{{pub['1260x120'].empresa}}

A Tiro de Piedra

Por: Gabriel Camacho Garrido, {{ dateString(fecha_noticia) }}

{{setCategory(seccion)}}

Gabriel Camacho Garrido

Gabriel Camacho Garrido

Conduce el noticiero Formula Noticias La Paz, de la primera cadena del grupo Radiofórmula y es titular en el... Leer más

Por unos simples dólares

En medio de una importante discusión sobre el alza a las tarifas del transporte, me llegó esta denuncia ciudadana, con la que queda demostrado lo expuesto y fuera de control en la que se encuentra la ciudadanía frente al servicio de transporte público.

Esta denuncia, es la voz de una persona que se convirtió en columna.

Este jueves dos de febrero en Cabo San Lucas, en la estación de gasolina #Aguajitos, un taxista con el número económico NA-069 del sitio “Atardecer”, llegó a cargar gasolina, pero su actitud fue altanera, se estacionó arbitrariamente en doble fila, y en sentido contrario.

Sacó la bomba, y empezó a surtirse el mismo, lo que provocó el reclamo de los propios trabajadores, así como de los consumidores, pero esto no evitó que el chofer desplegará poder y altanería, justificando que esa bomba estaba asignada a los taxis, cosa violatoria completamente al servicio.

Al verse acorralado llamó a tres de sus compañeros, y ya armados de valor, comenzaron a  humillar a una consumidora; ella tuvo comunicación con un servidor, era tal su coraje, su enojo y su impotencia que reavivó una pregunta: ¿quiénes son los qué están detrás del volante en el transporte público?

Lo cierto es que está actitud puso en riesgo a los consumidores, puso en riesgo a los trabajadores, a los peatones y automovilistas que pasaban por allí; su urgencia por imponer ley, por dejar en claro quién manda; la seguridad de todos pasó a segundo plano por el simple capricho desaforado para imponer sus deseos, “sus deseos” ó los deseos de un grupo.

¿Esta actitud refleja la de todo un gremio? ¿Esta actitud refleja la inacción, omisión, miedo ó complicidad de la autoridad?; no lo sé a ciencia cierta, pero lo cierto, es que  está actitud refleja la posición en la que se encuentra la sociedad, hemos sido arrinconados, somos rehenes de la voluntad de unos cuantos.

Si un simple chofer de taxi, se siente intocable, capaz de pasar por encima de la gente de a pie, sin respetar simples normas viales y reglamentos, ¿qué se puede esperar del gremio en general? ¿qué se puede esperar de los dueños de las concesiones? Y ¿qué pueden esperar los transeúntes que no tienen la culpa de la pésima calidad del servicio del transporte público tanto en La Paz como en Los Cabos? ¿Qué se puede esperar de las negociaciones que se llevan a cabo en La Paz y en Los Cabos para subir las tarifas?

Lo irónico es que el transporte es de carácter público concesionado, pero parece que es de unos cuantos, recientemente se encendió un discurso de unidad, hoy veo nuestra bandera tricolor, y cada vez me siento más orgulloso de ser mexicano, pero cuando me comunican estas actitudes, como la del chofer de taxi, pienso que quizá Donald Trump se dio cuenta que no estamos tan unidos, y que con unos simples dólares, pueden más que nuestra patria entera.


Otros temas de Opinión

Otras Noticias

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

{{n.fecha}}

Comentarios

Más sobre el Autor

{{n.titulo}}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor.nombre}} | {{n.fecha}}

{{pub['hom11-1300x120'].empresa}}