Aumentan réplicas del enjambre sísmico en BCS

Los efectos del enjambre sísmico han provocado actividad constante en la península de Baja California y por todo el noroeste de México.

0

La Paz/Baja California Sur/Noticias.- La mañana del pasado miércoles 28 de julio, el Servicio Sismológico Nacional (SSN), detectó actividad sísmica en 3 puntos distintos del Golfo de California.

El primer sismo más cercano a la media península, se registró a 89 kilómetros al sureste de Santa Rosalía, en Mulegé.

El evento presentó 3.9 grados de magnitud en la Escala de Richter, de acuerdo al reporte.

El segundo ocurrió al oeste de la comunidad de Ahome, en el estado de Sinaloa, y el tercero en los límites portuarios de la ciudad de San Felipe, en Baja California.

Los tres sismos ocurrieron en un periodo relativamente corto, originando una ligera vibración de la tierra por el noroeste de México.

Pese a que no se reportaron daños materiales ni personas heridas en ninguna de las tres entidades mexicanas, los hechos forman parte del fenómeno conocido como enjambre sísmico.

El sistema que se manifiesta en el área del Trópico de Cáncer hasta llegar a la región subtropical del globo.

Esta zona geográfica, abarca los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y la porción occidental de Chihuahua y Durango.

El enjambre sísmico se caracteriza por la actividad consecutiva de varios temblores en un espacio restringido, sin que se reconozca un temblor principal y sus subsecuentes réplicas.

Las réplicas, estimuladas por el epicentro del enjambre sísmico, pueden ser peligrosas, ya que suelen ser impredecibles.

Llegan a tener gran magnitud dentro de una vasta extensión terrestre, causando daños y victimas adicionales al colapso de edificios que ya fueron afectados por el terremoto principal.

Dentro de este pulso de actividad sísmica alrededor de la península de Baja California, las más de 25 réplicas captadas durante las últimas semanas por los canales de monitoreo del Sismológico Nacional, han variado su potencia, oscilando entre los 3.9 y hasta los 4.0 y 4.2 grados de magnitud en zonas montañosas, áreas despobladas y valles desérticos.

El mecanismo de estos eventos recurrentes, responde a una falla inversa con un bajo ángulo y con rumbo norte-sur, acorde con el movimiento que se espera en la zona de contacto entre las dos placas tectónicas y la interfaz.

Desde épocas pasadas, se han detectado otros enjambres sísmicos con diferentes duraciones, diferentes número de sismos y rangos de magnitud en Baja California Sur.

Región donde se encuentran algunos de los canales de subducciónhundimiento de placas tectónicas– que rodean la península, creando el escenario idóneo para una fuerte actividad sísmica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here