El gobernador Carlos Mendoza Davis planteó al secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera Gutiérrez, cuatro puntos para que las Entidades del país, puedan hacer frente a la emergencia de salud y económica generada por el COVID-19, “ya que la situación financiera es insostenible y no puede continuar más. Hoy no es tiempo de politización, sino de colaboración y altura de miras“, apuntó.

Durante una sesión de trabajo en línea, en la que participaron también la Jefa de Gobierno de la CDMX, y la y los gobernadores del país, Mendoza Davis puntualizó que se trata de un momento complejo y de grandes retos, pues por un lado se resiente el embate de la pandemia que afecta la salud de miles de familias, además de presionar los sistemas de salud y las finanzas estatales, donde se han utilizado recursos ordinarios para enfrentar este problema extraordinario.

Por otra parte, agregó, se enfrenta la otra emergencia, la económica, misma que afecta la producción, el ingreso y el bienestar tanto de las familias como de las finanzas estatales, “no hay palabras para describir la gravedad de lo que enfrentamos, por ello, la importancia de este encuentro”, comentó.

Propuso la búsqueda de soluciones prontas, reales y oportunas que permitan enfrentar en conjunto esta compleja situación, y para ello proyectó dos rutas simultáneas, “apegarnos al espíritu de la constitución, al federalismo y la responsabilidad política para atender a las familias y anteponer su bienestar a cualquier otro interés; y por el otro, trabajar con civilidad, creatividad y generosidad para servir a México, en momentos difíciles de gran tensión social, regatear lo que la ley mandata es perversidad y hoy no es tiempo de politización, sino de colaboración, actuemos con responsabilidad y altura de miras”, precisó.

Por lo que se refiere a la emergencia por la pandemia, comentó que ha implicado la transferencia de cargas adicionales a las Entidades federativas sin aumento de recursos para hacerle frente; algo que ha logrado agotar el presupuesto destinado para atender durante el año el tema de salud; es decir, los padecimientos normales de la población.

Por lo anterior,  propuso el establecimiento de un mecanismo para que las entidades puedan acreditar los gastos extraordinarios relacionados con la atención a la pandemia, y de esta forma puedan ser resarcidos debido a que dicha emergencia no comienza, sino que apenas inicia.

Mendoza Davis mencionó como tercer punto que, si bien los estados enfrentan una fuerte crisis financiera, los municipios no viven una realidad distinta; donde sin apoyos adicionales de la Federación, son los gobiernos estatales los que tienen que apoyar con recursos para que puedan cumplir con su obligación más elemental, “si no se ha pensado en un esquema de apoyo para ellos, sería importante tomarlo en cuenta”, reiteró.

Además, puntualizó que, se comparte una preocupación por el retraso en la dotación de recursos para diversos fondos y programas o bien, la cancelación de manera unilateral de otros, antes y durante la pandemia, mismos que han venido a mermar las finanzas y el desarrollo, como escuelas al cien, fondo de concurrencia y el servicio nacional de empleo, entre otros.

Finalmente, Mendoza Davis solicitó al secretario de Hacienda mantener este tipo de encuentros con periodicidad, “pues tenemos una obligación legal, pero también un imperativo moral de coordinación, más cuando se trata de recursos públicos que nos son confiados por los ciudadanos para bien administrarlos, creo que hablando se entiende la gente y si lo hacemos con frecuencia, seguro nos entendernos mejor”, precisó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here