La Paz, Baja California Sur.– El comerciante de autos, Genaro “N”, famoso porque el pasado 9 de junio puso en jaque a la Policía Municipal, Policía Estatal y Guardia Nacional, cuando tras hacer caso omiso de detener la marcha de su automóvil color rojo, desató una persecución que terminó hasta el poblado de Las Pocitas, resultó ser un sicario con muy “mala puntería”, tras fallar dos atentados armados contra sus víctimas que finalmente no logró matar en la capital del estado.

La captura de este peculiar y fallido sicario de 27 años, empezó cuando se negó a detenerse, después de que elementos de la Policía Municipal de La Paz, le marcaran el alto para una revisión de rutina.

Por lo anterior, inició una persecución, sacando un arma de fuego, y empezando a disparar contra los agentes que viajaban a bordo de la patrulla SPM-124.

Así, el delincuente llegó hasta el Aeropuerto Internacional de La Paz, descendiendo, y posteriormente, se robó una camioneta Nissan 2020, propiedad de la arrendadora de autos “Hertz”.

El pistolero salió a toda velocidad, tratando de impactar a la patrulla que lo perseguía, logrando el chofer de la policía, esquivar el golpe, pero escapando el intrépido conductor, con dirección a Ciudad Constitución.

Después de impactar conos y tambos en el Filtro del kilómetro 21, provocar la volcadura de la patrulla SPM-155 y evadir el cerco de seguridad de patrullas de la Guardia Nacional, en el poblado de Las Pocitas, el criminal fue detenido cuando la camioneta robada se quedó finalmente sin combustible.

Después de ser detenido, y tras una investigación de la Procuraduría General de Justicia del Estado, el pasado 16 de junio, Genaro “N”, fue vinculado a proceso por su relación en el delito de homicidio en grado de tentativa, presumiblemente cometido el pasado 29 de mayo en contra de Jonathan Michel Meza Cota, cuando estaba en la calle de Cobre y Bronce en el fraccionamiento El Dorado en la ciudad de La Paz.

En la audiencia inicial realizada por plataforma digital, el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios Dolosos, aportó datos de prueba que permitieron al Juez de Control dictar Auto de Vinculación a Proceso y decretar medida cautelar de prisión preventiva  en contra del joven de 27 años.

De acuerdo a la Causa Penal J267/2020, el imputado disparó a la víctima con un arma de fuego, provocando lesiones que ponen en riesgo la vida, por lo que quedó interno en el Centro Penitenciario de La Paz.

La víctima del primer atentado fue detenido dos veces por la policía tras asomarse dentro del domicilio de algunas casas, la primera vez el 16 de de junio de 2019 y la segunda el 22 de enero de 2020, respectivamente.

Finalmente, el comerciante también es investigado por estar relacionado en un segundo ataque armado fallido, solo que esta vez el pasado 24 de mayo, cuando disparó en contra de Alejandro Cerecer Villavicencio en la colonia Infonavit de la ciudad capital en el ojo derecho, cuando brincaba la barda de la casa de sus abuelos.

En este caso, la víctima tiene más de 10 carpetas de investigación desde el 2017 por los delitos de daños, violencia familiar, robo simple, amenazas, lesiones, abuso de confianza y robo de vehículo.

En los dos ataques, disparó, pero por su mala puntería, terminó por fallar.