Delincuente armado roba en motel y falla asaltó en dos gasolineras de La Paz

En una sola noche, el ladrón estuvo en tres negocios encañonando a sus víctimas con un rifle de asalto, pero no fue detenido por la policía.

0

noticias La Paz, Baja California Sur.- Minutos antes de las 5 de la madrugada del pasado jueves 7 de enero, un solitario ladrón que portaba un rifle como arma delictiva, ingresó a la recepción del Motel “El Puente”, ubicado en el kilómetro 8 de la carretera transpeninsular, para encañonar a la encargada del horario nocturno del espacio de alojamiento y amenazarla con dispararle, si no le daba todo el dinero de la caja registradora.

noticias la paz covid
noticias la paz covid

Temiendo por su vida, la trabajadora de nombre Claudia Vanesa “N”, le entregó al ladrón la cantidad de 2 mil 400 pesos en efectivo.

Posteriormente, el hampón salió corriendo de la sala de espera del motel y abordó un automóvil color blanco Nissan Sentra, huyendo con rumbo desconocido.

Su primer ilícito, delincuente llegó en el automóvil blanco a la estación de gasolina PEMEX, localizada en Pino Payas y Acceso, descendiendo del vehículo y apuntando con el rifle al despachador en turno, pidiéndole todo el dinero recaudado del servicio de combustible.

El trabajador le comentó al delincuente que él no tenía el dinero de las ventas del día, ya que horas antes había sido realizado el corte de estación y el efectivo había sido resguardado en la caja fuerte.

El Delincuente dejó de apuntar con su arma al despachador, abordo el coche y se fue del lugar.

Puedes leer también: https://metropolimx.com/con-cuchillo-en-mano-ladron-adolescente-asalta-estacion-de-gasolina-en-la-paz/

No conforme con su primer atraco en el motel, y el intento de asalto a la gasolinera, el mismo ratero se dirigió a otra estación de gasolina en las calles Oaxaca y Nayarit, en la colonia Las Garzas.

El mismo Nissan Sentra en el que se transportaba, en una de las bombas de recarga de gasolina, para sacar por la ventana del auto el rifle con el que comete sus delitos y amenazar al despachador con detonar su arma, si no le daba dinero.

Se hampón, cuando echó a correr hacia las oficinas de la estación, encerrándose con llave en su interior.

Momentos después, el delincuente se fue derrapando llanta del lugar sin conseguir su robo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here