La Paz, Baja California Sur.- La zona mayormente afectada por la nube tóxica generada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), tras emitir particulas de azufre y dióxido de nitrógeno, es la que rodea la populosa colonia de El Pedregal de Cortés, y los exclusivos fraccionamientos de Lomas de PalmiraPedregal de La Paz, Los Frailes, La Piedra, Paseo de Cortés, Colinas del Sol y Club de Cortés.

Asimismo, desde el Hotel City Express hasta El Molinito en el malecon costero, y desde las populares colonias de La Rinconada, pasando por Antonio Navarro Rubio, Ladrillera, Ciudad del Cielo y hasta El Esterito, respiran azufre durante 48 días del año y dióxido de nitrógero en 241 días, lo que estaría provocando un grave daño a la salud de los habitantes.

Lo anterior –según el resultado de los estudios del Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental (CERCA)—no es obra de la casualidad, sino porque se trata de la zona más alta de la ciudad, y a su vez, la más cercana a la fuente de producción eléctrica que usa combustóleo, un hidrocarburo barato, pero altamente contaminante.

Durante una entrevista en exclusiva con MetrópoliMx, la directora de la organización CERCA, Jaqueline Valenzuela, explicó que en La Paz cuentan con 3 estaciones de monitoreo del aire, una en El Pedregal, otra en la preparatoria Morelos, en el Centro de la ciudad, y una tercera en Cet del Mar. De las tres, es la primera, la que registró, por ejemplo, 41 días de alta concentración de azufre.

Es un perímetro de la población que vive ahí, y consideramos pudiera estar en riesgo”, alertó y adelantó que “el próximo año harán estudios epidemiológicos en esta zona citadina para analizar si ya la población está sufriendo los estragos del dióxido de nitrógeno y el azufre en su salud, cuando las partículas caen como lluvia en esas zonas”.

¿Qué saben de la calidad del aire de La Paz?”, se le preguntó, respondiendo que “tenemos 241 días de dióxido de nitrógeno, el cual proviene de dos fuentes, de las móviles y las fijas que están por parte de la generación de electricidad, pero tenemos algo muy importante, 41 días de azufre, sobre todo de la estación que está más cerca de las fuentes fijas que es la del Pedregal”, expuso.

En cambio, en la estación Morelos, se reportaron 38 días con azufre, debido a que esta emisión viaja por el aire y se esparce en la ciudad. La tercera fue la que menos contaminante registró, y es la que se encuentra más hacia la costa.

La directora dijo que lo que CERCA busca el próximo año “es monitorear además la cuenca atmosférica del municipio, para revisar como se distribuye la mancha de contaminación desde Isla Serralvo hasta Todos Santos”.

 

El diagnóstico

Ahora conocemos que tenemos la presencia de mayor concentración de dióxido de nitrógeno, la mayor parte del año y es por las fuentes móviles (autos) o las fijas, o las dos combinadas”, detalló.

Mencionó que existen normas mexicanas que señalan los niveles permisibles de contaminación concretados en el aire de una ciudad para evitar efectos en la salud de la población.

Sin embargo, indicó que La Paz a diferencias de otras ciudades del mundo, como algunas de la India o China, están por encima de los niveles de la OMS hasta 20 veces más.

Aquí en La Paz, no la superamos 20 veces, pero sí estamos superando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, y también de las normas oficiales mexicanas, en un 15 por ciento, en un 20 por ciento”, apuntó.

Cuando se llega a este punto, dijo la especialista, es “cuando se tienen que tomar acciones de prevención para evitar riesgos en la salud, como problemas respiratorios por el dióxido de nitrógeno”.

Estamos hablando de problemas respiratorios de todo tipo, desde una alergia hasta un cáncer de tráquea y pulmón, por ejemplo”, expresó.

La directora de CERCA, Jaqueline Valenzuela reveló que se han detectado partículas PM10 y PM2.5, las cuales no han superado las normas oficiales.

Este material particulado está relacionado, según las investigaciones recientes, con problemas de aprendizaje en las personas, demencia, esquizofrenia y hasta cáncer de cerebro”, advirtió.

Sí estamos hablando de serias implicaciones en la salud de estar superando los límites de las normas mexicanas”, dijo.

 

El nuevo comité Pro Aire

Actualmente, ya existe un programa para la mejora del aire en el estado, Pro Aire, en donde se señalan todas las acciones y estrategias a implementarse para prevenir problemas de salud, pero hasta el momento, se está llevando a cabo nada.

Apenas se ha establecido el Comité Núcleo, con representantes ciudadanos y dependencias, pero en realidad, no se ha empezado a gestionar para entrar a este reto urgente.

Desde que pasó el periodo de apagones en La Paz, y cuando la mancha de contaminación empezó a ser más visible en el horizonte, se ha logrado colocar en la agenda públicael tema para generar incidencia, dijo.

Todo esto lo hemos documentado para presionar en el Senado”, sentenció y refirió que se está promoviendo para que la CFE coloque un sistema de control de emisiones. 

Este sistema ya está operando en la termoeléctrica Punta Prieta, pero no la central de combustión interna que tiene 5 chimeneas, lo cual es “grave” y se tiene que solucionar en el corto plazo.

Dentro de la revisión de la generación de energía, dijo, se tiene que abrir el abánico de posibilidades para producir una que no contamine demasiado.

Así, la especialista mencionó que por primera vez en la historia, todos los órdenes de gobierno, los legisladores y la ciudadanía están en el momento en que coinciden en que “se debe atacar el problema para tener soluciones en el corto plazo”.

Sin embargo, al ser cuestionada por Metrópolimx sobre cuánto tiempo más esperará la ciudadana en que las autoridades atiendan de manera correcta el problema, la investigadora sentenció: “Ya no tenemos tiempo, la ciudadanía ahora con las redes sociales debemos de conjuntar todas las acciones, y eso requiere una gran estrategia de comunicación”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here