El secretario ilegal de Comondú

0

Ciudad Constitución, Baja California Sur.- Desde que el amigo del alcalde José Walter Valenzuela Acosta, nombró a su amigo Anselmo Santo Mendoza Morales, como secretario general del XVI Ayuntamiento de Comondú, tras la renuncia de Gregorio Efraín Álvarez García, desde entonces la propuesta para cubrir el cargo acéfalo, se topó con la negativa de una mayoría del Cabildo.

Fue así el 7 de mayo de 2019, cuando el Cabildo propuso la ratificación del amigo del alcalde como Secretario General, obteniendo 6 votos de los 11 que integran el cuerpo colegiado municipal, y a decir de la mayoría en las filas de los ediles, insuficientes para que José Walter entregara las llaves de la oficina al ahora “secretario ilegal”.

Y es que un año de su nombramiento presuntamente , Anselmo Mendoza Morales, no ha presentado trabajo, tras no enviar los informes al Congreso del Estado y hacer otras actividades, por lo que de nuevo la mayoría morenista opositora al alcalde, comenzó a presionar para que de una vez, entre un nuevo relevo a este puesto clave en la administración comundeña.

Desde el pasado 8 de junio, 13 meses después de aquella votación incierta en el Cabildo, los ediles Edgar García Pérez (II Regidor), Claudia Zoraida Ceja de Dios (IV Regidora), Genaro Rodríguez (V Regidor), Alejandro García Berber (VII Regidor), María del Carmen Niebla Meza (VIII Regidora) y José Luis García  Rojas (IX Regidor), solicitaron la definitiva remoción de Anselmo Santo, pero desde entonces José Walter Valenzuela -según señalan- se la ha pasado de dilación en dilación para sostener a su amigo en un puesto a todas luces ilegal.

Todavía un mes más tarde, el 7 de julio, en la 49 sesión extraordinaria, se pudo incluir en el Orden del Día la propuesta de remoción, que finalmente obtuvo 8 votos a favor y 3 en contra, siendo estos últimos los sufragios de José Walter Valenzuela Valenzuela, el más interesado en sostenerlo, así como sus únicas aliadas en el Cabildo, la síndica Míriam Patricia Berber Holguín, y la sexta regidora, Érika Venalonso Camacho, conocida como#LadyCaguamas.

Las Irregularidades

En el oficio de destitución, obtenido durante una investigación por MetrópoliMx, se viertes varios argumentos, algunos incluso sobre violaciones graves y flagrantes a la Ley Municipal y a su Reglamento.

En la revisión y análisis del documento, se puede confirmar la flagrante violación a varios puntos, detallándose desde el primer momento registrado el 7 de mayo de 2019, que “el nombramiento no está apegado a los artículos 44 y 53 de la Ley Orgánica del Gobierno Municipal del Estado de Baja California Sur, así como apegado también por lo señalado en los artículos 102, 103 y 105 de la misma Ley, así como también los artículos 38, 49, 86, 116 y 119 del Reglamento Interior de Cabildo”.

El otro hueco legal que fue sumado a la petición de destitución fue que el ahora ex secretario general, fue propuesto por el regidor Edgar García Pérez, cuando en la Ley se establece que es el Presidente Municipal, quien debió haberlo propuesto en mayo de 2019, y como último, argumento legal, es que solamente obtuvo 6 votos de los 8 que requería del Cabildo para que el nombramiento fuera legal.

Puedes leer también:

Secuestrador era servidor público del XV Ayuntamiento de Comondú

Pero a pesar de todos los argumentos vertidos dentro del acta de destitución de Anselmo Mendoza Morales, el 4 de agosto, los regidores arremetieron para que de una vez por todas, el alcalde comundeño haga efectiva la remoción de su amigo, ya que desde que se votó su defenestración, José Walter Valenzuela Acosta, hizo caso omiso.

Lo más grave de todo es que Anselmo Mendoza, según los regidores firmantes, ofreció sobornos a ellos, con tal de olvidar el tema y quedarse en el puesto.

Pide lo que quieras”, aseguran que les llegó a decir Anselmo a algunos de ellos.

Las violaciones

A continuación, y basados en el acta de solicitud de destitución, se detallan cada una de las presuntas violaciones que realizó Anselmo Mendoza Morales desde que asumió el puesto de Secretario General.

En primer lugar, Anselmo, se apunta, no tomó protesta, como lo marca el Reglamento y la Ley, derivado de que ni siquiera alcanzó la mayoría calificada de votos del Cabildo, con solamente con 6 de los 8 que debía contar.

Además, sin siquiera jurar el cargo, Mendoza acudió ese mismo día a las oficinas de la Secretaría General del Ayuntamiento, y tomó posesión de ella, sin tener debidamente acreditada su ratificación como lo mandata la ley.

Tampoco, señalan, contó con el acta de Entrega-Recepción, anotado en la auditoría pública de 2018.

Los ediles indicaron en los documentos de prueba, que tras generarse el acta de Cabildo de la remoción, Anselmo Mendoza Morales se negó a abandonar las oficinas de la Secretaría General, y por el contrario, privó en él una actitud de rechazo al cuerpo colegiado.

Dijo que mientras el presidente municipal de Comondú, no se lo pidiera o le notificara, él no dejaría las oficinas correspondientes.

Con esto, se alega que Anselmo “ejerce de manera ilícita” el cargo, en franca violación a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos, al ejercer de manera indebida un cargo público.

Dicha Ley señala que a la persona que cometa este delito de ejercicio indebido, se le impondra una pena de cárcel de 3 a 6 años de prisión.

Lo peor en esta cadena de presuntos quebrantos a la legalidad del Ayuntamiento de Comondú, es que los regidores firmantes acusan a Anselmo Mendoza que desde que tomó el puesto de forma indebida ni siquiera ha cumplido con su trabajo, ya que nunca envió la Cuenta Pública de 2019, por presuntos malos manejos, ni oficios ni otros documentos que deben de correrse como parte de las funciones y atribuciones de la Secretaría General.

Es decir, de comprobarse todas estas irregularidades y la ausencia de trabajo que hace la administración municipal, el Congreso del Estado, dentro de sus facultades, podría someter a escrutinio y llamar a cuentas a José Walter Valenzuela Acosta, ya que todo servidor público que jura respetar y hacer respetar la ley, no puede gobernar por fuera de los acuerdos legales ni menos rechazar el pacto constitucional que regulan los actos de gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here