Revelador testimonio: “Me obligaron a firmar declaración falsa”

Durante la audiencia, Briseida, novia de Leonardo, reveló que ministeriales la subieron a la fuerza para que hablara del crimen de María Andrea.

0

Los Cabos/Baja California Sur/Noticias.- El 3 de febrero, alrededor de las 3:30 pm, policías ministeriales se llevaron a Briseida, la novia de Leonardo, el presunto asesino de María Andrea.

La madre de Leonardo llevaba más de diez días desaparecida.

A Briseida la detuvieron en la vía pública. Sin identificarse, los ministeriales la subieron a una camioneta, dos cuadras antes de llegar a la casa del abuelo de Leonardo, en la colonia ampliación Mariano Matamoros.

Durante la audiencia del 10 de febrero, Briseida contó al juez, en la que fue citada a aclarar su entrevista y prueba principal contra Leonardo, explicando que la subieron a la fuerza a una camioneta sin placas. La llevaron a un monte.

Los ministeriales le dijeron “que eran órdenes de arriba, que iba a valer v*rga. Que les dijera qué había pasado con la mamá de Leonardo“.

Briseida explicó al juez “yo les decía que no, que no, que no sabía nada. Pasaron ocho horas en que me traían entre camioneta y camioneta. En un monte por allá por palmas, nomás miré que era por ahí y luego ya era pura terracería. Me estaban dice y dice que si no declaraba lo que ellos me decían, yo iba a ir como cómplice. Que dijera que Leonardo, me había declarado que había matado a su mamá y que la había ido a tirar al monte, ellos pusieron el lugar dónde. Que yo tenía que sostener lo que ellos habían escrito y firmado“.

Horas después, la llevaron a unas instalaciones, una oficina por la carnicería Las Palmas. De acuerdo con el testimonio de Briseida, los ministeriales redactaron una entrevista que supuestamente le habían hecho. La amenazaron. “Me dijeron que la tenía que firmar y poner mis huellas. Si no, ellos me podían poner como cómplice“.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/hijo-que-mato-a-mama-le-pegue-y-se-me-paso-la-mano/

Durante ocho horas nadie supo que Briseida había sido detenida ilegalmente por agentes policiacos. Nadie sabía su paradero.

Temerosa por lo que pudiera pasarle a ella y a su hija, firmó la declaración preparada. Declaración en la que, supuestamente, Leonardo le habría confesado que el miércoles 20 de enero había discutido con su madre, en la casa, “que la había golpeado y que se le había pasado la mano. La había ido a tirar para ocultarla, porque ninguno de sus familiares lo iba a querer por asesinar a su mamá”.

Después de ocho horas detenida ilegalmente. Después de firmar una declaración que no había hecho, Briseida fue puesta en libertad a la una de la madrugada.

Briseida solo reconoció que el miércoles 20 de enero estuvo en el gimnasio con Leonardo. Alrededor de las 2:30 de la tarde vio pasar a María Andrea. Leonardo fue a abrirle la puerta de la casa del abuelo.

El novio tardó 30 minutos en ir y volver. Después fueron a comer a casa del abuelo, en la colonia Ampliación Mariano Matamoros. Briseida y Leonardo comieron pechuga con ensalada, el abuelo comió camarones, que le había llevado María Andrea. Eso fue todo.

Briseida declaró ante el juez, en la audiencia, después de haber protestado conducirse con verdad, que no sabía nada respecto a la desaparición de María Andrea Juárez Castillo. Afirmó: “Leonardo a mi nunca me contó eso“.

Durante la audiencia, donde declaró la falsedad de ese testimonio previo, el Ministerio Público le preguntó por qué no había denunciado su detención. Briseida respondió: “No denuncié porque tenia temor. Porque conmigo nunca se presentaron. Temía por mi seguridad y la de mi hija“.

Afirmó que llevaba días sin estar en su domicilio. “Porque hasta el día de hoy, no dejan de acosarme los judiciales. El día de ayer (9 de febrero) fueron a mi casa pidiendo que les desbloquee el teléfono de Leo.

Ante ello, la defensa de Leonardo René González Juárez, solicitó al juez que no se tomara en cuenta la entrevista del 3 de febrero de Briseida.

“El principal dato de prueba del fiscal para vincular a proceso fue ese dato. El que les sirvió para el libramiento de la orden de aprehensión. Sin embargo, como pudimos escuchar, de viva voz a Briseida, se pudo advertir que el contenido de dicho dato de prueba resulta falso, no solo falso, sino que la forma en la que se obtuvo podría constituir una conducta delictiva por parte de quienes recabaron dicha prueba”, afirmó el abogado defensor.

La defensa de Leonardo René argumentó la detención ilegal de la principal testigo y la confesión obtenida bajo amenazas. “El ministerio público ha hecho una simulación jurídica, que no expresa lo que el testigo firma. Por lo que solicito que dicho dato de prueba no sea tomado en cuenta al resolver la vinculación a proceso, porque fue realizado violando los derechos humanos“.

El abogado defensor consideró que es una investigación sin cabos atados. Sin esa entrevista, el Ministerio Público no puede establecer quién pudo haber participado en la comisión del asesinato de María Andrea Juárez Castillo.

Por su parte, el Ministerio Público consideró que existen datos razonables para llevar a cabo la vinculación al proceso.

Nos basamos no solo en la entrevista a Briseida, sino en datos que arrojan que la persona que contrató a las grúas, que pidió el carro prestado fue el imputado. Que Leonardo fue la última persona que vio con vida a María Andrea. Son más datos de prueba que establecen la probable culpabilidad de Leonardo René, no solo la entrevista de Briseida. Por todo lo vertido, solicitamos se vincule a proceso a Leonardo René“.

Segunda de tres partes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here