La Paz, Baja California Sur.- El servicio de transporte de taxis en La Paz y Los Cabos va en franca picada económica, cayendo frente a un desolador panorama que inició apenas un par de semanas, cuando dio inicio la contingencia nacional por el Covid-19, provocado por la caída del turismo hasta en un 80 por ciento.

Y es que la epidemia tomó por sorpresa a todos los agremiados al servicio de traslado de pasajeros, principalmente, por el retorno de miles de viajeros extranjeros a sus países de origen, y también, por las medidas de prevención recomendadas por la Secretaría de Salud, entre las cuales, se exhorta a toda la población local a permanecer en sus hogares, a fin de evitar una pandemia de proporciones históricas en esta región sudcaliforniana.

Sin duda, uno de los servicios urbanos más afectados por la medida impuesta a nivel global, como es la de distanciamiento social, ha sido el de los taxis, hasta el punto de estar viviendo actualmente una crisis que preocupa a todo el sector, ya que no obtienen pasajes, y mucho menos, alguna manera de obtener ingresos para solventar la economía familia, y también, para mantener en  optimas condiciones sus vehículos de trabajo, y continuar recorriendo las calles, como hasta hace un mes aún lo seguían haciendo con frecuencia, y en competencia directa con UBER.

Hoy, tanto las calles de La Paz como Los Cabos, como sus zonas turísticas, hotelera y urbana en general, lucen vacías, sin personas, y por lo tanto, no hay quien pueda solicitar un viaje en esta clase de transporte particular.

Por lo anterior, los grupos de transportistas y choferes de taxis, se encuentran preocupados, decidiendo unirse para plantear alternativas de emergencia, y hacerle frente a la grave situación que están viviendo, actualmente.

Algunos taxistas, han optado por hacer “guardias” interminables, en las inmediaciones de algunos de los supermercados más reconocidos de La Paz y Los Cabos, otros tantos, recorren una y otra vez las principales áreas comerciales y los corredores turísticos, donde se concentraban una gran cantidad de flujo de visitantes hasta antes de la contingencia sanitaria.

Sin embargo, la situación se torna cada día más difícil para todos ellos.

Como el caso de UBER, el servicio de taxis también está siendo víctima de la recesión economía, por lo que los agremiados transportistas planean alguna alternativa de carácter urgente, para salir de esta precaria situación lo más pronto posible, y regularizar de nueva cuenta un servicio que se encuentra paralizado ante la ausencia de clientes.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/toque-de-queda-en-zona-pacifico-norte-de-mulege/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here