La Paz, Baja California Sur.– A través de su página oficial de Facebook, la gerente general del reconocido restaurante La Morante Art-Bar, Alejandra Morante, anunció el cierre definitivo de sus instalaciones, aprovechando la publicación para despedirse de su fiel clientela, que acompañó al negocio a lo largo de los 5 años en los cuales prestaron sus servicios en la ciudad capital.

Gracias amigos, artistas, publico, por haber compartido estos 5 años juntos. ¡Nos despedimos!”, citó textualmente el comunicado difundido a través de las redes sociales por parte del restaurante que estaba ubicado sobre las calles Revolución y Morelos, en la colonia Centro de la ciudad de La Paz.

Este sería el segundo adiós de un restaurante de La Paz en las útimas dos semanas, ya que el pasado 12 de mayo, Bryon Harker, el dueño de Harker Board Co, otro popular restaurante-bar que además funcionaba como centro especializado en Paddle Surf, bajó el telón de su negocio y agradeció a los habitantes locales y a los turistas extranjeros por sus visitas frecuentes y por convertir a este lugar en uno de los favoritos del malecón turístico de La Paz.

Desde su inauguración en 2015, La Morante Art- Bar, funcionaba además de ser un restaurante de cocina internacional, como un espacio donde convergían todas las manifestaciones del arte contemporáneo, como la música, el teatro, cine y literatura, organizando también presentaciones de diferentes artistas locales e internacionales, durante cada fin de semana en su área de espectáculos, alcanzando un gran éxito.

Sin embargo, la crisis económica y social derivada de la pandemia por el COVID-19, obligó a los propietarios a cerrar indefinidamente el lugar, trayendo como consecuencia una gran pérdida de recursos económicos para poder sostener el negocio, por lo que el fin de una era ya se gestaba como un secreto a voces.

Finalmente, este viernes 22 de mayo, se confirmó el adiós de esta franquicia restaurantera, que se une a la larga lista de empresas que se encargaban de operar este giro comercial en la capital de Baja California Sur, y cuyos dueños y socios se encuentran actualmente entre la espada y la pared, debido a la parálisis que se ha venido agudizando en este sector productivo por la emergencia sanitaria decretada por el Coronavirus en la región.

De acuerdo a datos obtenidos de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en Baja California Sur, actualmente solo el 35 por ciento de la industria restaurantera que presta sus servicios en el estado se mantienen abiertos bajo la modalidad de “servicio a domicilio” o “servicio para llevar”, mientras que el 15 por ciento se ha declarado ya en bancarrota y no podrán seguir manteniendo en funciones sus negocios, luego de que se instale la “Nueva Normalidad” en el país.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here