“Accidental” muerte de trabajador triturado por maquina en Los Cabos

El cuerpo de Gilberto Merino es trasladado vía aérea a San Pedro de Orizaba, Oaxaca, para ser sepultado en la región que lo vio nacer.

0

Los Cabos/Baja California Sur/Noticias.- El trágico fallecimiento de Gilberto Merino Antonio, ocurrido el 21 de julio en Cabo San Lucas, fue decretado como muerte accidental por las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Confirmó en entrevista exclusiva para MetrópoliMx, la abogada defensora de la familia Merino Antonio, Margarita Salcido.

La abogada dijo que la empresa Gubasa Construcciones, finalmente respondió por las consecuencias del terrible accidente que le quitó la vida a Gilberto, durante la jornada laboral.

Los representantes legales de la agencia de bienes raíces y construcción, se acercaron a los padres y hermanos del fallecido. Cubrieron los gastos funerarios e indemnizaron económicamente a la familia. Además apoyaron con el traslado del cuerpo de Gilberto a Oaxaca.

En estos momentos, los restos del trabajador viajan vía aérea a la Ciudad de México. El avión de Aeroméxico que transporta el cuerpo, hará escala antes de partir a la comunidad de San Pedro de Orizaba, Oaxaca, donde realizarán los servicios fúnebres para Gilberto.

De acuerdo al testimonio de la abogada Salcido, los agentes de investigación de la PGJE, descartaron totalmente la versión de que la muerte de Gilberto fue intencional. Descartaron que fuera causada por un compañero de trabajo que quiso jugarle una broma, activando manualmente la máquina trituradora que terminó con la vida del joven.

Lo que ocurrió –según las líneas de investigación del caso- fue que los superiores de Gilberto lo enviaron a limpiar el triturador de piedra y block, que tiene un sistema de operación automatizado, encendido programado y controlado por sensores de movimiento.

Las investigaciones afirman que Gilberto no desconectó el sistema al momento en que comenzó con las labores de limpieza.

La maquina se encendió cuando Gilberto se encontraba cerca de los mecanismos de presión, atrapando su cuerpo y provocándole graves heridas, que derivaron en su muerte cuando lo atendían de emergencia en un hospital a las afueras de Cabo San Lucas.

Muerte accidental”, fue el dictamen de las indagatorias recabadas en el caso de Gilberto Merino Antonio, tras los cuestionamientos públicos sobre los verdaderos motivos del incidente que le arrebató la vida.

A seis días del terrible accidente laboral, los familiares de Gilberto que recorrieron el país para llegar a Cabo San Lucas y reclamar los restos del joven, lo acompañan a su última morada, donde descansará en la tierra que lo vio nacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here