La Paz, Baja California Sur.-  Después de estallar el escándalo de los 42 empleados infectados con el virus del Covid-19 en Los Cabos, el pasado 10 de abril, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), salió a presumir el reparto de productos hechizos, buscando revertir la crítica de la sociedad y generar la sensación de que habían comenzado a corregir las deficiencias internas, después de que el personal médico, comenzara a denunciar la grave carencia de insumos y equipo de bioseguridad dentro de la institución, exponiendo a doctores (as), enfermeras (os) y personal de otras categorías, cuando entraban en contacto con personas infectadas por el Coronavirus.

En la propia página oficial de Baja California Sur, el IMSS, subió un set de fotografías, donde personal del almacén fue captado armando paquetes de batas quirúrgicas y cubrebocas desechables, así como lentes, exponiendo que “estaban en guardia para seguir distribuyendo material de equipo de protección a unidades del estado para combatir la contingencia por #Covid19”.

Sin embargo, durante una revisión del material que aparece en las fotografías por parte de un especialista en equipo de bioseguridad a petición de MetrópoliMx, pudo observarse que se trata de equipo hechizo que de ninguna manera garantiza la seguridad del personal médico.

El equipo entregado, según el especialista, “no cumple los requisitos de bioseguridad hospitalaria” establecidos por la Organización Mundial de la Salud, por lo que no evita que el virus del Covid-19, pueda ingresar al cuerpo del personal médico, tras entrar en contacto con una persona infectada del Coronavirus.

En la primera fotografía, puede apreciarse, como el personal de almacén, aparece “armando paquetes”, cuando una persona contabiliza cubrebocas N95, y otra sostiene una bolsa de plástico para meterlos.

Como puede apreciarse, una persona contabiliza cubrebocas N95 que no están debidamente sellados, y otra espera con una bolsa para meterlos y armar un paquete, exponiendo el equipo a la piel y membranas mucosas.

Lo anterior, desde luego, evidencia que los equipos no están debidamente sellados, tal y como establecen los protocolos de la Organización Mundial de la Salud, en el manejo de insumos y equipos de bioseguridad, por lo que no se previene su exposición en piel y membranas mucosas.

En la segunda fotografía, puede observarse cuando los equipos ingresaron a las bolsas y son acomodados para cerrar las bolsas.

Una vez adentro, el personal prepara la bolsa para cerrarla y enviarla a sus destinos.

Lo anterior demuestra que los insumos entregados por el IMSS, no es equipo de bioseguridad que pueda prevenir a personas, laboratorios, áreas hospitalarias y medio ambiente de la exposición de agentes potencialmente infecciosos.

De hecho, según el especialista en equipo de bioseguridad, salvo el caso del cubrebocas N95, las batas quirúrgicas y los lentes, no garantizan la seguridad de nadie.

Por ejemplo, el virus del Covid-19 está considerado dentro del rango de Nivel 4, por ser un “agente infeccioso, sumamente peligroso y de alto riesgo de enfermedad letal, infecciones transmisibles por aire y por vías desconocidas”.

De tal modo que el equipo de bioseguridad debería de ser entregado completamente sellado a cada integrante del personal médico, es decir, un traje completo de presión positiva.

En esta fotografía que aparece en la portada, la primera y tercer persona, aparecen con googles de protección para elaborar trabajos de hojalatería, pintura y herrería, y la segunda (al igual que las de los googles) portan una bata quirúrgica que ni siquiera es de tela, y las cuales viene entregando el IMSS.

La primera y tercera persona portan lentes de herrero, y todos batas quirúrgicas desechables que no previenen infecciones, cuando tratan con un virus Nivel 4. La persona que aparece del lado izquierdo, porta debajo un traje completo de presión positiva, como los que en realidad deberían de entregar al personal médico.

Caso contrario, es la persona que aparece de blanco, y quien porta un traje completo de presión positiva, como los que debería de estar entregando la institución federal a todo su personal médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here