Cabo San Lucas, Baja California Sur.-  Cuando la niña Karla Sujeith “N”, había entrado a bañarse en la casa de su tía Manuela, durante las vacaciones de Semana Santa, en la ciudad capital de Baja California Sur, sonó su celular, después de ingresar un mensaje desde el número telefónico 624 126 56 11.

Del otro lado, el profesor de sexto año Grupo “A” de la escuela primaria “Narciso Mendoza” de la colonia Las Palmas, de este puerto turístico, Jasent Evaristo Naranjo García, transcribía textualmente: “Ya quiero que regreses, tengo ganas de que me saques la leche, y si quieres te lo hago anal”.

La primera en leer el contenido el mensaje sexual fue su prima Michelle, y quien rápidamente aviso a su madre espantada de lo había leído en el teléfono de su familiar de 11 años.

Después de informar sobre el caso a la madre de la estudiante de sexto año de primaria turno vespertino, Karla María, las dos procedieron a interrogar a la menor de edad hasta lograr que finalmente hablara sobre lo que estaba sucediendo.

Así, según Karla Sujeith “N”, reveló que desde la tercera o cuarta semana del mes de septiembre de 2010, el profesor Jasent Evaristo Naranjo García, había comenzado acosarla dentro del salón de clases.

Primero besándola a la fuerza en la boca, y después obligarla a tener sexo oral dentro del salón de clases.

Amparado bajo el cargo de profesor, Jasent Evaristo Naranjo García, empezó a cotejarla, planeando alevosamente salidas del grupo escolar a la playa y al cine, junto con otros compañeros de clases.

Desde luego que la finalidad de todas esas salidas era quedarse solo con la infante al final de las “actividades” y abusar sexualmente de ella.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/ordena-itai-al-ayuntamiento-de-los-cabos-rendicion-de-cuentas-de-proveedores/

Lo anterior obra en la averiguación previa CSL/174/SEX/2011 que la Procuraduría General de Justicia del Estado, consignó al Juzgado Primero de Primera Instancia del Ramo Penal de San José del Cabo, y quien abrió la Causa Penal 096/2011, cuya copia fue obtenida por MetrópoliMx, durante esta investigación de abusos sexuales de niños en el estado, y la cual transcribe que en una ocasión, el profesor se llevó a la alumna a su domicilio particular, obligándola a tener de 4 a 5 veces sexo oral y penetrarla por la vía vaginal.

Peor aún.

En otra ocasión, el maestro llevó a la niña al Hotel “La Roca”, cuidándose siempre de que nadie lo viera o reconociera.

La estudiante desde luego había accedido a todo, según su testimonio, porque “el profesor la había amenazado de muerte”, argumentando que si no accedía a sus peticiones iba causarle daño a ella y a sus padres, porque tenía familiares “narcos”, pudiendo hablar con ellos para que los mataran a todos.

En su declaración oficial, la niña Karla Sujeith “N”, relató que cuando conoció al profesor Jasent Evaristo Naranjo García, “era buena persona conmigo y mis compañeros, después si mis compañeros se portaban mal, les tiraba con cualquier cosa y a veces nos decía groserías”.

Paso como un mes desde que entramos a sexto, y en una ocasión nos quedamos en el salón varios compañeros, mis compañeros se fueron y entonces yo y mi compañera Lizeth, nos quedamos platicando con el profe, nos abrazó a las dos, pero mi compañera se salió, porque tenía asamblea”, relató y agregó: “Entonces me quede yo sola, el profe se quedó frente a mí, y me dijo que si lo besaba, y le dije que no, porque era mi maestro, y yo no quería, y me dijo ¡ándale ahorita nadie nos ve!, y yo le dije que no, y me salí”.

Al día siguiente, según la declaración de la infante, “me volví a quedar sola con el profe Jansent, después de que mis compañeros salieron del salón, y el profesor me amenazó diciendo que si no lo besaba me iba a pasar algo y sino a mis familiares, y yo lo besé, y de ahí en adelante era todos los días”.

El profesor Jasent Evaristo Naranjo García, de acuerdo a la versión de la niña, cuando llegaba la hora del recreo, comenzaba a sacar a todos los alumnos del salón para quedarse con ella y besarla.

El salón de clases tiene cortinas y siempre estaban cerradas por eso nadie se daba cuenta”, confesó.

Con el trancurso del tiempo, el profesor hizo una invitación sorprendente a la alumna.

Me dijo que sí no me atrevía hacerlo oral y yo le dije que no, me daba mucho miedo, aparte nunca lo había hecho, y me contesto que no pasaba nada, que no fuera mamona que era normal”, comentó y relató que “yo estaba sentada en una silla , y me agarró del cabello fuerte, y me sambutió su pene en la boca y me obligó a que se lo chupará hasta que se vino”.

La infante de 11 años reveló que a partir de entonces, la pesadilla se convirtió en un infierno, porque “diario quería que le hiciera el sexo oral, y nadie se daba cuenta, porque cerraba la puerta con seguro, siempre amenazándome de que me iba a matar o sino le iba hacer algo a mi mamá y mi papá”.

Posteriormente, el maestro Jasent Evaristo Naranjo García, propuso a la infante tener relaciones sexuales con él, pero la estudiante se negó, pero insistió.

Me sentó en el escritorio de la mesa del salón, y el me alzó de la cadera y me sentó en el escritorio. Yo traía la falta del uniforme, no traía short, y me movió el calzón y me metió su pene en mi vagina, y yo le rempujaba para que se quitara, porque me estaba doliendo mucho, y le quise dar una patada para que se moviera y le agarró de la pierna”, confesó.

Fue entonces, según la alumna, “empezó a salirle sangre de la vagina, y el profe, no se vino adentro, y después que llegue a la casa tuve que lavar el calzón, porque se me había manchado, y no pude decir nada por miedo a que el maestro me hiciera algo”.

Así, comenzó a pasar el tiempo, abusando sexualmente de la infante, cada vez que quería, hasta llegar al grado de proponerle que sirviera de puente para conseguir lo mismo con su compañera de clases Adeline“N”.

El caso fue denunciado penalmente desde el 12 de mayo de 2011 en la agencia del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur, a cargo de Marlene Verenice Gómez Salas, en contra del profesor Jasent Evaristo Naranjo García, acusado de violación agravada en contra de Karla Sujeith “N”, Adeline “N” y Marcela “N”.

Alrededor de 9 años después, la justicia simple y llanamente, nunca llegó.

En la próxima entrega contaremos la segunda parte de esta historia.

 

 

 

 

5 Comentarios

  1. Que horror ,deveria de ver cámaras en cada aula por seguridad de todos ..no se como puede pasar esto ,a nuestros hijos ya ni en la escuela están Seguros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here