FBI abre investigación sobre feminicidio de Quella Robinson en Los Cabos

En el violento crimen de la joven estadounidense de 25 años, dentro de una habitación de Cabo Villas en Puerto Los Cabos, todos habrían mentido.

6

San José del Cabo, Baja California Sur.- Un grupo de agentes del Buró Federal de Investigaciones, conocidos por sus siglas como FBI, de la oficina de campo en Chalotte, Carolina del Norte, arribo este fin de semana a esta cabecera municipal de Los Cabos.

Los agentes federales de Estados Unidos, investigan el misterio que rodeo el violento feminicidio de la joven Shanquella Brenda Robinson, conocida cariñosamente como «Quella«, ocurrido desde el pasado 29 de octubre, dentro de una habitación localizada en la calle Villa Linda 32 en el complejo turístico de Cabo Villas, propiedad del desarrollo Puerto Los Cabos.

El asesinato de la joven de 25 años atrajo la atención del gobierno de Estados Unidos, después de que la familia de la víctima, originaria de Charlotte, Carolina del Norte, expusiera su desacuerdo con la información contradictoria entre el dictamen médico y la autopsia de su fallecimiento.

Originalmente, el Gobierno de México, tras entregar el cuerpo de Shanquella Robinson, informó que había fallecido por «intoxicación por alcohol«.

Sin embargo, el certificado de defunción, determinaba que la joven había fallecido por «una lesión severa de la médula espinal y luxación del atlas«, es decir, ruptura en las dos primeras vértebras del cuello.

La investigación del FBI, prácticamente comenzó, luego de ser difundido un video convertido en viral, donde puede verse cómo y de qué manera la joven estadounidense fue atacada supuestamente por su amiga, Daejhanae Jackson, un transgénero, dentro de la habitación del complejo turístico.

El ataque habría sido filmado por otro de sus amigos, identificado como Khali Cooke, donde puede escucharse en tono de burla si la chica de 25 años, «Quella, puedes al menos defenderte».

«Nunca fue una pelea, ella no peleó«, refutó la madre de la víctima Sallamondra Robinson, asegurando que a ella «la atacaron«.

Un día antes de ser asesinada, la joven de Charlotte, había llegado de vacaciones a Los Cabos, acompañada de un grupo de seis amigos, por lo que «estaba feliz«.

«Mire algunas fotos de sus publicaciones y ella realmente la estaba pasando bien y no sé cuándo, todo comenzó a salir mal«, relató su madre.

Los compañeros de viaje de Shanquella Robinson, llamaron a su madre para informarle que no se sentía bien y había tenido una intoxicación por ingesta de alcohol.

«Las personas que estaban con ella, contaron historias diferentes«, relató la madre, explicando que mas tarde volvieron a llamar, únicamente para comunicar que su hija había fallecido.

Aquí puedes leer mas sobre el caso: https://metropolimx.com/asesinan-a-golpes-a-joven-extranjera-en-puerto-los-cabos/

Los amigos lograron salir de México, después de no ser detenidos por la Policía Municipal de Los Cabos, en un acto de evidente impunidad, tras la muerte de la joven, y pareciera que hubieran desaparecido de la fas de la tierra.

Todos mintieron y ya no respondieron a los mensajes y las llamadas de la mamá de la víctima ni de sus familiares.

La joven asesinada en 2019 se había graduado en la Universidad Estatal de Winston-Salem. Era trenzadora de cabello de niños y tenía un pequeño negocio de boutique para mujeres llamada «Boutique Exquisita«.

Los amigos involucrados en este sonado caso fueron identificados como:

1.- Wenter Essece Donovan

2.- Khali Cooke

3.- Alysse Hyatt

4.- Malik Dyer

5.- Daejhanae Jackson

6.- Nazeer Wiggins

 

La Otra Investigación

Independiente de que el FBI, logró saber que el transgénero Daejhanae Jackson, es la persona que habría atacado y matado a Shanquella Robinson, y Khali Cooke, es quien grabó el video que se convirtió en viral, investiga además la omisión y negligencia de las autoridades mexicanas por toda la serie de contradicciones en el caso, por lo que es evidente que ejercerá presión sobre el Gobierno de México y el Gobierno de Baja California Sur para deslindar responsabilidades las otras personas que no habrían hecho bien su trabajo.

Las personas bajo investigación son los siguientes:

1.- Carolina Beatriz «N», doctora de la clínica American Medical Center (AMC).

2.- Los agentes de la Policía Municipal de Los Cabos, Omar «N» y David «N».

3.- El agente del Ministerio Público de la PGJE, Julio Daniel «N».

 

Todos Mintieron

La muerte de la joven estadounidense, según la copia de un parte policiaco, fue reportado tres horas después del feminicidio, alrededor de las 6 de la tarde del pasado 29 de octubre.

Cuando llegaron los agentes de la Policía Municipal de Los Cabos, en calidad de primeros respondientes, Omar «N» y David «N» a bordo de la patrulla DS-777 fueron recibidos por la doctora de la clínica American Medical Center (AMC), Carolina Beatriz «N», informando que a las 14:13 horas, habían solicitado el servicio de consulta para la joven Shanquella Brenda Robinson, comentando que le habían reportado que la víctima había bebido mucho alcohol y pretendían canalizarla con suero.

La doctora –según reveló– llegó una hora después de recibir el reporte, alrededor de las 15:15 horas, dónde dijo haber se encontró a una persona del sexo femenino.

«Estaba con pobre respuesta verbal en estado de ebriedad, con signos vitales estables y deshidratada«, explicó la doctora a los policías, por lo que aconsejó a sus amigos, trasladarla a la clínica.

Sin embargo, los amigos se negaron y solicitaron que fuera atendida en el sitio.

Por lo anterior, según la doctora, procedió a canalizar sin éxito, por lo que a las 16:20 horas, presentó una crisis convulsiva tónico clonica generalizada que duró menos de un minuto con relajación esfinter.

De tal modo que la amiga de la supuesta agresora, identificada como Wenter Essece Donovan, marcó al 911, solicitando una ambulancia, por lo que en el proceso, Shanquella Robinson, presenta dificultan respiratoria y disminución del pulso.

La situación obligó a que la doctora diera ventilaciones de rescate.

Sin embargo, alrededor de las 16:49 horas, de acuerdo a la versión de la doctora, dejó de sentir su pulso y inició maniobras de RCP, con la ayuda de uno de sus amigos hasta que llegó la ambulancia y continuaron con las sesiones de RCP.

En resumen, de acuerdo a la médico, realizaron un total 14 sesiones de RCP, aplicando 5 dosis de adrenalina y 6 descargas sin tener éxito, pero no tenía reflejos pupilares.

La doctora Carolina Beatriz «N», declaró clínicamente muerta a la joven estadounidense a las 17:57 horas.

Posteriormente, a las 18:35 horas, los primeros respondientes, procedieron a hacer un enlace telefónico mediante el C-2 al Agente del Ministerio Público de la PGJE, Julio Daniel «N», relatando los hechos por lo que instruye el llenado de las actas correspondientes (IPH) y esperar el arribo de la Policía Ministerial.

Desde luego que la versión de la doctora de la clínica American Medical Center, es contradictoria, con la información del certificado de defunción, exponiendo que el tiempo entre la lesión y la muerte fue de apenas 15 minutos.

Sin embargo, la médico de la clínica particular, según su versión en el parte policiaco, la víctima murió dos horas con 45 minutos después de haber tenido el primer contacto con la víctima.

Hoy se sabe que todos habrían supuestamente mentido para cuidar la imagen y la reputación del complejo de Cabo Villas de Puerto Los Cabos.

 

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here