Luciana regresa a casa

24 días después de haber sido sustraída por su abuela, Luciana por fin pudo volver con su mamá. Ambas protagonizaron un emotivo reencuentro.

0

Los Cabos/Baja California Sur/Noticias.- La pequeña Luciana por fin pudo sentir los cálidos abrazos de su madre, tras pasar 24 días alejada de su progenitora luego de haber sido sustraída por su abuela en la colonia Matamoros, de Cabo San Lucas.

El reencuentro entre la niña de 2 años y su madre, por fin pudo darse.

A su abuela, María Leticia “N”, la detuvieron y vincularon a proceso por el delito de retención de menores sin el consentimiento de los tutores.

El Ministerio Público ordenó restitución y castigo conforme a las leyes en contra de la mujer acusada de retener a su propia nieta.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/capturan-y-vinculan-a-proceso-a-abuela-que-robo-a-nieta-en-los-cabos/

Luciana volvió a su hogar el martes 16 a las 11 de la mañana. Trabajadores sociales la acompañaron hasta la puerta de la vivienda familiar, donde la mamá de la menor la recibió con mucho amor.

Mayra Fernanda Salazar Illescas, rompió en llanto al sentir nuevamente la presencia de su hija junto a ella.

Luciana disfrutó los primeros momentos de regreso en su seno familiar.

Entró a la casa, buscó sus juguetes, comió de un paquete de papitas fritas y no dejaba de observar a su madre, quien la consentía.

Mamá e hija gozaron su compañía durante sus primeros momentos juntas, después de haber sido separadas injustamente por casi un mes.

El padre de Luciana recibió la buena noticia vía telefónica. Actualmente, él y Mayra Fernanda continúan con el proceso de demanda por pensión alimenticia, al terminar su relación sentimental.

Antes de volver a casa, Luciana fue sometida a estudios médicos para valorar su estado de salud. La niña registró condiciones óptimas para continuar con su vida al lado de su mamá.

Los conflictos entre los padres y abuela de la pequeña rescatada, quedaron atrás. Hoy, solo queda para su feliz madre superar el trago amargo y darle a Luciana una infancia de calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here