EdoMex/México/Noticias.-En el Hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini Sáenz”, 69 bebés resultaron positivos a COVID-19. Uno de ellos, no sobrevivió a la enfermedad, de un total de 4,500 nacimientos durante el 2020.

La Secretaría de Salud del Estado de México explicó que los 69 bebés contagiados, recibieron servicios médicos y 68 se recuperaron.

El bebé que falleció se debió a “complicaciones relacionadas con su estado prematuro”, ya que nació con menos de 28 semanas de gestación. No por Coronavirus.

Los especialistas detectaron 357 casos sospechosos de contagio en embarazadas. Tras realizarles pruebas de laboratorio, 169 resultaron positivas y el 41% dieron luz a bebés infectados por Coronavirus.

Los síntomas en recién nacidos son diferentes a los de los adultos. Los bebés no muestran dificultades para respirar, no presentan tos, secreciones nasales o fiebre, por ello, normalmente, superan la enfermedad.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/desmienten-uso-de-codigo-azul-en-hospitales-de-cdmx/

Las autoridades advirtieron que, cuando los síntomas se agravan y la madre tiene dificultades para respirar, se debe interrumpir el embarazo para aliviar el estado clínico de la paciente. Esto provoca el nacimiento de un bebé prematuro, nace antes de las 37 semanas de gestación y lo pone en situación de vulnerabilidad.

El Hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini Sáenz”, registró una disminución en atención de partos del 45% desde su conversión a Hospital Covid.

Las autoridades consideran que se debe a que las madres prefieren acudir a centros médicos que no sean de atención al Coronavirus.

Síntomas en bebés:

De acuerdo con UNICEF, los bebés y los niños presentan síntomas menos graves que los adultos.

Los síntomas más comunes son fiebre, tos, cansancio, dificultad para respirar, dolor en el pecho, dolores musculares y de cabeza. Además de pérdida del gusto y olfato, diarrea, náuseas y vómitos.

Además de los síntomas comunes, los bebés pueden presentar dificultad para alimentarse o incapacidad para amamantarse. Esto requeriría atención médica urgente.

También requieren intervención la dificultad para respirar, rápida o superficial, lo que provoca gruñidos y dificulta alimentarse.

Si un bebé tiene los labios y el rostro azulados; dolor o presión en el pecho; incapacidad de despertar o interactuar, de retener líquidos y dolor de estómago severo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here