Tijuana/Baja California/Noticias.-En menos de dos segundos la vida de Issis terminó, a manos del exmarine norteamericano, Kelley Logan Matthews, quien la degolló en el bar “Adelitas” en Tijuana.

Las primeras versiones apuntaban a que el norteamericano estaba obsesionado con una bailarina de ese establecimiento, no con Issis. Sin embargo, se supo que Kelley Logan confundió a la víctima. Issis, de 19 años trabajaba en ese bar. Algunas versiones afirman que ella era víctima de trata, por parte de su pareja.

Hasta donde se sabe, el asesino era cliente asiduo del lugar. Vivía en uno de los hoteles cercanos al mismo.  De acuerdo con diversas versiones, las mujeres del Bar Adelitas coincidían en que el ex Marine era violento y tenía problemas mentales.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/tragico-feminicidio-matan-a-mujer-para-robar-casa-y-camioneta-en-la-paz/

Las versiones apuntan a que Kelley Logan Matthews estaba obsesionado con una bailarina del lugar y que no tenía ninguna relación con Issis.

La noche del terrible asesinato, se estableció que Kelley Logan se encontraba bajo los efectos de alguna droga y del alcohol. Cuando entró al bar se dirigió, sin dudarlo, a Issis, que se encontraba de espaldas, en un instante le cortó el cuello e intentó escapar. Afortunadamente fue detenido en el interior del local.

Se dice que el asesino norteamericano, que se encuentra detenido, podría salir libre por padecer de sus facultades mentales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here