La Paz, Baja California Sur.- Navegando con la bandera de respeto e igualdad hacia todas las mujeres, y justo en el marco del Día Internacional de la Mujer, conmemorado el 8 de marzo, la empresa automotriz, FORD BajaCal, sucursal La Paz, posteó una imagen en su fanpage de Facebook, bajo el hasthtag #UnDiaSinNosotras, presumiendo públicamente fomentar entornos laborales seguros e inclusivos, y aquellos que promueven el respeto y el cuidado de unos a otros dentro de la agencia, previo al reconocimiento global hacia el género femenino, en su día.

Sin embargo, solo bastaron un par de horas para que el gráfico de los valores de la “Familia Ford” compartido a sus seguidores en redes sociales, fuera borrado, tras haber sido retomado el dos de marzo en el muro de la ex colaboradora de la agencia automotriz, Maya Cota, exponiendo un grave caso de hostigamiento, acoso sexual, abuso de poder, violencia de género y un intento de trata de personas, por parte del gerente del Departamento de Servicio de FORD, Edgar Rangel Prieto.

Públicamente, la agencia FORD, respeta y cuida a las mujeres para un entorno seguro, y en lo obscuro, protege y solapa a hostigadores y acosadores sexuales de jóvenes mujeres.

La publicación de la joven víctima se volvió viral con el transcurso de las horas, lo que sospechosamente, provocó que FORD, terminara por bajar la publicación de las redes sociales que fue tomada por Maya.

Durante una entrevista con MetrópoliMx, la ex colaboradora del Departamento de Servicio de la agencia automotriz, narró la pesadilla que vivió dentro de esta empresa, después de casi dos años de laborar en FORD, tiempo en que entregó buen desempeño laboral, mientras mantenía un trato cordial y de respeto con sus compañeros y superiores, hasta que un día, todo cambió radicalmente.

Hoy, Maya Cota, cumplirá tres semanas que ya no se presentó a trabajar a la empresa automotriz, aunque Baja Cal sigue depositando su salario, como una manera de evitar el escándalo, a pesar que desde el 9 de febrero, presentó la denuncia a los gerentes y directivos.

Maya Cota, la primera mujer que le pone nombre y apellidos a la hostigación, acoso sexual, abuso de poder y trata de personas dentro de la agencia FORD o BAJA CAL en La Paz.

Yo fui colaboradora de FORD, primeramente en ventas, y después, en el área de servicios, ¡donde me tocó vivir lo peor con mi gerente!”, comienza su relato Maya, al haber tomado la decisión de hacer público su caso para exponerlo a sus contactos y usuarios de Facebook, y destapar el lado oscuro de la sucursal regional de la concesionaria internacional, evitando que otras mujeres callen, y salgan a exponer lo que viene sucediendo.

En la entrevista con este medio de comunicación, Maya Cota, reafirmó las  acusaciones que hizo en su cuenta de Facebook, explicando que fue “ofrecida varias veces, como dama de compañía para distintos clientes de la agencia”, por parte del gerente del Departamento de Servicio de FORD, Edgar Rangel Prieto.

Comúnmente, según relata, quienes llegaban a las instalaciones a realizar trámites generales, solicitar servicios de mantenimiento de sus coches o la cotización de automóviles FORD, la opción era que la chica saliera con los hombres que visitaban el lugar para “conservar la preferencia de su clientela”, y tener un ingreso “extra”.

Maya, totalmente ajena a estos ofrecimientos, realizaba su trabajo cotidianamente, mientras sin saberlo, era objeto de miradas de deseo, desde los pasillos de la agencia por parte de los clientes que habían sido engañados por Edgar Rangel Prieto, interesados en tener la opción de requerir la compañía de la dama, en algún momento dado.

Sin embargo, la mujer de 26 años por fin se enteró de las intenciones de su jefe, cuando una tarde, llegó un hombre maduro, de apróximadamente 50 años –según el relato de la joven- solicitando el servicio del taller de la agencia hacia una camioneta de lujo marca GMC DENALI, por fallas eléctricas. Esta persona, llegaba de un  Ferry Turístico de otra región, por lo tanto, nunca antes había sido visto en la concesionaria.

La denuncia presentada por Maya Cota a gerentes y directores de la agencia FORD.

Mientras esperaba la reparación del desperfecto de la unidad, Edgar Rangel atendía personalmente al hombre, quien ya para entonces, había puesto su atención en la joven, que continuaba con sus labores, hasta que fue llamada por su superior para “proponerle algo”.

Al estar frente a frente con el visitante, Edgar Rangel le dijo a su empleada que saliera a tomar un café con el cliente en turno para que “la conociera más”. Entre el desconcierto y el shock de tal petición, y por ser en propia voz de su jefe, quien le pedía que ejecutara tal acción, dentro de su horario de trabajo, Maya abordó la camioneta último modelo para dirigirse a un café ubicado a un costado de la agencia FORD, y charlar con el cliente.

Y si te preguntan: ¿porqué te subiste? ¡Hubieras dicho que no!, yo decía lo mismo, ante estas situaciones, y hasta que no te pasa, no sabes qué hacer, estaba entre la espada y la pared por estar en mi horario laboral, y ser mi jefe quien me lo solicitaba”, señaló Maya, recordando ese instante en que fue convencida contra su voluntad para salir de su área laboral con un completo extraño, orillada por su jefe.

Ya estando en el café, el sujeto que la pretendió desde un principio fue claro con ella, diciéndole: “No pretendo ni casarme ni que te vayas a vivir conmigo, solo quiero que tú me atiendas y me trates bien cuando venga a La Paz, quiero ser tu Sugar Daddy”.

La gerencia del Departamento de Servicio de Ford, convertida en una agencia de colocación de “Suggar Babies”, ofreciendo mujeres jóvenes a personas económicamente poderosas.

Ante el atrevido ofrecimiento, y todavía atónica, la joven empleada no dudo en solicitarle a su acompañante que volvieran a la agencia, luego de negarse a acceder a la serie de peticiones.

Hable con la dirección y la gerencia de FORD, y ¿creen que hicieron algo?, me pidieron que continuara trabajando, como si nada. Los directores de sector, gerentes generales, y a través de los representantes regionales, se oponen a que este hombre protegido por los altos mandos, tenga algún tipo de sanción dentro de la empresa, ya que sigue laborando ahí como si el jamás hubiera hecho nada, pavoneándose por los pasillos sabiendo que es intocable”, expresó.

La joven mujer comentó que pudo confirmar que a pesar de las quejas, y de denunciar abiertamente a su jefe por cometer esta clase de delitos en contra de una mujer, la justicia sigue sin ejercerse dentro de la empresa automotriz, careciendo de ética profesional y de valores que garanticen la seguridad y protección de sus trabajadores que representan la marca, bajo cualquier circunstancia y situación, por lo que tomó la desición de no presentarse a trabajar.

El problema de raíz, continúa cosechando frutos en perjuicio de la marca, ya que, previamente a la llegada de Maya Cota, otras cuatros jóvenes mujeres fueron renunciando una por una al mismo puesto dentro del área de servicio de FORD, quejándose abiertamente de Edgar Rangel Prieto, su gerente en turno, por acoso e insinuaciones sexuales.

La firma de Maya Cota en el correo de denuncia enviado a todos los gerentes y directores que solapan el hostigamiento, acoso sexual, abusos de poder y trata de personas, a fin de evitar un escándalo, como el de hoy.

Por lo pronto, el caso de Maya Cota, es el único de una ex trabajadora que se atrevió a denunciar públicamente esta penosa situación, por lo que mantiene el proceso por demandas en contra de su ex empresa, una de ellas por abuso de poder, y la siguiente, a consecuencia de ser objeto de acoso sexual y motivo de ofrecimiento de favores de carácter íntimos o moralmente inaceptables por parte de su ex patrón, quien por ahora se encuentra libre de imputaciones, a pesar de ser señalado directamente, como el responsable por estas graves acciones.

Contrario a su discurso de apoyo a colaboradores que decidan sumarse a la iniciativa del día 9 de marzo, resulta incongruente que la agencia FORD mantenga bajo protección a un provocador sexual en los niveles jerárquicos de la empresa, valiéndose de sus empleadas para buscar satisfacer a sus clientes, creando una red de acosos y ofrecimientos de carácter sexual, sin respetar los derechos humanos y al género femenino que justamente conmemora su día, buscando erradicar este tipo de prácticas, la violencia de género, ganando las suficientes garantías para sentirse seguras y libres, dentro de la propia sociedad.

5 Comentarios

  1. La verdad siempre sale a la luz. Esta chica miente, hay varias personas a las que ha querido extorsionar, difamandola y haciéndose pasar por la víctima. Ojalá le hagan un examen psicológico para ver por qué actúa así. El relato tiene varias incongruencias. Para empezar el porque se fue a tomar un café en contra de su voluntad. A petición del jefe?…. simplemente yo no me hubiera ido con el sugar Daddy.. la belleza se va…. pero lo inteligencia???? Si no tienes siendo la más bella pues no hay….. de dónde….

    • Conoszco a Edgar desde hace más de 10 años fue mi jefe y en la empresa donde trabajabamos había una plantilla bastante amplia de mujeres y siempre nos trató con respeto ! Es una verdadera pena que está chica se aproveche del movimiento que se está generando sobre las.mujetes para que saque está sarta de mentiras ya sacar provecho de la situación !!!
      Pero pronto saldrá la verdad a la luz!!!

    • Yo creo lo que dices… con respecto a que hay varias personas a las que les ha difamado… aparte que destructiva mujer… yo apoyo el movimiento feminista y lo apoyo desde la verdad…. esta seño-rita quiere su fama… mi opinión no va en contra de su derecho laboral.. si no en contra de la difamación a persona a la que no se le ha comprobado responsabilidad.. que no empañe la lucha. FATIMA es una víctima, esta mujer no….

  2. Trabajo desde hace muchos años en Bajacal soy compañera de Edgar y de Maya. Nunca he visto ni oido de ninguna de mis compañeras acerca de alguna falta de respeto de Edgar. Asi que dudo mucho de la veracidad de éste señalamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here