Don Abraham, un despachador de gasolina estafado por un cliente en Los Cabos

1

Cabo San Lucas, Baja California Sur.- Para Don Abraham, un noble y honesto trabajador que se desempeña como despachador de la estación de gasolina “Los Venados”, ubicada en la colonia Pueblo Nuevo de Cabo San Lucas, la suerte no le sonrió durante su jornada nocturna de labores, dejándolo con una considerable deuda económica a saldar con su propia empresa, gracias a una ruinacción de un abusivo sujeto que se aprovechó totalmente de la confianza y amabilidad de esta persona de la tercera edad, sin remordimiento alguno.

Cuando todo parecía una noche tranquila y rutinaria en las instalaciones de la gasolinera local, un inesperado percance cambiaría la vida de Don Abraham Pérez, mientras realizaba su trabajo.

No habían pasado ni diez minutos de que el último cliente terminó por despedirse del siempre atento despachador, cuando de repente, llegó una camioneta color guinda, Ford Explorer, modelo 2013, a recargar combustible en la bomba de servicio operada por Don Abraham.

Siguiendo con el protocolo de seguridad de las estaciones de gasolina, la lujosa camioneta detuvo su marcha y apago el motor, para que el humilde hombre de familia le prestara el servicio solicitado, como habitualmente lo hacía.

Sin embargo, con lo que no contaba Don Abraham, era que el conductor de la camioneta, se aprovecharía de su inocencia y confianza, justo momentos después de que se le retiró la manguera que nutrió de combustible al vehículo, solo para arrancar su unidad nuevamente, y huir rápidamente de la escena, sin haber pagado la cantidad de mil 180 pesos, que fue el monto contabilizado en el monitor electrónico de recarga de gasolina.

El ticket del combustible ahora tendrá que ser pagado por Don Abraham.

Lleno de frustración, coraje y tristeza, por verse imposibilitado para detener el injusto acto delictivo, a Don Abraham no le quedó otra opción que permanecer estático en su zona de trabajo, y aún con los rasgos de sorpresa dibujados en su rostro, contemplar la veloz carrera de la camioneta, que fue aumentando la velocidad hasta perderse entre las sombras de la noche.

Al borde de las lágrimas, el desesperado trabajador denunció ante sus compañeros y gerente en turno el haber sido víctima de un conductor que no pagó el servicio solicitado, por lo que ahora, el modesto empleado y hombre de familia, debía pagar de su bolsa la cantidad que se agregó al conteo total de su turno, en consecuencia de un reprobable acto que hasta hoy, mantiene en una marejada de angustia y desesperación a Don Abraham, por tener la responsabilidad de solventar la deuda y al mismo tiempo, llevar el sustento a su hogar, como siempre lo ha hecho.

Estos hechos, quedaron grabados en la cámara de seguridad de la gasolinera como evidencia del caso, por lo que el video de vigilancia fue compartido en redes sociales, para poder dar con el culpable, y que hoy está convertido en prófugo de la justicia.

La publicación, se fue viralizando en cuestión de minutos, y de esta manera, los usuarios de las plataformas digitales conocieron la precaria situación de Don Abraham, y decidieron unirse en apoyo al empleado de la estación, convocando a más internautas a solidarizarse a favor del buen hombre que comienza a recibir los donativos de grandes ciudadanos que desean aportar su grano de arena y gran corazón, para devolverle la tranquilidad y esa sonrisa que caracteriza a Don Abraham, para que nunca más vuelva a apagarse.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here