La Paz, Baja California Sur.- El 13 de diciembre de 2018, el Congreso del Estado de Baja California Sur, aprobó un ingresos extraordinario de 20 millones de pesos a la propia XV Legislatura para el Ejercicio Fiscal de 2019, pasando el techo financiero originalmente programado de 214 a 234 millones.

En la propuesta del gasto público del Poder Legislativo, nunca fue etiquetado el recurso, solo trascendió que una parte del dinero, iba a ser destinada al pago de laudos, pero que la erogación estaría apegada a “los principios de eficiencia, eficacia, economía, trasparencia y honradez”, establecidos por la Ley de Contabilidad Gubernamental.

Por lo anterior, MetrópoliMx, inició una investigación el 18 de septiembre de 2018, buscando conocer el destino de los 20 millones de pesos del gasto extraordinario, y tras ser negada la información vía solicitudes de transparencia, promovió un Recurso de Revisión, bajo el número de Folio RS-161-XV-352111, por lo que el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (ITAI), ordenó a la XV Legislatura, entregar la información en un término de 3 días hábiles, no teniendo más remedio que entregar el expediente completo.

Durante la revisión y el análisis de la información integrada por memorandums, recibos de pago, pólizas de cheques y transferencias bancarias, MetrópoliMx, descubrió que parte del gasto extraordinario de los 20 millones de pesos está siendo destinado al pago de bonos bimestrales y bonos trimestrales de los diputados locales de la XV Legislatura.

La recompensa económica es tan solo la punta del icerberg de una lista de privilegios que cobran indebidamente los diputados de la XV Legislatura en la era de la 4T, como son bonos, gratificaciones, prestaciones para el retiro, gastos de representación, apoyos asistenciales, pagos de gasolina y vehículos, lo que permite que vengan realizando un saqueo desmedido de los recursos públicos, como nunca antes en la historia política del estado, escudados en una supuesta legalidad y autonomía constitucionalidad.

La investigación de este medio de comunicación, reveló que los diputados locales –cuatro meses después de tomar protesta– pasaron de ganar un promedio de 173 mil pesos a 243 mil pesos mensuales, porque resulta que a partir de diciembre de 2018, la mayoría en el Poder Legislativo, aprobó autoentregarse los “bonos bimestrales”, “bonos trimetrales”, así como “gratificaciones” y “prestaciones para el retiro” que ni siquiera existían dentro de las percepciones económicas en anteriores legislaturas, lo que está completamente fuera de la Ley.

Tan sólo la Comisión de Cuenta y Administración dirigida por el diputado del Partido Encuentro Social (PES), Rigoberto Murillo Aguilar, tiene asignada una partida de 50 mil pesos quincenales por el concepto de “Gastos de Representación”.

En las pruebas documentales obtenidas por MetrópoliMx, tras ganar un juicio en el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, quedo develado que el anterior presidente de esta misma comisión, Ramiro Ruiz Flores, cobraba 100 mil pesos.

En tanto, hoy Rigoberto Murillo Aguilar, recibió 550 mil pesos, tan solo en el periodo del 15 de marzo al 15 de agosto pasado, convirtiéndose así, y de esta manera, en el diputado local que más dinero obtiene del presupuesto, ya que gana en total cerca de 336 mil pesos mensuales, según la partida 51211.

 

Los primeros indicios

Cuando los 21 legisladores entraron en septiembre de 2018, de acuerdo a una revisión y análisis de pólizas y cheques por parte del Departamento de Investigaciones Especiales de MetropoliMx, cada uno ganaba mensualmente lo siguiente:

1.- 88 mil pesos por concepto de sueldo y dietas

2.- 35 mil pesos por apoyos asistenciales

3.- 40 mil pesos por fondo de ahorro

4.- 10 mil pesos por gasolina.

Lo anterior representaba ingresos por un total de 173 mil pesos mensuales. Sin embargo, dependiendo de la Comisión Permanente que ocupara cada legislador, fue beneficiado con un bono extra.

Por ejemplo, la ahora ex presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Paola Milena Quiroga Romero, recibió en octubre de 2018 la cantidad de 100 mil pesos por “Gastos de Representación”, y otros 12 mil pesos por coordinar la Fracción Parlamentaria de Morena y tener la presidencia de la Comisión de Asuntos Fiscales.

Así, los presidentes de comisión, y de manera discrecional, obtuvieron un apoyo que van de los 3 mil a los 6 mil pesos mensuales, y los integrantes de la Junta de Gobierno, tuvieron 4 mil pesos más, lo mismo que los que conforman la Mesa Directiva. Es decir, en el Congreso del Estado, nadie se queda fuera del saqueo presupuestario, ya que en los primeros cheques que recibieron, también aparece un concepto de “Apoyo por Vehículo” por 7 mil 500 pesos, el cual actualmente quedó eliminado.

 

La creación de bonos

El aumento presupuestal del Ejercicio Fiscal de 2019, permitió que esa nueva remesa de dinero fuera una verdadera tentación para diputados con hambre de riqueza y poder y estudiaran y planearan cómo atracar ese dinero de manera discrecional y evitar que se filtrara la información.

Fue así, como llegó la creación del concepto “”Estímulos al Personal“”, buscando meter en su bolsa, parte del dinero extraordinario aprobado en el Ejercicio Fiscal del 2019, tal y como lo denunció la bancada de Morena en febrero pasado.

De esta manera, los diputados crearon y se autoaprobaron dos bonos nuevos, que por primera vez en la historia, un medio de comunicación, como MetropoliMx, logra documentar: un bono bimestral de 100 mil pesos, y otro bono trimestral de 100 mil pesos, ambos bajo la figura del concepto de “Estímulos al Personal”.

Lo anterior, según el análisis de las pruebas documentales, representa un millón de pesos extras para cada uno de los diputados que habrán de ser cobrados durante todo el Ejercicio Fiscal de 2019.

Desde luego que lo anterior no es sólo irregular sino que violenta la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos del Estado de Baja California Sur, de acuerdo con el Artículo 9, y el cual cita textualmente: “los presupuestos de egresos, no contemplarán compensaciones, bonos o incentivos económicos, durante el encargo o por conclusión de mandato o gestión de los servidores públicos que presten sus servicios ni podrán ser modificadas para cubrirlos”.

El Artículo 11 señala: “Ninguna remuneración será superior al monto máximo autorizado en el Presupuesto Estatal para la remuneración del Gobernador del Estado, y ésta a su vez, no será mayor que la del Presidente de la República”.

En otras palabras, y según la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos de Baja Calfornia Sur, ningún diputado, puede ganar más que el gobernador Carlos Mendoza Davis y menos que el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador, este último con un sueldo de 108 mil pesosal mes.

A pesar de que está prohibido por la Ley, el 28 de febrero pasado, según los documentos, los diputados locales, recibieron por primera vez, su bono de 100 mil pesos por Estímulos al Personal como resultado del Bono Trimestral, y en abril recibieron otros 100 mil por Bono Bimestral. Y así, el 15 y 30 de junio, volvieron a cobrar en total 200 mil pesos por estos conceptos, consumando un delito que debe ser investigado de inmediato por el Sistema Nacional y Estatal Anticorrupción, sobre todo, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador, promueve atacar la corrupción en la nueva era de la 4T.

Los legisladores voraces y ambiciosos que recibieron este dinero, según copia de las transferencias bancarias, son:

1.- Anita Beltrán Peralta (PRI)

2.- Perla Guadalupe Flores Leyva (PES) 

3.- Sandra Guadalupe Morena Vázquez

4.- Rigoberto Murillo Aguilar (PES)

5.- Lorenia Lineth Montaño Ruiz (PES)

6.- Maricela Pineda García (PRD)

7.- María Mercedes Maciel Ortiz (PT)

8.- José Luis Pérpuli Drew (PRS)

9.- Elizabeth Rocha Torres (PAN)

10.- Daniela Viviana Rubio Avilés (Humanista)

11.- Ramiro Ruiz Flores (Sin Partido)

12.- Carlos José Van Wormer Ruiz (Morena). 

Casualmente, este grupo de legisladores formalizaron una Alianza Opositora a la Fracción de Morena, arrebantando el control de la XV Legislatura, y quien hoy sirven a los intereses del gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis.

Tan es así que los legisladores el pasado 26 de septiembre, aprobaron la Cuenta Pública del Ejercicio Fiscal de 2017, del Gobierno del Estado.

El resto de los legisladores, los que renunciaron a estos privilegios, no se encontraron en la lista. Se trata de Milena Paola Quiroga Romero, Humberto Arce Cordero, Homero González Medrano, Marcelo Armenta, Soledad Saldaña Bañalez, María Rosalba Rodríguez López, Esteban Ojeda Ramírez, María Petra Juárez Maceda y Héctor Manuel Ortega Pillado.

Sin embargo, tras el rompimiento de Héctor Ortega Pillado, con la bancada de Morena, sus bonos aparecen restituidos en junio, por lo que se le dieron 300 mil pesos de abril y junio, como aparecen en la pólizas de cheque de la Dirección de Finanzas del Congreso.

 

El doble cobro

Pero el saqueo a las arcas del Congreso, no termina ahí. De septiembre a diciembre de 2018, los legisladores tenían fija la ganancia por concepto de Fondo de Ahorro para el Retiro, por lo que cobraron en esos meses 40 mil pesos mensuales cada uno.

A partir de enero, de acuerdo con el expediente obtenido por este medio, cada día 15 del mes, recibieron una transferencia de 15 mil pesos por este concepto, y cada 30 días de mes, recibían un cheque de caja por la cantidad de 50 mil pesos. Es decir, el Fondo de Ahorro, pasó de 40 mil a 65 mil pesos.

Por ejemplo, el 15 de septiembre de 2018, la primera quincena que cobraron, cada diputado recibió 20 mil pesos, haciendo un total de 420 mil pesos.

Así continuaron cobrando hasta que a partir de enero, la situación cambió y comenzaron a cobrar 15 mil por “Fondo de Ahorro” y 50 mil por “Prestaciones para el Retiro”, aunque también aparecen otros 20 mil al mes por “Fondo de Ahorro”, es decir, dos pagos, bajo el mismo concepto.

El 28 de febrero, los 12 diputados que no renunciaron a sus privilegios, firmaron un cheque de caja por 50 mil pesos. En cambio, los 8 morenistas empezaron a cobrar a partir de esa fecha por estos dos conceptos la cantidad de 26 mil 644 pesos, lo que hace un total de 191 mil 492.

En este saqueo inclusive viene una póliza a nombre de la Directora de Finanzas, María Francisca Covarrubias Sánchez, por el monto de 20 mil pesos por “Fondo de Ahorro”, lo que evidencia que entró en el negocio de los legisladores locales.

En la serie de cheques y listas de transferencias no queda claro cuánto gana cada diputado por estos conceptos, pues la información proporcionada, puede resumirse así: por un lado, aparecen registros de dobles depósitos por “Fondo de Ahorro” de 20 mil pesos para los 21 diputados en las siguientes fechas:

Partida 1307, cobros del 15 de enero, 31 de enero, 15 de febrero, 15 de marzo (a partir de aquí sólo cobraron 12 diputados), 30 de marzo, 29 de abril, 15 de abril, 15 de mayo, 31 de mayo. Con fecha del 30 de marzo, se registró el abono de 50 mil pesos.

A partir de todos estos datos, es evidente que los diputados, sobre todo, los 12 que se quedaron con el liderazgo del Poder Legislativo para este Segundo Año de Ejercicio, vienen saqueando impunemente el presupuesto del Congreso, sin que nadie ponga un freno a esta situación.

 

La “tierra de Jauja”

Pero todavía hay más, ya que los diputados parecen creer vivir en Jauja, un territorio antiguo que existía en la imaginación, y el cual era un lugar de abundancia y prosperidad. Así en diciembre pasado, además de regalarse su bono navideño de 100 mil pesos, a los diputados se le dio una compensación económica, de acuerdo con su puesto en ese momento, siendo la siguiente:

1.- Rigoberto Murillo Aguilar recibió 20 mil pesos.

2.- Ramiro Ruiz obtuvo 60 mil pesos.

3.- Milena Paola Romero captó 60 mil pesos.

4.- Carlos Van Wormer recibió 60 mi pesos.

5.- Petra Juárez Macena obtuvo 60 mil.

6.- Homero González Medrano captó 60 mil.

7.- Rosalba Rodríguez recibió 50 mil.

8.- Soledad Saldaña obtuvo 21 mil.

9.- Humberto Arce captó 16 mil.

10.- Sandra Moreno recibió 20 mil.

11.- José Luis Pérpuli Drew obtuvo 28 mil 600.

El resto de los diputados también recibieron entre los 20 y 50 mil pesos.

A la actual orgía presupuestaria, habría que agregar además los 35 mil pesos que cada uno recibe por Apoyos Asistenciales, los cuales de acuerdo con la Ley Reglamentaria, tienen que justificar, pues es recurso que deben entregar a las personas. Esto se complementa con otros 10 mil pesos por concepto de gasolina.

No se pierda el siguiente reporte de la Investigación Especial de MetrópoliMx.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here