Loreto, Baja California Sur.- El talentoso beisbolista originario de este puerto de Loreto, Baja California Sur, Rodolfo Amador López, se proclamó campeón de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), con el equipo de Acereros de Monclova, tras derrotar en el juego 7 de la serie final a la novena de Leones de Yucatán, con marcador de 9 carreras a 5.

Contribuyendo de gran manera para la victoria de su escuadra, el brillante atleta loretano se plantó firme sobre el diamante para repartir juego, antes de conectar tres impresionantes imparablesque ayudaron a conseguir el primer campeonato en la historia de los Acereros, dentro de la liga más importante de béisbol en México.

El tercera base del conjunto campeón, debutó en la LMB en la temporada 2012, antes de llegar a formar parte de los actuales monarcas. El “”Lover Time”, como también es conocido Rodolfo Amador entre los aficionados al rey de los deportes, fue contratado por Acereros en 2017, y en 2018, bateó un porcentaje total de .320 entre ambas temporadas, ganándose el reconocimiento a la relevación del año.

En el invierno de ese mismo año, el pelotero sudcaliforniano fue pieza fundamental para el conjunto de los Cañeros de Los Mochis, con quienes sostuvo importantes actuaciones durante la post-temporada. Después de reforzar al cuadro de Sinaloa, Amador volvió a Acereros para terminar dominando la recientemente concluida campaña, y levantar junto a sus compañeros el trofeo que los acredita como los campeones de la liga nacional.

Estoy feliz y emocionado de ser parte de este gran equipo, gracias a dios y al esfuerzo de todos hemos conseguido cerrar un excelente año para nosotros”, fueron las primeras palabras de Rodolfo, mientras celebraba el triunfo en el centro del campo, con su entrenador, esposa e hija y el resto del club campeón.

El flamante ganador de la LMB y orgullo deportivo del municipio de Loreto, hizo historia con la novena de la “Furia del Norte”, tras adjudicarse la serie del rey y darle el primer campeonato a los Acereros de Monclova, haciendo vibrar en cada rincón al “Horno más Grande de México”, el Estadio Monclova, que vivió una fiesta absoluta al presenciar al equipo de casa conseguir levantar la Copa Zaachila.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here