Proceso electoral de USA cerrado y empantanado

La elección presidencial norteamericana, –quizá la más concurrida en un siglo– tuvo una competencia más cerrada de lo esperado entre Trump y Biden.

0

La elección presidencial norteamericana, –quizá la más concurrida en un siglo– tuvo una competencia más cerrada de lo esperado entre Donald Trump y Joe Biden.

El todavía presidente Trump declaró en la madrugada:”francamente ganamos esta elección“.

Trump acusó que hubo un fraude y acudirían a la Suprema Corte para frenar el conteo.

A través de su cuenta de twitter, el todavía presidente norteamericano se quejó del conteo en diversos estados, diciendo: “Están encontrando votos para Biden en todas partes, en Pennsylvania, Wisconsin y Michigan. ¡Muy malo para nuestro país!“.

El triunfo de ambos candidatos depende prácticamente de los resultados en esos tres estados.

Algunos de los tweets del presidente norteamericano fueron bloqueados por Twitter, bajo la leyenda: “Algo o todo el contenido compartido en este Tweet puede desinformar respecto a la elección o a otros procesos cívicos“.

La noche electoral empezó siendo prometedora para los demócratas. En un momento, recordó la del 2016.

En Florida, donde los demócratas pensaban que sorprenderían, los sorprendidos fueron ellos. Florida votó por Donald Trump con el voto de los cubanoestadunidenses y venezolanos.

El mensaje antisocialista contra Joe Biden fue muy efectivo en esa comunidad.

El voto latino en Arizona podría borrar ese daño, si la tendencia persiste. Todo dependerá de los tres estados del medio oeste. La autoridades de esos estados informaron que el conteo podría tardar varios días.

Ambos partidos pidieron paciencia y festejaron sus posibilidades de triunfo. Los demócratas, desinflados por no haber logrado triunfos en estados del sur. Esperaban “voltear Texas“.

El bando de Trump, aliviado por evitar la derrota en Ohio y Carolina del Norte.

Georgia, donde continúa el conteo, podría sorprender a ambos bandos. Hasta el momento, la tendencia es hacia Donald Trump.

Biden declaró: “nos sentimos bien… en camino de ganar esta elección” y exhortó a esperar el conteo de todas las boletas.

Trump, después de las dos de la madrugada, apareció en la Casa Blanca y se proclamó ganador.

Denunció que habían dejado de contar los votos, acusando a los demócratas de estar realizando “un gran fraude”.

La participación podría ser la más alta en un siglo. Por primera vez, los votos anticipados, más de 100 millones, superaron a los presenciales.

En Estados Unidos, un candidato puede ganar el voto popular, pero perder la elección.

Lo que cuenta es cómo ese voto se expresa a nivel estatal, no nacional, y cómo se reparte en votos en el Colegio Electoral, el ganador requiere 270 votos.

Hasta el mediodía de este miércoles, Biden tenía 227 votos y Trump 213.