Esposa de médico fallecido Omark Kadota esperaba bebé en Los Cabos

0

San José del Cabo, Baja California Sur.- La esposa del médico Omark Ernesto Kadota Payán, se encontraba embarazada, cuando el doctor de 39 años, falleció la madrugada del pasado 12 de abrilpor Coronavirus en la Unidad Medica Familiar No.1 del Instituto Mexicano del Seguro Social(IMSS) en La Paz.

El anestesiólogo del hospital general “Raúl Carrillo Silva”, de esta cabecera municipal de Los Cabos fue diagnosticado con el virus del Covid-19, por lo que ingresó a la Clínica No. 26 de Cabo San Lucas, pero derivado de la ausencia de un médico internista que pudiera revisarlo y valorarlo, cuando estuvo intenrado en Los Cabos, tuvo que ser trasladado de urgencia a la ciudad de La Paz.

Cuando llegó a la clínica alrededor de las 9 de la noche del pasado 11 de abril –según una conversación obtenida por MetrópoliMx entre el médico y un grupo de doctores— Kadota, expuso que traía un cuadro de hemoptisis, solicitando alistar todo para entubarlo, ya que estaba anticoagulado, aunque no sabía en realidad qué tanto, por lo que textualmente escribió: “No ha podido verme un internista desde ayer en la tarde”.

El médico fallecido inclusive fue sincero, cuando explicó que su principal interés era saber qué tan dañado estaba internamente, porque el día que fue hospitalizado presentaba una hemorragia clasificada como nivel 3, y cuando llegó a la cínica de La Paz, había cedido a nivel 2.

Es decir, la cantidad de sangre que el médico había expectorado era entre 200 ml y 600 ml en un lapso de 24 horas, por lo que era urgente una valoración clínica de un especialista.

El médico Omark Ernesto Kadota, era un amante del buceo y de la pesca.

Señores ponganse en mis zapatos”, todavía les dijo, preguntando uno: ¿Cómo están tus tiempos?, respondiendo con un “todo listo para entubarme”.

Desgraciadamente, Omark Ernesto Kadota Payán, nunca pudo ser valorado por ningún médico internista desde que cayó internado en las dos clínicas del IMSS.

El propio médico, convaleciente, confirmó que lo habían abandonado a su suerte, cuando envió alrededor de las 3:20 de la madrugada, un mensaje textual: “No hay nadie. Me muero”, y siete minutos después (3:27 AM), enviaría su último mensaje escrito a duras penas: “Mno. Ni me mov. Sin venirl que menintuaria. Sat45”.

La muerte del médico desde luego generó una gran consternación social, sobre todo porque el propio IMSS, dejó prácticamente solo al reconocido y prestigiado doctor, y quien no tuvo la oportunidad de conocer a su hijo.

Actualmente, y según datos recabados por MetrópoliMx, otros dos médicos más se debaten entre la vida y la muerte en Los Cabos, tras exponerse sin insumos y equipos de protección, cuando atendieron pacientes infectados del Covid-19.

Aunque el IMSS, informó oficialmente que había detectado 42 casos confirmados entre directivos, médicos, enfermeras y personal administrativo y de otras categorías, lo cierto es que el número real es de 52 infectados, 3 de ellos, de gravedad y con menos de 39 años.

Desde luego que la Oficina de Representación del IMSS, buscando justificar su ineptitud y negligencia, envió el siguiente comunicado de prensa:

La Oficina de Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social  (IMSS) en Baja California Sur informa respecto a la atención del paciente médico en las instalaciones del HGZ C/ MF No.1 es importante aclarar lo siguiente:

  • Lamenta el sensible fallecimiento del médico, quién no pertenecía a la plantilla laboral del IMSS y fue atendido por ser derechohabiente.
  • Desde su traslado a la ciudad de la Paz se le brindó atención médica necesaria, conforme a los protocolos establecidos para la atención de pacientes COVID- 19.
  • El IMSS en Baja California Sur niega categóricamente haber descuidado al paciente, desde el momento de su ingreso estuvo a cargo de personal médico capacitado, que en todo momento procuró la asistencia necesaria en función de sus padecimientos.
  • El Instituto Mexicano del Seguro Social informa que cuenta con los insumos necesarios de Equipo de Protección Personal (EPP) para salvaguardar la integridad del personal médico en cada una de sus  unidades y hospitales.
  • La única fuente respecto a la emergencia sanitaria es la Secretaría de Salud, ante noticias falsas se recomienda consultar las fuentes de información oficial.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here