Sinaloa /México/Noticias.- Cuando tenia 17 años, Emma Coronel encontró al Chapo Guzmán en una pista de baile en La Angostura, Durango. Él, tenía 35 años más que ella. Ese momento cambió la vida de Emma para siempre.

La esposa de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, fue arrestada en Virginia por cargos relacionados con su presunta participación en el narcotráfico internacional.

Emma nació el 2 de julio de 1989 en Santa Clara, cerca de San Francisco, California. Su madre se pasó de “mojada”. Ninguno de sus hermanos nació allá. Su nacimiento en Estados Unidos no fue planeado. Un mes después y con acta de nacimiento norteamericana, regresó a Canelas, Durango.

Coronel vivió hasta los 18 años en La Angostura, de donde eran sus padres. Ahí creció, a los 11 años se fue a Estados Unidos y estudió un año allá.

Tiempo después de haber bailado con El Chapo Guzmán, Emma participó en el concurso de la reina de la Feria del Café y la Guayaba, en Canelas. Su novio, objetó, celoso. No estaba de acuerdo, terminaron. Coronel, en algún momento, afirmó que ganó por méritos propios, no porque Guzmán Loera influyera en el resultado.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/capturan-a-esposa-de-joaquin-el-chapo-guzman/

Después de escaparse de Puente Grande, en el 2001, El Chapo Guzmán, se convirtió en un fugitivo romántico y comenzó a visitar a Emma en su casa.

Seis años después se casaron, por la iglesia nada más. Según Emma Coronel fue una boda sencilla, en su casa, con pocas personas, la familia allegada. Otros dijeron que hubo autoridades y figuras del narcotráfico.

Mientras El Chapo estaba prófugo, del 2007 al 2014, en Agosto del 2011, Emma y el narcotraficante más buscado, se convirtieron en padres de unas gemelas. En febrero del 2014, El Chapo fue detenido por la marina en Mazatlán, Emma estaba ahí. Lo visitó religiosamente en El Altiplano durante el año y medio que estuvo preso.

Durante el juicio al Chapo en Nueva York, la fiscalía presentó como pruebas una serie de mensajes interceptados por el FBI entre finales del 2011 y principios del 2012.

En uno de ellos, el Chapo le pide a Emma que le compre tinte para el bigote y dice que a María Joaquina, una de sus hijas: “Le voy a regalar una AK-47 para que pueda ir conmigo”.

En otro mensaje, Emma le dice a El Chapo que cree que la policía se va a presentar en la casa. “¿Tienes un arma?”, pregunta el narco. Ella le responde, “sí, una tuya, la que me diste”. Guzmán le pide que la esconda en un lugar seguro.

El Chapo le aconseja que siga una vida normal, porque quieren utilizarla para localizarlo.

A finales de febrero del 2012 hubo una redada en la residencia que Guzmán tenía en Los Cabos. Logró escapar saltando por una ventana. “Salí con rasguños, pero estoy bien gracias a Dios“, dice Guzmán. “Es horrible”, responde Emma. “Todo pasó muy rápido”, Te quiero, los quiero”, añade el Chapo.

Durante el juicio en Nueva York, Emma Coronel se sentó sola detrás de la defensa. Allí escuchó el relato de los lugartenientes del Chapo, que desfilaron traicionándolo. Uno de ellos vinculó a Emma con la fuga del penal del Altiplano.

Coronel entraba y salía de la Corte con vestidos de diseñador y stilettos. 

Recientemente, Coronel se había reinventado como influencer en Instagram, promocionando empresas de Sinaloa entre sus más de 400 mil seguidores.

Ahora, Emma Coronel enfrenta cargos de conspiración para importar y distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana en Estados Unidos. También la acusan de conspirar para ayudar al Chapo en su fuga del Altiplano en el 2015.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here