CDMX/México/Noticias.- En la Ciudad de México se duplicó el número de trabajadoras sexuales independientes durante la pandemia, de acuerdo con los datos la asociación Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez” publicadas esta semana.

La organización señaló que antes de la pandemia había alrededor de 7,700 trabajadoras sexuales. Se estima que el número ascendió a 15,200 en la capital del país.

De este incremento, 40% son mujeres que habían dejado el trabajo sexual antes, pero han tenido que regresar a las calles. Otro 40% son mujeres que iniciaron debido a la crisis. El 20% restante representa a las que caminan en vía pública buscando clientes.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/provoca-covid-19-la-peor-crisis-economica-en-la-historia-de-bcs/

Arlen Palestina Pandal, representante legal de Brigada Callejera, afirmó que estas mujeres son olvidadas, violentadas y estigmatizadas. Además, tienen mayores posibilidades de contagio y no cuentan con apoyo del gobierno.

La Brigada Callejera demandó “respeto al trabajo sexual y el reconocimiento al amparo ganado 112/2013, que permita en vía publica que las compañeras ejerzan su oficio con respeto y corresponsabilidad”.

A partir de la pandemia no se ha tenido una respuesta clara ni honesta del gobierno mexicano para este grupo de trabajadoras.

La Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (RedTraSex) señaló que es un problema regional, ya que ningún gobierno definió una política para las trabajadoras sexuales ante del coronavirus.

Lo que ha orillado a las mujeres a trabajar aún más en la clandestinidad. La pandemia “ha hecho más urgente” reconocer el trabajo sexual para evitar mecanismos de chantaje y explotación laboral.

La organización Tejiendo Pueblos, Amigos Remendando Oficios puso en marcha una iniciativa de apoyo con entrega de despensas, comida, condones y cubrebocas.

Un estudio del Consejo Nacional para la Prevención y Control del Sida (Conasida) reveló que el 70% de las trabajadoras sexuales no tiene pareja, pero el 78% tiene hijos, por lo que se vuelve fundamental encontrar mecanismos de apoyo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here