Cancún / México / Noticias.-La periodista Lydia Cacho recordó cómo la ministra en retiro, Olga Sánchez Cordero, la “traicionó” cuando, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, (SCJN) votó por no sancionar a Marín Torres.

“Ella fue parte de una complicidad desde la Suprema Corte que impidió que casos similares fueran llevados ante la justicia. Yo creo que ella es la responsable de haber detenido la justicia durante 15 años para miles y miles de víctimas en México y que tiene una deuda con el país, una deuda moral y jurídica”, afirmó Cacho.

Cacho afirmó que a la secretaria de Gobernación le correspondería la vigilancia de este tipo de delincuencia organizada “que esclaviza a niñas y niños en todo el país, y a jóvenes que los explota para la esclavitud, el narcocultivo”.

Entrevistada por la periodista Carmen Aristegui, Cacho afirmó que buscará que Mario Marín obtenga, mínimo, 20 años de cárcel. El ex gobernador de Puebla del 2005 al 2011, protegió una red de trata de personas.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/clausuran-table-dance-que-operaba-sin-autorizacion-en-los-cabos/

La periodista recordó que llevan “poco más de 14 años dando esta batalla. Esto no me pone en menos peligro, al contrario, están más enojados que nunca, tienen a sus sicarios ahí afuera”, agregó la periodista.

Lydia Cacho afirmó que tienen evidencia de que Mario Marín protegió a una red de tratantes y que en esa protección hubo consumo de pornografía infantil. “Él mismo tenía un caso de una niña menor de edad con la que estuvo vinculado sexualmente, y hay videos”.

Además de evidencia de miles de millones que el ex gobernador de Puebla tiene en diferentes bancos. “Tanto en Suiza, Andorra, México, en Estados Unidos, que evidentemente se robó por un lado del erario público, por otro lado generó de actividades delictivas de diferente índole”.

La periodista que ahora vive en España afirmó que la detención de Marín “es una buena lección para los criminales. Que sepan que no se saldrán con la suya y que vamos a seguir en busca de justicia, no de venganza”.

Cacho reconoció que en esta nueva etapa, tendrán que presionar a la justicia “para que no terminen ganando ellos, comprando a la gente, amenazándola, acallándola. A los testigos ya no los pueden acallar”.

La situación jurídica del “Góber precioso” podría definirse entre 72 y 144 horas, tiempo en el que se determinará si permanece en prisión o es liberado por falta de elementos para procesarlo.

El ex gobernador de Puebla se reservó su derecho a declarar durante su audiencia en el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Penal, en el Centro de Readaptación Social (CERESO) de Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here