Los Cabos, Baja California Sur.- En un año, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano del Gobierno de México, y la alcaldesa de Los Cabos, Jesús Armida Castro Guzmán, rescataron y cobijaron a Narciso Agúndez Montaño, pasando de ser un político vetado para ocupar cargo alguno en el Gobierno de México a un próspero empresario en el ramo de la construcción.

El ex gobernador detenido el 24 de mayo de 2012, y recluido en el Centro de Reinserción Social (CERESO) de La Paz, acusado del delito de peculado, originalmente fue resucitado políticamente por el coordinador de Programas Federales del Gobierno de México, Víctor Manuel Castro Cosio, después de haber sido encarcelado, contraviniendo la orden del propio Andrés Manuel López Obrador, cuando en plena campaña, y después de ser cuestionado sobre su relación personal con Narciso, y su hermano, José Antonio Agúndez Montaño, respondió textualmente así: “Ese, tiene el antecedente de que nos traicionó, nos dio la espalda, apenas había pasado la elección de 2006, y ya estaba en negociación con (Felipe) Calderón, y luego, el mismo (Felipe) Calderón, lo encarceló. Entonces, nosotros, no queremos nada con esa gente, o sea, respetamos a todos, pero no queremos nada con Agúndez, ni con el hermano, ni con el exgobernador. Nada, absolutamente, que quede claro”.

Contraviniendo la orden del presidente de México, el coordinador de Programas Sociales, Víctor Manuel Castro Cosío, funge como anfitrión de Narciso Agúndez Montaño.

Los colaboradores del ahora presidente mexicano que estaban justamente escuchando la entrevista, según una grabación en poder de este medio de comunicación, comentaron molestos, previamente a la respuesta de Andrés Manuel López Obrador: “es un corrupto”, “pago por salir de la cárcel”, “no tiene vergüenza” y “ese pago dinero para salir de prisión”.

Un año después, y tras una investigación iniciada por MetrópoliMx, luego de que su hijo Narciso Agúndez Gómez, apareciera en una transmisión en vivo en Facebook Live, ofreciendo explicaciones a la presidenta municipal de Los Cabos, Jesús Armida Castro Guzmán, y al coordinador de Programas Federal del Gobierno de México, Víctor Manuel Castro Cosio sobre la pavimentación de la calle Nicolás Tamaral en Cabo San Lucas, finalmente logró confirmarse que Narciso Agúndez Montaño, habría comenzado a recibir a través de terceras personas contratos discrecionales para construir obras públicas ordenadas desde la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y del XIII Ayuntamiento de Los Cabos, bajo licitaciones amañadas para favorecer al ex presidiario y su familia.

Narciso Agúndez Gómez, ofreciendo una explicación sobre la pavimentación de la calle Nicolás Tamaral de Cabo San Lucas. La alcaldesa de Los Cabos, Jesús Armida Castro Guzmán, y el coordinador de Programas Federales del Gobierno de México, escuchan atentos al hijo de Narciso Agúndez Montaño.

Lo anterior, según copias de contratos obtenidas por este medio de comunicación en Compranet, y quien para no aparecer ni él ni sus hijos en los expedientes oficiales, el modus operandis es utilizar empresas fachadas y prestanombres para triangular operaciones financieras a espaldas del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

No es obra de la casualidad de que su hijo Narciso Agúndez Gómez, aparezca como “residente de obra” en las constructoras Grupo Ramanosa, S.A de C.V y Hemase, S.A de C.V, una de ellas, casualmente la ganadora de la licitación amañada de la pavimentación de la calle Nicolás Tamaral, en el destino turístico de Cabo San Lucas.

 

El comienzo

Todo empezó cuando MetropoliMx, presentó una denuncia en contra de la SEDATU en la Plataforma Nacional del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública por no publicar –entre otras cosas—“el contrato de la obra de construcción de banquetas, pavimentación de concreto hidráulico e iluminación de la calle Nicolás Tamaral de Cabo San Lucas”.

La institución federal había lanzado la convocatoria de la obra de construcción, bajo el número de Licitación Pública Nacional No. 128, con Folio LO-015000999-E1649-2019, publicada el 19 de septiembre de 2019 por el Director General de Recursos Materiales y Servicios Generales de la SEDATU, Ángel Eduardo Vargas Cabrera.

Cinco días después, convocó a los interesados a una visita fisica al sitio, tres días después tuvo la junta de aclaraciones, y el 18 de octubre, finalmente asignó la obra a la compañía Grupo Ramanosa, S.A de C.V.

Sospechosamente, la SEDATU, no hizo público el falló de la obra ni tampoco la documentación correspondiente en el Portal Nacional de Transparencia ni en su página oficial ni en la de “Gobierno Abierto”.

La pavimentación de la calle Nicolás Tamaral de Cabo San Lucas, en el ojo del huracán por la licitación emanada de la SEDATU para favorecer discrecionalmente a prestanombres de “Los Agúndez”.

Fue entonces que MetropoliMx, presentó la denuncia contra SEDATU, porque de 128 licitaciones lanzadas hasta el mes de septiembre en el ejercicio fiscal de 2019, solo publicó el resultado de 4, quedando en la más absoluta obcuridad 124 obras más, entre ellas la de la calle Nicolás Tamaral de Cabo San Lucas.

 

La licitación

Aunque hasta el momento, MetropóliMx, no ha recibido una respuesta oficial de SEDATU, después de que el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública, ordenara responder a este medio de comunicación, otorgando un plazo de tres días (ya vencidos) para entregar la información, y ofrecer una explicación del caso, MetrópoliMx, obtuvo toda la documentación de la obra vía Compranet.

En el concurso, según el expediente, participaron 36 empresas, y las cuales presentaron los siguientes ofertas económicas:

EmpresaCosto
Grupo Remanosa, S.A de C.V.$23,138,926.27
Hemase, S.A de C.V.$20,747,736.31
Construcción e Instalación de Infraestructura Urbana, S.A de C.V$34,869,695.09
Constructora Díaz Álvarez, S.A de C.V$17,298,909.45
Filiberto Zarate Mercado$21,805,903.80
Construcciones MTN S. de R.L de C.V.$25,804,096.90
Recret, S.A de C.V$19,902,601.14
Dcer Ingeniería S. de R.L de C.V$18,772,702.13
Urbanizadora y Pavimentadora Mega S. de R.L de C.V$23,000,397.32
Maxro Construcciones S. de R.L de C.V$24,472,614.53
Tsunami Servicios y Maquinaria, S.A de C.V$20,298,572.21
Arturo Romero Sillas$18,593,911.53
Vaferi Construcciones, S.A de C.V$15,823,656.08
Grupo Firme de México, S.A de C.V$19,376,387.37
Refa Construcciones, S.A de C.V$19,537,275.76
Construcción y Urbanizadora Prizma, S.A de C.V$23,619,202.68
Grupo de Desarrollo de Tamaulipas, S.A de C.V$22,249,797.85
Servicios Administrativos Praga, S.A de C.V$21,490,390.57
Grupaem México JF S.A de C.V$30,697,803.05
Constru-Proyectos Chame, S.A de C.V$22,340,169.76
Sit Comunicaciones, S.A de C.V$30,430,231.87
Soluciones Tecnológicas del Grijalva, S.A.P.I de C.V$21,980,929.17
R&R Concretos S.A de C.V$31,322,431.10
Construcción y Control de Obra Civil, S.A de C.V$23,101,209.52
Proyectos y Construcciones JAD, S.A de C.V$28,809,677.
Constructora Val-Care, S.A de C.V$19,030,552.94
Deraney Constructora, S. de R.L de C.V$29,585,635.59
MR Infraestructura y Publicidad S.A de C.V$18,953,890.41
Solmex Ingeniería S de R.L de C.V$21,504,435.74
Vrech, S.A de C.V$26,126,900.82
Grupo Ixan Asociados, S.A de C.V$23,754,533.50
Constructora Barrom, S.A de C.V$18,242,258.52
EdderCop Construcciones, S.A de C.V$30,743,959.37
Vegos Constructores, S.A de C.V$30,759,633.04
Asfaltos Prisma, S.A de C.V$21,505,626.49
Grupo Plarciac, S.A de C.V$28,946,677.58

 

Fuente: Compranet

Nota: El color rojo son las dos empresas de los prestanombres de Narciso Agúndez que participaron en el concurso, y el color azul, son las empresas que presentaron ofertas menores a 20 millones de pesos.

También puedes leer: https://metropolimx.com/el-cachorro-de-la-corrupcion/

Así, y después de que el jefe del departamento de Apoyo y Seguimiento de la Dirección de Recursos Materiales y Servicios Generales de SEDATU, Sergio Rodríguez Meza, analizó las propuestas económicas, comenzó a despejar el camino a Narciso Agúndez Montaño, descalificando a 30 empresas y dejando solamente a 6 finalistas, como fueron Grupo Remanosa, S.A de C.V; Maxro Construcciones S. de R.L de C.V; Sit Comunicaciones, S.A de C.V; Vrech, S.A de C.V; Grupo Ixan Asociados, S.A de C.V. y Grupo Plarciac, S.A de C.V

El propio servidor público federal fue en contra de los principios de la Ley de Austeridad, porque descalificó a las 10 propuestas económicamente más bajas, bajo argumentos inverosímiles, como de que “no cumple con el total de requisitos solicitados para acreditar la capacidad financiera”, “no presentó declaración fiscal en 2018”, “tiene diferencias en el nivel de pasivos”, “propuesta económicamente insuficiente”, “el precio de insumos no corresponden al precio de mercado de la zona o región, donde se ejecutarán los trabajos”, “el personal no acredita capacitación”, “el personal no cumple con lo solicitado” y hasta de que “el personal no firma el curriculum”.

De tal modo que el representante de SEDATU, Sergio Rodríguez Meza, terminó por adjudicar el contrato a Grupo Remanosa, S.A de C.V, porque casualmente –según él—“reúne todos los requisitos”, argumentando que “entre las propuesta solventes, resultó el más bajo”, autorizando pagar 7 millones 315 mil 270 pesos con 70 centavos de más, en comparación con la propuesta realmente más baja, presentada por la empresa Vaferi Construcciones, S.A de C.V, con tal de beneficiar a “Los Agúndez”.

 

 

Las empresas fachadas

Desde luego que tras obtener la copia de toda la documentación, MetrópoliMx, inició una revisión de la información particularmente de Grupo Remanosa, S.A de C.V, descubriendo primero que la persona que aparece como “Represente Legal”, es nada menos y nadamas que una íntima amiga de “Los Agúndez”.

Se trata de María del Rocío Batidas Barraza, una profesora de la Escuela Primaria “Niños Héroes de Chapultepec”, localizada en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, y donde actualmente imparte clases desde 2009.

La maestra está casada desde el 14 de diciembre de 1984, con José Haro Rochín, un profesor de Ciencias Químicas que estudió en la Universidad Autónoma de Sinaloa, y quien actualmente radica junto con su esposa en Culiacán.

Peor aún.

El esposo de la profesora, José Haro Rochín, casualmente aparece como “Representante Legal”, de otra constructora que participó en la misma licitación amañana de la Sedatu, denominada Hemase, S.A de C.V.

Es decir, según los documentos en poder de MetrópoliMx, la pareja participó en la Licitación Pública Nacional, y quienes sospechosamente, colocaron a Narciso Agúndez Gómez, como “residente de obra”.

En esta investigación, MetrópoliMx, obtuvo una fotografía donde aparecen en una comida Narciso Agúndez Montaño, y su hijo Narciso Agúndez Gómez, acompañados de sus dos prestanombres, y donde María del Rocío Batidas Barraza, casualmente, resultó ser la ganadora de la pavimentación de la calle Nicolás Tamaral de Cabo San Lucas, cuando según el historial en sus propias redes sociales, no tiene ni la más remota idea de lo que es una construcción, lo que es verdaderamente grave.

En virtud de lo anterior es necesario que la Unidad de Investigación Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público o el Sistema Nacional Anticorrupción, abra de inmediato una investigación, sobre todo ahora que la corrupción paso a ser delito grave sin derecho a fianza, después de las reformas constitucionales, y lo que parece no preocupar a la SEDATU.

 

 

 

2 Comentarios

  1. QUE BUENO QUE METROPOLI HAGA ESTAS EVIDENCIAS DE LOS AGUNDEZ COTA MONTAÑO, QUE SON UN VIRUS QUE BCS NO SE HA PODIDO LIBRAR AUN DE ESTE VIRUS QUE SON LOS AGUNDEZ COTA MONTAÑO RATEROS Y TRANZAS QUE LOPEZ OBRADOR LOS TRAJO DE VUELTA A ESTOS CORRUPTOS COMPROBADOS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here