Erick Rasgado Bonilla: El héroe del mar que dio su vida en Los Cabos

El valiente salvavidas perdió la vida al tratar de rescatar a una turista en peligro de ahogarse, dejando sin padre a dos niños de 6 y 4 años de edad.

3

Los Cabos, Baja California Sur.- Cumpliendo con el valiente deber que le exigía su admirable profesión, el joven salvavidas, Erick Jonathan Rasgado Bonilla, entregó su vida en el mar de Cabo San Lucas intentando rescatar de la furia de las olas a una adolescente que lamentablemente, tendría el mismo trágico destino del arriesgado guardacostas.

La tarde del pasado 18 de agosto, mientras se encontraba realizando un recorrido de rutina por las inmediaciones de la playa que se ubica frente al Hotel Riu en el destino turístico, Erick alcanzó a observar en el fondo del agua a una chica que pedía auxilio desesperadamente por medio de rápidos movimientos de sus brazos en señal de emergencia, los cuales apenas y alcanzaban a apreciarse debido a las fuertes corrientes del agua que intensificaron el nivel de la marea, a causa de la actividad meteorológica provocada por la cercanía del huracán “Genevieve”, en la región de Los Cabos.

Sin pensarlo dos veces, el rescatista nacido en el estado de Chiapas, se metió al agua para intentar salvar a Michel Treviño Reyes, una turista de 15 años originaria de Nuevo León, y quien se encontraba hospedada en el complejo del Hotel Riu, sin imaginarse que esos fugaces minutos serían los últimos de su vida.

Tras luchar contra la fuerza del mar a contracorriente, Erick alcanzó a llegar hasta donde se encontraba ahogándose la viajera regia, quien ya para entonces se encontraba al borde del desvanecimiento luego de largos minutos luchando en vano por mantenerse a flote.

Desgraciadamente, tanto el salvavidas de 33 años como la adolescente norteña murieron en su intento por salir nuevamente a la superficie, siendo ambos presa fácil de la violenta marejada que engullía al espacio más recóndito del mar a todo aquel todo cuerpo material y objeto que se encontrará dentro del piélago en esos momentos.

Ante la rapidez de la desgracia, los compañeros salvavidas de Erick nada pudieron hacer por extraer con vida del mar a las dos víctimas, que fallecieron por ahogamiento. Minutos después de los decesos, la sociedad cabeña fue estremecida por tan lamentable noticia, olvidando por un momento la emergencia civil derivada de la cercanía del fenómeno meteorológico en costas sudcalifornianas.

A Erick Jonathan Rasgado Bonilla, le sobreviven sus dos pequeños hijos, de 6 y 4 años, respectivamente, quienes seguramente conocerán la gran pasión que tenía su padre por salvar vidas, y lo más probable, es que se llenen de orgullo eterno.

Luego de llorar y lamentar la inesperada muerte de su amigo y compañero, la comunidad de salvavidas de Los Cabos, pidió a las autoridades municipales que se decrete el 18 de agosto como el día del “Héroe del Mar”, en memoria de Erick y de todos aquellos salvavidas que han perecido cumpliendo con su labor, además de los que arriesgan diariamente su propia vida por socorrer vidas, sin importar bajo qué circunstancias de peligro se encuentren.

Desafortunadamente, ayer te convertiste en un ángel que sin duda cuidará a cada uno de tus seres queridos, amigos y compañeros. Siempre estarás presente en tu bello hogar, el mar”.

Con este mensaje se despidieron públicamente de Erick todas sus amistades y familiares en las redes sociales, recordándolo como un hombre bueno, generoso y enamorado de su profesión, convirtiéndolo en el máximo representante de todos aquellos héroes que salen de sus casas sin saber si al final del día regresarán con vida.

Descanse en paz, Erick Jonathan Rasgado Bonilla.

3 Comentarios

  1. Un héroe, DEP.

    Al respecto se deben tomar acciones en coordinación con el grupo de hoteleros para instalar un nuevo protolocolo de seguridad en el cual se instale una alarma a pie de playa en cada hotel frente al medano y de igual forma contar en cada complejo con una lancha de rescate.
    De este modo un héroe activa a la alarmar, se lanza en avanzada al mar mientras personal del complejo pone a disposición la unidad de rescate.

  2. Todos dicen que mi hermano se fue como un héroe. Para mí siempre fue un artista el mejor de todos porque antes de involucrarse en el mundo de salvavidas era ya un profesionista de las artes plásticas, un padre amoroso y un hermano e hijo muy amado. Podrán comentar mi cosas sobre los protocolos de seguridad pero nadie dice nada sobre las prestaciones y de cierta forma responsabilidad del hotel para con sus trabajadores en ese rubro de salvavidas y las cero prestaciones que ofrecen. He de decir que hasta el día de ayer 28 de agosto personal directivo de ese hotel se comunicó con mi madre para dar sus “condolencias” cómo si eso fuera a regresar la cordura a nuestras vidas. Tan alejados de la realidad y de todo sentimiento humano están los dueños de las cadenas de hotel que en ningún momento se ofrecieron para apoyarnos a trasladar con rapidez el cuerpo de mi hermano. Y los seguros de vida que dejó para sus hijos sobra decir que corren a cuenta de cada trabajador que en vida paga por ellos porque empresas transnacionales como esta “hotel RIU Santa fe” sólo ven un número de empleado más, nunca seres humanos o historias de vida detrás de ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here