Santa Rosalía/Baja California Sur/Noticias. – Ubicada a 40 kilómetros de las costas de esta cabecera municipal de Mulegé, se encuentra Isla Tortuga, en el Golfo de California.

El pequeño islote de origen volcánico tiene una longitud de 4 kilómetros, pero los pescadores de la zona, advierten que turistas y exploradores tienen completamente prohibido pisar este punto, considerado uno de los más peligrosos del mundo.

Los únicos que se atreven a pisar el volcán que cuenta con una caldera de 1 kilómetro de ancho y 100 metros de profundidad, según dicen, son herpetólogos de todo el planeta, atraídos por la versión de que Isla Tortuga, se convirtió en el nido más grande de la serpiente cascabel.

Durante los últimos meses, científicos de Estados Unidos, Italia, Canadá, Francia, Alemania, China , Japón y Korea, han llegado para realizar estudios de investigación en torno a especie que rápidamente se reproduce dentro de este volcán con erupciones submarinas que son un espectáculo dentro del anillo circular que encierra la caldera.

Ni los propios pescadores que llevan a los herpetólogos a bordo de sus lanchas, suelen bajarse en el lugar por considerar que es “muy peligroso”.

Por tres mil quinientos pesos, llevan y traen a los científicos o bien esperan a bordo de la lancha por miedo a las víboras.

La excusa de los pescadores es que ese lugar está infestado de serpientes cascabel.

Los únicos que llegan hasta este punto son investigadores de prestigiadas instituciones y universidades, ataviados con botas de cuero y ropa gruesa, acampando por semanas enteras, extrayendo información y después salen del lugar.

Sobre la isla habita la Crotalus Tortuguensis, una especie de serpiente endémica que puede medir hasta un metro de largo.

La víbora es la más pequeña de los cascabeles, incluida su pariente de tierra firme la C. Atrox, considerada como el indicador de medida del resto de las serpientes de este tipo.

El color de la serpiente va de gris terroso a café grisáceo, algunas veces con brillos purpuras a tonos de color rosas.

Según los estudios más recientes, se estima que existe hasta un ejemplar por metro cuadrado.

Casi por nada los pescadores de la zona han optado por restringirse terminantemente de bajar al islote que ahora suelen llamar la “Isla de las Serpientes”.

La serpiente Crotalus Tortuguensis está clasificada como “preocupación menor” en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN.

La tendencia poblacional se mantiene estable e incluso en crecimiento desde 2007, derivado de su amplia distribución, amplia población o porque es poco probable que estén disminuyendo lo suficientemente rápido como para calificar para la inclusión en una categoría de las más amenazadas.

Las serpientes de Isla Tortuga son las menos venenosas de los cascabeles con un rendimiento medio de veneno de 56 mg, en comparación con el promedio de C. Atrox, cuyo estudio arrojó 277 mg.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here