La Paz, Baja California Sur.- Con el objetivo de exhibir públicamente a aquellas personas que rompen con las medidas sanitarias de prevención ante el Coronavirus, surgió la página de Facebook llamada “Covidiotas BCS”, que se especializa en publicar fotografías de todos aquellos habitantes sudcalifornianos que son descubiertos en sus redes sociales, ignorando las recomendaciones del sector salud, evitando a toda costa el resguardo social y desacatando las normas de higiene y seguridad para prevenir contagios por Covid-19.

Según la definición de la nueva palabra popular que describe la inconsciencia social en plena etapa de emergencia sanitaria por el peligroso virus, un “covidiota”, es identificado como: “una persona que ignora completamente el protocolo de distanciamiento social, y que hace todo lo posible por contribuir a expandir los brotes de infección por Coronavirus en su localidad”.

El equipo de administradores de la página virtual de reciente creación, rastrea diariamente algunos de los perfiles de los usuarios radicados en los 5 municipios del estado para tomar aquellas fotografías donde se muestran realizando reuniones sociales, acudiendo a zonas de playa sin equipo de protección o fuera del horario establecido por las autoridades locales, o simplemente quebrantando el aislamiento social, mostrándose en la web paseando en las zonas turísticas de su entidad o en las plazas comerciales, en lugar de permanecer resguardados en sus hogares.

Desde el pasado 14 de junio, día en que lanzada oficialmente la página de denuncias sociales, esta cuenta ha alcanzado poco más de 800 seguidores, pero no fue hasta el 17 de junio, cuando se volvió bastante popular por compartir una gran cantidad de material audiovisual que se hizo viral, haciendo referencia exclusivamente a la presencia de decenas de personas en el Arco de Cabo San Lucas, subiendo varias fotografías y vídeos al perfil de “Covidiotas BCS” acerca de este controvertido tema que acaparó las principales portadas de los medios de comunicación de la península sudcaliforniana, evidenciando la preocupante aglomeración de personas sobre la playa natural que se forma cada cuatro año justo debajo del famoso arco rocoso que es el símbolo turístico del destino de Los Cabos.