Se va: sin pena ni gloria

En los 304 días de coordinador de Programas Sociales, el principal logro de Víctor Castro, fue repartir becas, y se va sin nada qué presumir.

0

La Paz, Baja California Sur.- El coordinador estatal de Programas Sociales del Gobierno de México, Víctor Manuel Castro Cosío, se fue sin pena ni gloria.

Durante los 304 días que duró en el cargo, Víctor Castro, se convirtió solo en un repartidos de becas estudiantiles y de personas de la tercera edad, sin mayores logros sociales que presumir en Baja California Sur.

Con hospitales del ISSSTE y del IMSS, completamente colapsados por el Covid-19, y una terrible parálisis en la mayoría de las delegaciones, el profesor jubilado, no pudo sostenerse más en su cargo para seguirse promocionando como candidato a gobernador, con recursos públicos, razón por la que lloró en vivo, cuando era entrevistado por algunos medios de comunicación.

Así que por ello… por ello… por…”, dijo y pausó tras soltar el llanto.

Después de unos minutos, y tras reponerse, Víctor Castro, dijo desconocer quién iría en su lugar, aunque originalmente, se había filtrado que intentaba maniobrar para dejar como sucesor a Homero Davis u Omar Castro, buscando quien pudiera cubrirle la espalda y seguir utilizando los programas sociales para proyectar su imagen.

Confrontado con los alcaldes Rubén Muñoz y Armida Castro, el hasta hoy coordinador estatal, anunció que buscaría la candidatura a gobernador por MORENA en alianza con el diputado federal, Alfredo Porras y el ex gobernador Narciso Agúndez Montaño, quienes saquearon el erario público en el periodo del 2005 al 2011, cuando perdieron el poder en manos del PAN.

Aunque el hasta hoy coordinador estatal, dijo sentirse “satisfecho” y “muy gratificante” por su labor, la realidad es que 57 días después de tomar protesta como coordinador estatal de Programas Sociales del Gobierno de México, Víctor Manuel Castro Cosío, nunca trabajo, porque andana literalmente en campaña rumbo a la gubernatura de cara al proceso electoral de 2021.

Aprovechando su cargo, y los recursos públicos, comenzó a promocionarse como “candidato a gobernador”, tal y como lo expuso públicamente el 13 de febrero de 2019, cuando en una reunión privada, según una grabación obtenida por MetrópoliMx, habló por primera vez abiertamente de sus aspiraciones de convertirse en el candidato oficial del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la gubernatura de Baja California Sur.

Durante esa reunión, el funcionario federal estuvo acompañado del diputado federal del Partido del Trabajo(PT), Alfredo Porras Domínguez, y quienes anunciaron un pacto:

No nos vamos a dividir, si Víctor Castro, es el candidato, los que estamos aquí, vamos contigo… para que quede claro… compromiso… habrá políticos que te digan, en lo privado, Víctor, mirándote a los ojos, estoy contigo, pero en lo público, no lo hacen… Yo mejor aquí en lo público, te lo digo… juntos… y el que este mejor, vaya de gobernador ¿Qué te parece?”, propuso Alfredo Porras Domínguez.

El legislador del PT presumió que era un honor que Víctor Castro estuviera en la primera reunión, donde –desde ese entonces—comenzaría a construirse una plataforma política estatal comandada por Enrique Castro.

La respuesta de Víctor Castro vino enseguida: “Que tan importante es unirnos para buscar no solo un puesto, un sitio en el gobierno, no solo para eso… por eso hoy… este día.. habíamos pensado Alfredo y yo que nos sentáramos… Yo le tomé la palabra a Alfredo, porque confío en él… no tengo nada… si alguien ¿va? ¡Quien sea!, nadamas que levante bien la bandera de no perderse, ni en el nepotismo ni en el amiguismo, ni en nada de lo que nos hizo daño en el pasado inmediato”.

Mañana sábado hará entrega formal de la oficina, donde podría tomarse protesta al nuevo coordinador, nombramiento que dejará en evidencia si la puerta fue cerrada para el profesor jubilado, o bien, si se convertirá en el poder tras el trono con la venía del Gobierno de México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here