Hoy es | {{weather.temp_c}}° La Paz, México

{{pub['hom01-1300x120'].empresa}}

Sección: {{setCategory(seccion)}}

{{pub['1260x120'].empresa}}

Polémica remodelación del malecón

Por: Agencia Freelance, {{ dateString(fecha_noticia) }}

Reportajes

La Paz, México.- El 29 de octubre de 2015, el secretario –en aquel entonces-- de Turismo en México, Enrique Octavio de la Madrid Cordero, y el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, firmaron una modificación al convenio original de coordinación para el otorgamiento de un subsidio en materia de desarrollo turístico, y donde estuvieron presentes los siguientes servidores públicos.

Por el gobierno federal:

1.- Carlos Manuel Joaquín González, subsecretario de Innovación y Desarrollo Turístico de la Secretaría de Turismo.

2.- Juan de la Luz Enríquez Kanfachi, director general de Desarrollo Regonal y Fomento Turístico de la Secretaría de Turismo.

 

Por el gobierno del estado:

1.- Álvaro de la Peña Angulo, secretario general de gobierno.

2.- Isidro Jordán Monroy, secretario de finanzas.

3.-José Luis Escalera Morfín, secretorio de Planeación Urbana, Infraestructura y Transporte.

4.- Luis Genaro Ruíz Hernández, secretario de turismo.

5.- Sonia Murillo Manríquez, contralora general.

 

El convenio –según una copia obtenida por Metrópoli—autorizaba un subsidio de parte del gobierno federal de 8 millones 850 mil pesos que serían distribuidos de la siguiente manera:

 

Número

Tipo de Proyecto

Nombre del Proyecto

Subsidio Autorizado

1

Equipamiento turístico

Programa de señalización integral para Baja California Sur

$3,000,000.00

2

Asistencia técnica y servicio relacionado al proyecto.

Proyecto ciclo ruta y andador de playa en San José del Cabo

$1,600,000.00

3

Asistencia técnica y servicio relacionado al proyecto.

Proyecto de embellecimiento de malecón costero de La Paz

$1,600,000.00

4

Asistencia técnica y servicio relacionado al proyecto.

Proyecto del Centro de Atención Integral del Turista

$850,000.00

5

Asistencia técnica y servicio relacionado al proyecto.

Proyecto de rehabilitación de la imagen urbana, equipamiento y fachadas de Santa Rosalía

$1,000,000.00

6

Asistencia técnica y servicio relacionado al proyecto.

Rehabilitación y área de servicio de embarcadero en Puerto Adolfo López Mateos

$800,000.00

 

 

Importe total

$8,850,000.00

  Fuente: Sectur

 

Originalmente, y según el escrito, el convenio contemplaba únicamente el ejercicio de 3 millones de pesos por concepto del Programa de Señalización Integral del Estado, por lo que el secretario de Turismo, Luis Genaro Ruíz Hernández, solicitó realizar una modificación e incluir otros cinco proyectos más que fueron aprobados por el Comité Dictaminador del Programa para el Desarrollo Regional Turístico Sustentable y el Programa Especial Concurrente, lo que llevaría a modificar el convenio inicialmente validado.

La aportación estatal –de acuerdo al tratado—fue de la siguiente manera:

1.- 200 mil pesos en el proyecto de ciclo ruta y andador de playa en San José del Cabo. 2.-100 mil pesos en el proyecto de embellecimiento del malecón costero de La Paz.

3.- 50 mil pesos en el proyecto del Centro de Atención Integral al Turista.

4.- 100 mil pesos en el proyecto de la rehabilitación de imagen urbana, equipamiento y fachadas de Santa Rosalía.

5.- 50 mil pesos en el proyecto de la rehabilitación y área de servicios de embarcadero en Puerto Adolfo López Mateos.

 

La polémica

 A dos años de distancia de la firma del convenio, y a punto de terminar la obra de embellecimiento del malecón costero de La Paz,  el pasado primero de diciembre, estalló la polémica, cuando empezó a circular un set de fotografías que pusieron en evidencia la calidad del piso en la millonaria obra pública en la zona dorada de La Paz.

Las primeras cuatro fotografías tomadas por transeúntes –según gráficas que hicieron llegar a todos los medios de comunicación, incluido Metrópoli—daban cuenta de dos tipos de daño en el suelo que se viene construyendo actualmente en la principal zona turística de la ciudad.

El primer tramo registraba cuarteaduras (frente al restaurante Applebee’s) en un radio de aproximadamente 60 metros lineales en el trecho de la calle Nicolás Bravo a la Melchor Ocampo sobre Paseo Álvaro Obregón.

El segundo tiro presentaba onduladuras (frente al Parque Cuauhtémoc) en un espacio de 70 metros lineales en el tramo de la calle Nicolás Bravo y Antonio Rosales sobre Paseo Alvaro Obregón.

Los tramos dañados -y según datos recabados por este medio de comunicación-- habrían sido construidos por el Grupo Desarrollo Corporativo Peninsular, S.A de C.V, mejor conocido como Decope, propiedad del empresario inmobiliario, Carlos Estrada Talamantes.

La versión oficial

La ventilación del caso se convirtió en un tema viral durante el fin de semana, por lo que el secretario de Planeación Urbana, Infraestructura y Transporte (Sepui) del gobierno del estado de Baja California Sur, José Luis Escalera Morfín, no tuvo más remedio que salir hablar sobre la polémica remodelación.

Durante una entrevista en exclusiva con Metrópoli, el funcionario de entrada explicó que los daños en el concreto que se viene colocando fueron identificados desde el pasado 20 de noviembre por parte de los supervisores de Sepui y del Colegio de Ingenieros Civiles, responsables de revisar la obra pública.

Las afectaciones en el piso –según el reporte generado por los supervisores de obra—tienen la siguiente explicación.

En el primer caso, el problema derivo porque la compañía constructora, colocó un tramo muy largo de losa, no alcanzando siquiera hacer los cortes requeridos para cuando el concreto se expandiera con la temperatura del clima, pudiera evitar el colapso.

El segundo caso, el tiempo de fraguado fue más rápido del calculado por la empresa constructora, y cuando intento nivelarse el tramo, el concreto ya había sacado.

Por lo anterior –de acuerdo al titular de la Sepui—“desde entonces solicitamos a la empresa responsable del trabajo hacer la demolición del concreto correspondiente y volver colocarlo, tardaron en hacerlo, pero lo hicieron y actualmente están preparando el piso para volver a colocar el material”.

El funcionario consideró como “bueno” que la ciudadanía este atenta a la obra que “está en proceso”, y por lo tanto, “no está recibida, no está terminada y no está entregada”, estando atentos –tras el incidente—para ir corrigiendo detalles o defectos que “vayamos detectando sobre la marcha”.

--El gasto lo absorbe la empresa o el gobierno, preguntó Metrópoli.

--No, por supuesto lo absorbe directamente la empresa, y cualquier trabajo que se realice y no cumpla con la calidad que fue contratada, nosotros de inmediato solicitamos a la empresa que restituya como fue este caso, y es un costo que absorbe directamente la compañía.

El titular de la Sepui, comentó que la empresa constructora está obligada de por Ley a entregar una fianza de vicios ocultos, por si en dado caso hubiera un daño posterior, estaría obligada a repararlo sin mayor problema.

En medio del debate social, Metrópoli, consultó a un ingeniero civil sobre el espesor de la losa de 3 centímetros colocado por la compañía constructora en el nuevo piso, y quien basado en su experiencia, expuso que el grosor mínimo debía ser de 7 centímetros, porque “debe soportar cargas estáticas, puntuales y distribuidas uniformemente y cargas dinámicas de abrasión, impacto, temperaturas extremas y corrosión por la salinidad de la zona”.

Anteriormente, y según el titular de la Sepui, el piso firme era de 11 centímetros y la nivelación y la losa colocada, daba de impresión de ser un piso “mucho más ancho”. Hoy, el piso firme de la obra es de 8 centímetros reforzado con acero, con una resistencia de 200 kilos por centímetro cuadrado, y lo cual es una “resistencia muy basta para una trafico de banqueta”, y colocando en la parte donde ingresan vehículos un concreto de “mayor espesor y resistencia”.

La obra en total –de acuerdo al funcionario—tendrá un costo de 150 millones de pesos, información que está colocada en anuncios sobre diversos puntos de la obra, y la cual presenta un avance del 85%, empezando a abrir espacios a partir del 15 de diciembre y entregada en el mes de enero de 2018.

 


BCS, LaPaz, Malecon, Rehabilitacion

Temas relacionados

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

{{n.fecha}}

Comentarios

Las más buscadas

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{ setCategory(n.categoria.title) }}

{{n.slugurl}}

{{ n.titulo }}

{{ textTruncate(n.descripcion, 148, '...') }}

Por {{n.autor}} | {{n.fecha}}

{{pub['hom11-1300x120'].empresa}}