La Paz, Baja California Sur.- Alrededor de las 3:28 de la madrugada de este domingo, el anestesiólogo de la Secretaría de Salud en Los Cabos, Omark Ernesto Kadota Payán, se convirtió en el primer médico en fallecer víctima del virus del Covid-19.

El reconocido y prestigiado médico, según datos recabados por MetrópoliMx, había sido hospitalizado de urgencia en la Unidad Medica Familiar No. 26 del Instituto Mexicano del Seguro Social de Cabo San Lucas, y trasladado e internado alrededor de las 9 de la noche del pasado sábado 11 de abril en la Unidad Medica Familiar No.1 del IMSS en La Paz, porque no había logrado ser atendido por un médico internista que pudiera valorarlo clínicamente.

El médico integrante del Colegio de Anestesiología de Baja California Sur –según el diagnóstico clínico hasta ese momento—registraba un cuadro de hemoptisis, es decir, una expectoración de sangre proveniente de los pulmones o de los bronquios, provocada por la lesión de vías respiratorias.

De tal modo que requería de la atención de un médico internista con carácter de urgente para una valoración clínica, y determinar si era procedente entubarlo y extraer la sangre aparentemente coagulada.

Sin embargo, habían transcurrido casi 20 horas, y el anestesiólogo, nunca pudo ser valorado por algún médico internista del IMSS ni en Los Cabos ni en La Paz.

Lo más que había logrado el  Dr. Omark Ernesto Kadota Payán, es que el neumólogo, bajará la respiración inflamatoria, con la advertencia de que comenzaría a presentar hemoptisis.

Durante su estancia en la clínica de la avenida 5 de febrero, el anestesiólogo solicitó auxilio al personal médico, cuando comenzó a desaturar, pero como nadie fue, tuvo que levantarse a duras penas para acomodar la bolsa del reservatorio.

Después de quejarse con algunos compañeros médicos de que había sido abandonado a su suerte desde que fue hospitalizado, el Dr. Omark Ernesto Kadota Payán, envió un trágico mensaje de texto a un grupo de doctores, cuando comenzó entrar en crisis: «No hay nadie. Me muero«, lo que sacudió a toda la comunidad medica, tras enterarse de su fallecimiento.

Hoy por la tarde, el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, anunció el fallecimiento del médico y de otra persona más en La Paz y Los Cabos.

Aunque no dijo nombres, adelantó que las dos víctimas eran pacientes de alto riesgo por edad, diabetes, hipertensión y tabaquismo.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/confirma-brote-de-coronavirus-en-42-trabajadores-del-imss-de-bcs/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here