La Paz, Baja California Sur.- Cuando el comerciante José Luis Briseño González fue ejecutado hoy, según la escena del crimen, habría descendido de su camioneta pick up color blanca Toyota Hilux, corrió alrededor de 30 metros y cayó muerto, después de recibir tres disparos de arma de fuego en el kilómetro 32.5 de la carretera de La Paz a San Juan de la Costa.

El empresario especializado en la reparación de transformadores, vestido con pantalón de mezclilla, playera azul claro, botas y chamarra deportiva azul marino, intentó huir de sus asesinos, pero simple y llanamente, no pudo.

Primero corrió en dirección a unos matorrales, y después hacia un cerro que no pudo escalar, por lo que su cuerpo quedó tirado boca abajo en las faldas de la montaña.

En el tramo carretero donde el comerciante José Luis Briseño González fue ejecutado no había señal telefónica, por la que tampoco pudo avisar a sus familiares o pedir auxilio a los guardias de seguridad de la compañía Rofomex, y donde era proveedor de servicios profesionales.

Los trabajadores del Rancho El Sauzozo fueron los únicos que –según las primeras investigaciones—escucharon las detonaciones de arma de fuego, y los cuales avisaron al personal de seguridad de Rofomex.

En la escena del crimen aparece la camioneta en el primer cuadro, y la víctima de 50 años, en el fondo, pegado al cerro.

La compañía entonces envió su cuadrilla de paramedicos, y los cuales detectaron que el comerciante ya no tenía signos vitales, por que lo que el caso fue reportado a la comandancia de la Policía Municipal de El Centenario, y un agente fue enviado hasta la zona.

De tal manera que –tras confirmar el hallazgo—el agente de seguridad notificó el caso a la Comandancia de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur, hasta donde llegaron agentes de investigación y peritos.

El cuerpo del comerciante de apróximadamente 50 años fue levantado y transladado al Servicio Médico Forense para la practica de la necropsia de Ley.

La víctima –de acuerdo a los datos recabados por la PGJE—era familiar de Francisco Javier Saldaña Cuevas, uno de los integrantes de la afamada familia originaria de Ciudad Constitución.

La PGJE, abrió una Carpeta de Investigación para dar con los presuntos responsables.

No te puedes perder esta noticia: https://metropolimx.com/los-ladrones-mas-escurridizos-de-la-paz/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here