Provoca Covid-19 la peor crisis económica en la historia de BCS

El desplome de BCS significó el doble que el conjunto de la economía nacional, sin embargo, la industria se reactivó y empieza a dar señales de vida.

0

La Paz, Baja California Sur.- Los principales destinos turísticos de México sufrieron gravemente los estragos de la pandemia por Coronavirus vivida a nivel nacional, provocando que el Producto Interno Bruto (PIB) de las regiones con mayor vocación turística de la Republica Mexicana, se hundiera el doble que el resto del país.

Debido al confinamiento obligatorio, el cierre de fronteras por cielo, mar y tierra, y la inactividad indefinida de los servicios esenciales para los sectores empresariales y turísticos principalmente, la economía de Baja California Sur se desplomó hasta en un 37 por ciento entre abril y junio.

La decadencia de la industria inició un mes después de la declaratoria de pandemia por Coronavirus en territorio estatal, comenzando una caída libre que se convirtió en la peor crisis económica del estado sudcaliforniano en toda su historia.

Siendo la segunda entidad mexicana que depende mayormente del turismo nacional e internacional, Baja California Sur se mantuvo en la lona por casi seis meses, en relación a las estrategias emergentes para salvar la estabilidad de la economía, de la mano de la nula operación de la ocupación hotelera local y la falta de servicios de complejos vacacionales, así como la detención de actividades turísticas y viajes aéreos, marcando números ceros en la variación semestral de los indicadores del movimiento económico estatal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El desplome de Baja California Sur representó el doble de profundo que el conjunto de la economía nacional, cuya reducción fue de 17.1 por ciento entre abril y junio. La media península, trascendió dentro de esta crisis junto a otros importantes destinos mexicanos como Quintana Roo, Chiapas, Tabasco y San Luis Potosí, todos ellos, estados turísticos por excelencia.

En la recta final del año, Baja California Sur lucha por reactivar su economía, apoyándose en su mayor fortaleza, el turismo. Poco a poco, los viajeros mexicanos y extranjeros comienzan a arribar a los municipios más atractivos para la industria en el estado, como Los Cabos, La Paz y Loreto.

Afortunadamente, los porcentajes de crecimiento del modelo económico regional en los meses de agosto a noviembre van a la alza, levantando a Baja California Sur de su  letargo e impulsándolo a una nueva era donde los servicios hospitalarios y de esparcimiento, se mantendrán restringidos por precaución, pero nunca dejar de ser necesarios para los turistas de todo el mundo que siguen aterrizando en territorio sudcaliforniano, en medio de la fase denominada “Nueva Normalidad” y durante el desarrollo de la etapa post-Covid-19 en el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here