Un homicidio culposo en La Paz

0

La Paz, Baja California Sur.- Cuando alrededor de las 10:58 de la noche del pasado jueves 10 de septiembre, Luis Suárez Martínez, terminó su jornada laboral en el puesto de tacos que recientemente había abierto, recogió sus cosas y se marchó.

El padre de 2 niñas subió a su camioneta de color gris Nissan Xterra, y emprendió su regreso a casa, deteniéndose en el semáforo de la avenida Forjadores y Bahía de La Paz, en la colonia Fovissste de la capital del estado.

El hombre de 41 años recientemente había sido despedido como Chef de un casino por la crisis de la pandemia del Covid-19, por lo que con el dinero del finiquito, tomó la decisión de abrir una modesta taquería para seguir viviendo en La Paz, porque estaba enamorado de esta ciudad, deseando ver crecer a sus hijas y sacar a su familia adelante, tras iniciar una nueva vida en compañía de su esposa.

Justamente en eso pensaba, cuando esperando el cambio de luz en el semáforo en la entrada de la colonia Fovissste, las ilusiones y sueños de Luis Suárez Martínez, se derrumbaban, después de que su camioneta modelo 2011 fuera impactada a 120 kilómetros por hora del lado del chofer.

En completo estado de ebriedad y en exceso de velocidad, el abogado Jorge Arturo Ganiz Avilés, a bordo de su camioneta Mercedes Benz, había intentado ganarle el paso a Luis,  pasándose el alto en rojo.

El brutal golpe alcanzó a otros tres vehículos que pasaban por el punto.

El primero una motocicleta Yamaha, conducida por Abraham Esquivel Bodadilla, repartidor de Uber Eats.

El segundo un automóvil Honda Civic, conducido por José Octavio Flores Ortega, de 24 años.

El tercero un automóvil Chevrolet Aveo, conducido por Fidel Iván Rubio Cota.

Aunque en el caso de estos tres vehículos involucrados, los conductores salieron con lesiones menores, Luis Suárez Martínez, murió en el sitio del accidente, cuando un grupos de rescatistas y bomberos, intentabas sacarlo entre los fierros retorcidos de su camioneta Nissan Xterra.

Después de correrse la versión de que el abogado Jorge Arturo Ganiz Avilés, sería liberado casi 24 horas después del accidente, bajo el supuesto de que no se había podido probar plenamente que el abogado conducía en estado de ebriedad y en exceso de velocidad, los familiares y amigos de la víctima, salieron a exigir justicia por el homicidio culposo de Luis Suárez Martínez.

Él solo quería cumplir un sueño, 😢 trabajar, poner su taquería, ver a sus hijas crecer, sacar a su familia…

Posted by Rocio Bañ on Friday, September 11, 2020

Lo más grave de todo es que los Peritos y Policías Municipales de La Paz asignados en el trágico accidente, no pudieron elaborar el estudio de alcoholimetría que probaría las sospechas de que el abogado, conducía en estado de ebriedad, después de negarse a realizarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here