Vivir discriminado en BCS

Durante 5 años, Francisco Javier, un intendente de Vizcaíno fue agredido, humillado y sobajado por su jefe por tener retraso psicomotor.

0

Vizcaíno/Baja California Sur/Noticias.- La mirada de Francisco Javier, era sincera. El rostro reflejaba una gran emoción, cuando se presentó a trabajar por primera vez como empleado de intendencia del Organismo Operador del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en este poblado que divide el norte y el sur de la península de Baja California.

Ceño fruncido, Francisco Javier, era un ejemplo viviente de que cuándo se quiere, se puede y estaba integrándose a la actividad laboral, a pesar de su evidente discapacidad en el desarrollo psicomotor.

Con cabeza titubeante y dificultades para mover las manos y los pies, tomó la escoba y comenzó a barrer la oficina, demostrando que el daño en el sistema nervioso central que tenía, no era impedimento para que buscara la manera de salir adelante y contribuir en el gasto familiar de su casa.

Las alteraciones motoras parecían desaparecer a ratos en Francisco Javier, cuando se concentraba en sus labores, mostrando habilidades y destreza física.

La Discriminación

Desgraciadamente, el administrador del organismo de agua potable, no siempre estuvo dispuesto a colaborar con Francisco Javier, que forma parte de las 50 mil 370 personas con capacidades diferentes en Baja California Sur, según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID).

Por el contrario, aprovechando el retraso en el desarrollo psicomotor del empleado, no solamente puso en evidencia su discapacidad intelectual sino abuso de este joven que disfrutaba relacionarse con las personas, buscando integrarse a la sociedad.

Fue así que, desde el mes de noviembre de 2016, Francisco Javier, según la Carpeta de Investigación de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur, bajo el número de expediente VIZ/008/2021, vivió siendo discriminado por el administrador del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en el poblado del Vizcaíno.

La oficina del agua potable en Vizcaíno, donde fue cometido el delito de Discriminación en contra De Francisco Javier por parte del administrador Hilario “N”.

El empleado de intendencia, de acuerdo al expediente, era continuamente agredido, humillado y sobajado por el administrador del organismo, Hilario “N”.

El directivo tachaba de loco a su subalterno, por lo que se mofaba y advertía que lo llevaría a curarse la cabeza hasta Santa Rosalía.

¡No sirves!”, era una agresión constante al hombre con capacidades diferentes, y cuyo trabajo –según su victimario—“era por lástima”.

Te puede interesar: https://metropolimx.com/suben-sueldo-a-servidores-publicos-de-la-4t-en-los-cabos/

Desde que comenzó a laborar, el funcionario municipal atacaba y hostigaba a Francisco Javier, pretendiendo que renunciara a su empleo.

Durante 5 años, el empleado de intendencia, logró sortear la lacerante discriminación, guardando silencio, llorando y soportando cada una de las ofensas.

Las agresiones cada vez subían más de tono al punto de que el directivo inventaba que la víctima veía pornografía homosexual, por lo que intentando asustarlo, lo amenazaba que buscaría “meterlo a la cárcel”.

Por tal motivo, y tras tres años de consecutiva discriminación, en el año 2019, la madre de la víctima, Irma García Gutiérrez, no soportó más y presentó una denuncia en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por la violación de los derechos humanos de su hijo, quedando registrada bajo el expediente CEDHBCS-VR-VIZ-MUL-001-2019.

La CEDH, tras revisar el caso, emitió una recomendación en contra del funcionario municipal.

Sin embargo, lejos de cesar los ataques contra el joven con retraso en el desarrollo psicomotor, Hilario “N”, tomó represalias contra Francisco Javier, comenzando a sacarlo fuera de la oficina para humillarlo de una manera ruin.

Así, y como castigo, la víctima era obligado por el administrador a bajarse los pantalones, meterse en ropa interior a las alcantarillas, y cuando después de eso, salía mojado, era dejado bajos los rayos del sol hasta que se secara.

El vengativo directivo –tras presentarse la queja en la CEDH—prohibió a Francisco Javier utilizar el único baño del organismo de agua potable, y más grave aún, es que no lo dejaba salir a su casa a realizar sus necesidades psicológicas, buscando que se hiciera en su ropa.

 

La Denuncia

Después de 5 años de ver el martirio de su hijo, y tras no prosperar su queja en la CEDH, la madre del joven, Irma García Gutiérrez, el 19 de enero de 2021, finalmente, presentó una denuncia penal en contra del administrador del Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarilla y Saneamiento de Vizcaíno por el delito de discriminación en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur.

No te puedes perder este reportaje: https://metropolimx.com/el-muro-de-la-corrupcion-en-costa-azul/

Después de cuatro meses de iniciar la investigación, obtener testimonios y recabar pruebas sobre el caso de Francisco Javier, el pasado 4 de mayo, fue formulada la imputación contra Hilario “N” por el delito de discriminación, previsto y sancionado en el Artículo 205 Fracciones I, II y IV del Código Penal del Estado en agravio de Francisco Javier.

El administrador del agua potable de Vizcaíno, Baja California Sur, Hilario “N”, acusado del delito de Discriminación contra el empleado de intendencia, Francisco Javier.

El 9 de mayo, Hilario “N”, tras comenzar la audiencia inicial, fue vinculado a proceso penal por el delito de discriminación, imponiéndose como primera medida cautelar una restricción para que el imputado no pueda convivir, acercarse o comunicarse con Francisco Javier, y su madre, estableciéndose un plazo de 2 meses para la investigación complementaria y deslindar responsabilidades penales.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/planean-fiesta-sexual-en-hotel-de-los-cabos/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here