Los Cabos, Baja California Sur.- Después de que la alcaldesa de Los Cabos, Jesús Armida Castro Guzmán, declarara a medios de comunicación locales que desde el pasado lunes 6 de abril, entraría en vigor la Ley Seca en el destino turístico, el jefe del departamento de Inspección Fiscal del XII Ayuntamiento de Los Cabos, José Manuel Márquez Ceseña, “cambió la jugada” argumentando que en ningún momento la Presidenta Municipal dijo que se trataba de un decreto de Ley Seca como tal, sino de una medida de restricción en los horarios de venta para cada establecimiento local que opera este giro comercial en el destino turístico.

En un comunicado oficial elaborado por el propio Ayuntamiento de Los Cabos, fue confirmada la entrada en vigor de la Ley Seca sin distinciones, a cada negocio encargado de la distribución de cerveza y licores en esta entidad.

Sin embargo, dos días después recularon, y aseguraron que solo se trataba de una limitación en las horas de venta de alcohol.

La notificación firmada y bajo los sellos del XII Ayuntamiento de Los Cabos, anunciando la medida de prevención para lograr reducir de manera considerable el número de contagios por Coronavirus en territorio cabeño, menciona lo siguiente:

… Los Cabos, Baja California Sur…

… 03 de abril de 2020…

… A fin de implementar un aislamiento más completo y así, evitar la propagación del COVID-19 entre la población local, a partir de próximo lunes 6 de abril, y hasta el próximo 30 de abril -de no acordarse otra fecha- estará prohibida la venta de alcohol en Los Cabos, así lo dijo la alcaldesa Armida Castro Guzmán, en entrevista con los medios de comunicación…·.

Empero, 48 horas después de haber lanzado el comunicado para conocimiento público, el jefe del Departamento de Inspección Fiscal, José Manuel Márquez Ceseña, y el Director Municipal de Protección Civil del XIII Ayuntamiento de Los Cabos, Erick Santillán, salieron a dar la cara por la Presidenta Municipal “desmintiendo” tal información, y señalando a la prensa de haber malinterpretado el comunicado, a pesar de ser el municipio con el mayor número de infectados por el Covid-19 en todo el estado.

Ahora, y según las palabras de ambos funcionarios municipales, la medida impuesta en Los Cabos no se trata de la Ley Seca, sino de una reducción de horario, en la venta y distribución de bebidas alcohólicas en vinaterías, cervecerías, expendios, depósitos, supermercados, mini supers y abarrotes con licencia.

El horario de venta, será de lunes a domingo, de 8 de la mañana a 4 de la tarde.

La restricción en la venta de alcohol, comenzó el lunes 6 de abril, y se mantendrá hasta el 30 de abril, o mientras las condiciones de salubridad lo permitan.

Además, las autoridades municipales realizarán recorridos diarios en las zonas donde se ubican las tiendas de licores, para que acaten el horario correspondiente.

En caso de violentar la norma establecida, los propietarios de los comercios se harán acreedores a multas económicas y a clausuras parciales de sus negocios, como castigo a su omisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here