La Paz, Baja California Sur.- En la víspera del inédito paro nacional en México, clamando terminar con la violencia machista y exigir igualdad de oportunidades, el grito de “¡Ya Basta!”, “¡Ni Una Más!” y “¡Ni Una Menos!”, retumbo este domingo todos los rincones de La Paz y Cabo San Lucas, Baja California Sur, con mas fuerza que nunca.

Alrededor de cinco mil mujeres, según los cálculos de los organizadores, salieron a las calles de esas ciudades a protestar contra la violencia que diariamente es ejercida en sus hogares, escuelas, centros de trabajo y hasta en la vía pública.

La protesta del Día Internacional de la Mujer, es por ahora la más multitudinaria que se recuerda en los últimos años en todo el estado, justo en el día, cuando se registraron paralelamente, marchas en la mayoría de las ciudades del país.

El aumento de los feminicidios, las violaciones y el acoso sexual hacia las mujeres fueron los temas que orillaron alrededor de tres mil mujeres a desbordar el malecón de La Paz, iniciando del parque Cuauhtémoc y terminando en el monumento de la llamada Paloma, a escasas 24 horas de un paro nacional histórico convocado para este lunes.

En Cabo San Lucas, el Pabellón Cultural de la República, fue el punto de encuentro de dos mil mujeres, jóvenes y niñas que marcharon hacia la plaza “Amelia Wilkies“, gritando por “las que ya no están“, argumentando que estaban enseñando a “las niñas a cuidarse“, y reclamando crudamente que lo primero que debería de hacerse, es “enseñar a los hombres a no violar“.

La marcha en las dos ciudades fue encabezada por grupos de mujeres que exigían a todos los niveles de gobierno “No más simulación e impunidad del estado”, porque “¡Nos Están Matando!”, y “¡Nos están Desapareciendo!“, en el más grave silencio cómplice de las autoridades.

Desde luego que al final de la marcha, en el caso de La Paz, salió a relucir la pinta en banquetas, pavimento y en el monumento de La Paloma, generando posturas encontradas entre las participantes.

Las más osadas ataviadas de vestimenta negra y morada y cara cubierta, sacaron botes de sprays y comenzaron a pintarrajear la escultura de La Paloma, generando un grito de “¡Eso no se vale!”, y pidiendo “no pintar”, por parte de otras mujeres.

Así, mientras las mujeres pintaban, exigían la salida de hombres que tomaban fotografías, lo que generó el punto más álgido de la marcha que relativamente fue tranquila, y con reclamos de detener la violencia contra las mujeres.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/las-confesiones-de-marcela/

Al final de la marcha, una mujer se subió al monumento de La Paloma, y molesta comenzó a limpiar y reclamar a las presentes que “este es una patrimonio de los sudcalifornianos“, por lo que un grupo de jóvenes respondían que “el gobierno quiere más a sus monumentos que perder una mujer“.

Después de esta protesta, las mujeres comenzaron a prepararse para #UnDíaSinNosotras, y donde este lunes, instituciones públicas y privadas, registrarán la ausencia de mujeres que cotidianamente trabajan al empezar la semana.

 

 

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here